guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Edtech

Edtech

Edtech es una palabra formada al combinar educación y tecnología (Education y Technology, en inglés) y es una más de las muchas creaciones lingüísticas acuñadas en el contexto de la revolución digital de los últimos años. Puede entenderse como tecnología para la educación, pues se centra en la aplicación de las innovaciones tecnológicas para mejorar, reconducir o transformar el modelo o sistema educativo, con especial orientación hacia los medios de aprendizaje.

Derecho digital e innovación (LegalTech)

Concepto

Edtech es un amplio concepto que se refiere a cómo las tecnologías se pueden aplicar en el ámbito educativo o de la enseñanza en todos sus niveles. En su interpretación académica atiende al estudio, análisis y resolución de los problemas de aprendizaje desde un enfoque tecnológico; mientras que, en su interpretación práctica, comprende toda forma de aprendizaje o enseñanza que utilice algún tipo de tecnología de la era digital, como pueden ser, aplicaciones (apps), tecnologías interactivas, programas informáticos, simuladores, dispositivos, asistentes de voz, servicios de formación en la nube (cloudeducation), etc., por lo que es algo más que la utilización de proyectores de diapositivas, o de la enseñanza mediante videos o documentos audiovisuales.

Descripción

La tecnología aplicada en la educación debe entenderse como una herramienta que trata de mejorar o hacer más atractivos, amenos o interesantes los procesos de aprendizaje, con el objetivo de mejorar el rendimiento y la eficacia del sistema educativo. Por ello, es importante que la tecnología aplicada aporte realmente valor y que verdaderamente ayude a mejorar el aprendizaje. Si esa tecnología resulta ser compleja de aplicar no tendrá éxito, por lo que debe ser sencilla de implantar, accesible y asequible. La tecnología debe ser un catalizador y un potenciador del aprendizaje de una materia y no una complejidad adicional a la misma.

De modo indirecto, la Edtech puede incluir la aplicación de tecnología en los servicios de gestión académica, en la medida en que se mejoran los canales de comunicación y se consigue mayor implicación y satisfacción de estudiantes y docentes con los procedimientos administrativos (campus virtuales, plataformas de enseñanza, repositorios de documentación, gestiones administrativas de matriculación, actividades académicas complementarias, registro y validación de titulaciones y competencias, convalidaciones de materias, movilidad internacional, etc.). En este contexto, el procesamiento y análisis de información mediante big data, la gestión mediante inteligencia artificial o los registros de datos o titulaciones adquiridas en redes blockchain son ámbitos con gran potencial de desarrollo.

Desde otro punto de vista, la Edtech no debe entenderse como el uso de tecnología para sustituir la actividad formativa realizada por los docentes o educadores; es decir, no es una forma de reemplazar humanos por máquinas, sino que la tecnología debe ser una herramienta al servicio de profesores y estudiantes. Así, la inteligencia artificial, la robótica, o los asistentes digitales serán un complemento que ayude a potenciar las cualidades docentes de los profesores.

La tecnología se ha incorporado paulatinamente en la enseñanza en todos los niveles. Hasta hace pocos años -y en cierto modo sigue ocurriendo mayoritariamente-, las aulas de escuelas o universidades no se diferenciaban apenas de las del siglo pasado: pupitres y pizarra o encerado. Desde comienzos del siglo XXI, las presentaciones con diapositivas, las pizarras electrónicas, los recursos audiovisuales, las tabletas, los computadores o los propios teléfonos celulares son elementos comunes y herramientas de trabajo. Pero también, gracias a Internet, se ha desarrollado la formación online en todos los niveles educativos, especialmente en la educación superior, postgrado y formación de profesionales.

La tercera década del siglo XXI implica la incorporación de la inteligencia artificial, los servicios en la nube, los análisis de rendimiento predictivos mediante big data para poder actuar a tiempo cuando se detectan debilidades en el rendimiento académico, la impresión 3D en el aula, la proyección de hologramas, la utilización de la realidad aumentada y de la realidad virtual (que romperán el concepto clásico de infraestructuras físicas para la educación), etc., haciendo más experiencial y activo el proceso formativo, frente al formato más pasivo del estudiante en los siglos anteriores. Además, las tecnologías aplicadas en la educación contribuyen a una formación más tecnológica de los estudiantes y a su mejor preparación para las profesiones del futuro, que demandan ya habilidades digitales que, en ocasiones, dejan en segundo plano a los conocimientos clásicos.

La experiencia satisfactoria de usuario que se trata de ofrecer en todos los servicios se traslada así a los estudiantes y docentes y se adapta al contexto de la sociedad digital. Si la sociedad cambia en sus hábitos de relación, de atención y de comunicación, también debe cambiar o adaptarse el modelo educativo, de lo contrario, no atraerá el interés de los estudiantes y ocasionará un mayor fracaso escolar en todos los niveles, así como la pérdida de talento que no funciona con los modelos memorísticos más clásicos.

Los estudiantes necesitan exponerse más a la tecnología en el aula, tanto para mejorar y adaptar a los nuevos tiempos su experiencia de aprendizaje, como para adquirir habilidades digitales que van a precisar en su futuro profesional.

En este proceso deben estar involucrados estudiantes, docentes y autoridades educativas, con una visión más amplia y receptiva hacia la tecnología como herramienta de ayuda al aprendizaje.

Recuerde que...

  • Edtech procede de la fusión de las palabras educación y tecnología.
  • Edtech se refiere al uso de la tecnología para el aprendizaje y para la mejora del sistema educativo, aumentando la eficiencia del proceso de aprendizaje y generando una mejor experiencia tanto para estudiantes como para educadores.
  • La tecnología no es un fin sino una herramienta para mejorar el aprendizaje, al tiempo que ayuda a desarrollar las habilidades digitales.
Subir