guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Empresa híbrida

Empresa híbrida

Empresas que son capaces de combinar la obtención de valor económico con la obtención de valor social, garantizando su supervivencia a largo plazo.

Gestión empresarial

Concepto

Las empresas privadas de capitales buscan como objetivo prioritario la maximización del beneficio económico sin considerar, a no ser que sea por exigencias legales o como una forma de obtener mayor prestigio o reputación, la obtención de beneficios sociales.

Por otra parte, las organizaciones no lucrativas se centran en alcanzar los fines de sus asociados o determinados fines sociales sin considerar la necesidad de crear valor económico que garantice su supervivencia.

De acuerdo con Porter y Kramer (2011), ambos tipos de empresas están condenadas a fracasar a largo plazo. No son empresas sostenibles porque o bien no tienen en cuenta lo que actualmente demandan los consumidores (impacto social de las empresas) o bien no garantizan la viabilidad económica de su actividad.

Con el concepto de valor compartido, se difumina la línea o separación entre las organizaciones con y sin fines de lucro. Las empresas que persiguen la obtención de valor compartido (la intersección entre el valor económico y el valor social), dejan de ser empresas privadas de capitales o empresas sin fines de lucro para convertirse en lo que Porter y Kramer (2011) denominan Empresas Híbridas. Se trata, por tanto, de empresas que son capaces de combinar la obtención de valor económico con la obtención de valor social, lo que garantiza su supervivencia a largo plazo.

Casos de empresas híbridas

Porter y Kramer (2011) hacen referencia a distintas empresas híbridas. Por ejemplo, citan el caso de WaterHealth International, una empresa privada de capitales y de rápido crecimiento, que utiliza técnicas innovadoras para purificar el agua y distribuir agua potable a un coste mínimo a más de un millón de personas en zonas rurales de India, Ghana y Filipinas. Entre sus inversionistas no solo se encuentra el Acumen Fund, de orientación social, y la Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial, sino también el Fondo de Riesgo de Dow Chemical.

Otro ejemplo que citan Porter y Kramer (2011) es el de Revolution Foods, una start-up estadounidense creada con capital riesgo y con cuatro años de existencia, que entrega todos los días 60.000 comidas frescas, saludables y nutritivas a los estudiantes, y lo hace con un margen bruto mayor que sus competidores tradicionales.

También hacen referencia a Waste Concern, una empresa híbrida con y sin fines de lucro que empezó en Bangladesh hace 15 años, y que ha sido capaz de convertir 700 toneladas de basura, recolectadas diariamente de los barrios pobres, en fertilizante orgánico, mejorando así el rendimiento de los cultivos y reduciendo las emisiones de CO2. Con capitales provenientes del Lions Club y del Programa de Desarrollo de Naciones Unidas, la empresa mejora las condiciones de salud a la vez que obtiene un importante margen bruto mediante la venta del fertilizante y los créditos de carbono.

El caso de Nespresso, una de las divisiones de la empresa Nestlé, es otro ejemplo característico que es citado por Porter y Kramer (2011). Esta empresa consigue un crecimiento anual del 30% desde el año 2000, al conseguir expandir el mercado de café premium mediante el uso de cápsulas de alumnio para una taza, que contienen un café de gran calidad. Esto lo ha hecho rediseñando su política de abastecimiento a través de un programa que consiste en trabajar directamente con los pequeños agricultores de las zonas rurales empobrecidas de África y de Latinoamérica, a los que les ofrece asesoría sobre prácticas agrícolas, les avala préstamos bancarios y crea instalaciones locales para medir la calidad del café en el punto de compra. De esta manera consigue un café de gran calidad a la vez que les paga un buen precio a los agricultores, lo que les permite elevar sus ingresos a la vez que consiguen un menor impacto sobre el medioambiente.

Recuerde que...

  • Las empresas privadas de capitales buscan como objetivo prioritario la maximización del beneficio económico sin considerar, a no ser que sea por exigencias legales o como una forma de obtener mayor prestigio o reputación, la obtención de beneficios sociales.
  • Las organizaciones no lucrativas se centran en alcanzar los fines de sus asociados o determinados fines sociales sin considerar la necesidad de crear valor económico que garantice su supervivencia.
  • Ambos tipos de empresas están condenadas a fracasar a largo plazo. Las empresas que persiguen la obtención de valor compartido (la intersección entre el valor económico y el valor social) son lo que Porter y Kramer denominan empresas híbridas.
  • Nespresso es una de las empresas híbridas con un notable impacto social.
Subir