guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Entidades de acción social

Entidades de acción social

Organizaciones de carácter privado, surgidas de la iniciativa ciudadana, solidarias y de participación social, cuyo fin es el interés general y la ausencia de ánimo de lucro. Impulsan el reconocimiento y el ejercicio de los derechos civiles, así como de los derechos económicos, sociales o culturales de las personas y grupos vulnerables o que se encuentran en riesgo de exclusión social.

Gestión empresarial

Concepto

Las Entidades del Tercer Sector de Acción Social (Entidades de Acción Social) son aquellas organizaciones de carácter privado, surgidas de la iniciativa ciudadana o social, bajo diferentes modalidades, que responden a criterios de solidaridad y de participación social, con fines de interés general y ausencia de ánimo de lucro, que impulsan el reconocimiento y el ejercicio de los derechos civiles, así como de los derechos económicos, sociales o culturales de las personas y grupos que sufren condiciones de vulnerabilidad o que se encuentran en riesgo de exclusión social (artículo 2.1 de la Ley 43/2015, de 9 de octubre, del Tercer Sector de Acción Social).

Son entidades del Tercer Sector de Acción Social (TSAS) las asociaciones, las fundaciones, así como las federaciones o asociaciones que las integren, siempre que cumplan con lo previsto en la Ley 43/2015, de 9 de octubre. Para la representación y defensa de sus intereses de una forma más eficaz, y de acuerdo con la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del derecho de asociación, y con su normativa específica, las entidades del TSAS podrán constituir asociaciones o federaciones que, a su vez, podrán agruparse entre sí (artículo 2.2 Ley 43/2015).

Son, en definitiva, aquellas entidades que siempre han estado al lado de las personas en situación de desigualdad y con problemas estructurales de exclusión social y a las que han hecho frente.

Características de las entidades que conforman el tercer sector de acción social

Se requiere cumplir con los siguientes principios rectores para ser consideradas entidades del TSAS de ámbito estatal, con independencia de su naturaleza jurídica:

  • a) Tener personalidad jurídica propia.
  • b) Ser de naturaleza jurídica privada.
  • c) No poseer ánimo de lucro y tener carácter altruista.
  • d) Garantizar la participación democrática en su seno, conforme a lo que establece la normativa aplicable a la forma jurídica que adopte.
  • e) Actuar de modo transparente, tanto en el desarrollo de su objeto social como en el funcionamiento, gestión de sus actividades y rendición de cuentas.
  • f) Desarrollar sus actividades con plenas garantías de autonomía en su gestión y toma de decisiones respecto a la Administración General del Estado.
  • g) Contribuir a hacer efectiva la cohesión social, por medio de la participación ciudadana en la acción social, a través del voluntariado.
  • h) Actuar de modo que se observe efectivamente en su organización, funcionamiento y actividades el principio de igualdad de oportunidades y de trato y no discriminación con independencia de cualquier circunstancia personal o social, y con especial atención al principio de igualdad entre mujeres y hombres.
  • i) Llevar a cabo objetivos y actividades de interés general definidas así en una norma con rango de ley y, en todo caso, las siguientes actividades de interés social:
    • 1.ª La atención a las personas con necesidades de atención integral socio-sanitaria.
    • 2.ª La atención a las personas con necesidades educativas o de inserción laboral.
    • 3.ª El fomento de la seguridad ciudadana y prevención de la delincuencia.

Algunas cifras de las entidades de acción social

Algunos rasgos identitarios de las entidades del TSAS son, según el estudio de Systeme Innovación y Consultoría (2015): su antigüedad, que puede suponer una consolidación, pues más de la mitad de las entidades tienen una antigüedad igual o superior a 20 años y un 25 % entre 5 y 19 años; su proximidad al lugar donde se gestan, pues casi el 80 % son entidades que actúan a nivel local, provincial y autonómico, siendo minoritarias las que lo hacen en el ámbito estatal o internacional; o su carácter de asociación: más de la mitad de las entidades están asociadas y establecen alianzas, bien para mantenerse en contacto con entidades afines, bien para potenciar su presencia en el Tercer Sector. Además son entidades que son promovidas principalmente por iniciativa ciudadana.

En cuanto al campo de actuación en el que se desenvuelven, es principalmente el de acción social, el de integración-inserción y el socio-sanitario. Entre estos tres se localizan el 82 % de las entidades, seguida de la vivienda (creciendo por las nuevas demandas sociales, igual que la inserción), la cooperación internacional o los derechos humanos. Los resultados de 2015 reflejan que son las familias, las personas con discapacidad, y la población general los grupos prioritarios de personas beneficiarias, con un porcentaje de entidades dedicadas a ellos del 41 %, 37 % y 26 % respectivamente. Niños y jóvenes están en un 24 %

Aunque la mayoría de las actividades son de intervención directa (53 %), un 25 % son transversales, y el resto otras actividades. En las actividades de intervención directa predomina la formación y educación, seguida de la asistencia psicosocial y actividades favorecedoras a la inserción. Las actividades transversales se dividen entre información y sensibilización social y orientación y asesoramiento.

Recuerde que...

  • Las TAS son aquellas entidades que siempre han estado al lado de las personas en situación de desigualdad y con problemas estructurales de exclusión social y a las que han hecho frente.
  • Principios rectores de las entidades del TSAS de ámbito estatal: personalidad jurídica propia, naturaleza jurídica privada, sin ánimo de lucro y carácter altruista, garantizar la participación democrática y actuar de modo transparente.
  • Otras características de las TSAS son: autonomía en su gestión, contribuir a hacer efectiva la cohesión social y principio de igualdad de oportunidades y de trato y no discriminación con independencia de cualquier circunstancia personal o social.
  • Actividades de interés social: atención a las personas con necesidades de atención integral socio-sanitaria, atención a las personas con necesidades educativas o de inserción laboral y fomento de la seguridad ciudadana y prevención de la delincuencia.
Subir