guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Design Sprint

Design Sprint

Método desarrollado por Google Ventures que permite, en pocos días de trabajo, crear un prototipo y validar ideas con usuarios finales. Hace posible definir la hoja de ruta (roadmap) de un producto en cinco fases: entender y analizar el problema, hacer un boceto de ideas, decidir la solución, hacer un prototipo del producto y testar en usuarios.

Definición y desarrollo del concepto

El Design Sprint (Carrera o Sprint de diseño), combinación de otros tres métodos: Design Thinking, Lean Startup y Agile, es una metodología de trabajo intensiva, de 3 a 5 días, que combina ciertas actividades que, en conjunto, intentan responder a un problema o a una necesidad en el mercado generando una serie de ideas creativas y llegando a un prototipo probado.

Los objetivos de esta filosofía de trabajo se pueden resumir del siguiente modo:

  • Aportar más agilidad al entorno corporativo.
  • Impulsar la innovación y fomentar el pensamiento centrado en el usuario.
  • Mejorar, adaptar o crear productos o servicios en pocos días.
  • Conseguir un prototipo tangible que probar en clientes.
  • Lograr una eficiencia monetaria y temporal, ahorrando costes y acortando plazos.

La metodología tiene su origen en Jake Knapp, quién empezó a ejecutarla en Google en 2010. Dos años después, Knapp llevó el concepto a Google Ventures, compañía de capital de riesgo de Google, donde otra parte del equipo (Braden Kowitz, Michael Margolis, John Zeratsky y Daniel Burka) se encargaron de acabar de perfeccionar el proceso.

En 2016 Google Ventures patrocinó el lanzamiento del libro “Sprint: El método para resolver problemas y testar nuevas ideas en solo 5 días”, escrito por Jake Knapp, en co-autoría con John Zeratsky y Braden Kowitz.

Utilidad práctica del enfoque

El método busca potenciar el desarrollo de nuevas soluciones en campos como la salud, la inteligencia artificial, la robótica, el transporte, la seguridad informática y la agricultura. Para ello se centra en la creación rápida de prototipos y pruebas de los usuarios, acortando los ciclos de debate y comprimiendo meses de trabajo en unos días.

Empresas como Google, Nike, Spotify, Airbnb, Netflix, LinkedIn, Lufthansa o Lego, confían y aplican Design Sprint en sus procesos. Algunos ejemplos son:

  • - Google: 3 días para rediseñar su proceso de contratación y un equipo de 30 stakeholders de todos los departamentos.
  • - Lego: utiliza el método para lograr una renovación constantemente de su oferta. Desde el experimento inicial de 2 meses, Lego ha completado más de 150 sprints de diseño, y ha lanzado docenas de productos.

Características diferenciadoras

Las características principales de esta metodología son las siguientes:

  • - Es muy útil cuando se tiene la idea pero aún no se ha construido el producto.
  • - Sirve para prototipar y validar ideas con usuarios finales de forma rápida.
  • - Reúne las estrategias de User Research y Design Thinking más efectivas.
  • - Permite ahorrar costes ya que comprime el proceso de aprendizaje y permite hacer testeos.

Fases de implementación del Design Sprint

El proceso de Design Sprint se implica una inmersión total durante un mínimo de 4 días de dedicación completa, donde el primer día y el último son claves para el éxito del proyecto. El primer día sirve para que todo el equipo entienda cuál es el reto y el propósito del trabajo y en el último para validar la solución con usuarios finales.

Antes de empezar se definen cuatro puntos clave:

  • - Reto: debe ser claro y conciso.
  • - Equipo Sprint: debe ser multidisciplinar y estar formado por unas siete personas, donde no deben faltar aquellos más cercanos al cliente. También se incluyen las figuras del facilitador (que prepara y guía el proceso). así como la del product owner (como responsable de tomar las decisiones más críticas durante el proceso).
  • - Tiempo: el equipo debe dedicarse en exclusiva al Sprint.
  • - Espacio: una sala para toda la semana, con varias pizarras y todo el material necesario, para que el equipo pueda moverse y sentirse cómodo, en un ambiente agradable, manteniendo una comunicación fluida.

El Design Sprint suele llevarse a cabo de lunes a viernes en unas 40 horas semanales. Cada día se aborda una fase diferente:

Día 1. Comprender

El lunes comienza con la primera fase y una de las más importantes. En este momento el equipo de trabajo debe:

  • - Saber quién es el usuario, cuáles son sus necesidades, motivaciones y sueños.
  • - Conocer el contexto del producto y de la organización.
  • - Se empieza por realizar un mapa de las operaciones: qué quieres conseguir y cómo llegar hasta allí. El equipo repasa todas las preguntas y vota por las diferentes ideas que han surgido. Las ideas más votadas se mantienen en el mapa.

Día 2. Definir

El martes se diseña el boceto del proyecto, planteando soluciones y pasos para concretarlo. Cada miembro creará los bocetos de las ideas planteadas, que serán compartidos al final del día.

Paso 3. Bosquejar

Por la mañana se revisarán las ideas surgidas durante la fase de definición y por la tarde se define la idea que se va a desarrollar y probar. Al final del día, el equipo debe tener listo un storyboard o guion gráfico con el paso a paso de la elaboración del prototipo.

Paso 4. Prototipo

El cuarto día el equipo de trabajo se dedicará a construir el prototipo. Por la mañana se pueden definir los roles de cada miembro del equipo de trabajo y cómo contribuirán a su elaboración. Por la tarde se dedican a construirlo de acuerdo con el storyboard. Al final del día debe estar listo el prototipo y definidos los usuarios reales que lo probarán. También se debe elaborar la encuesta que se realizará para validar/testear el producto.

Paso 5. Validación

Se trata de validar si la idea funciona o no, así como la receptividad del usuario. Por la mañana se puede probar el prototipo con los usuarios seleccionados para observar la interacción del cliente con el prototipo y encuestarlo sobre su uso. Al final del día el equipo discute y decide si el producto es viable o no, definiendo los siguientes pasos a seguir, para proseguir o mejorar el prototipo.

Ventajas de la metodología Design Sprint

Son varias las ventajas de trabajar con Design Sprint:

  • - Productividad. El resultado de cada fase se formaliza en un entregable, por lo que cada una de las fases requiere un progreso.
  • - Team Building. Se aprende a trabajar en equipos cuyos miembros aportan diversidad de posibles soluciones.
  • - Decisiones conjuntas. Al final solo se trabaja con una solución, que se debe elegir de forma conjunta.
  • - Focus block. El grupo se concentra en el reto en las distintas sesiones de trabajo, olvidando distracciones habituales.

Recuerde que...

  • El Design Sprint no debe confundirse con Design Thinking. El Design Sprint toma partes de Desing Thinking así como de otros métodos de toma de decisiones.
  • Este método permite acortar plazos a la hora de crear un prototipo y validar ideas con usuarios finales.
Subir