guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Falsificación de tarjetas de crédito,...

Falsificación de tarjetas de crédito, débito y cheques de viaje

Estos delitos surgen de la protección intermedia que se le otorga a las tarjetas de crédito y débito y cheques de viaje, como medio de pago, en relación a su distinta eficacia, situándolas entre las monedas y los documentos mercantiles. Anteriormente, se equiparaban a la moneda, equiparación que desaparece con la reforma introducida por la LO 5/2010.

BBB. Las falsedades

Cuestiones comunes

Su encuentran regulados en la Sección 4ª del Capítulo II, del Título XVIII, bajo la denominación «De la falsificación de tarjetas de crédito y débito y cheques de viaje», artículo 399 bis CP, modificado por la LO 5/2010, de 22 de junio.

El bien jurídico protegido coincide con el bien jurídico de las falsedades documentales, delimitado jurisprudencialmente como la necesidad de proteger la fe pública y la seguridad del tráfico jurídico, evitando que tengan acceso a la vida civil y mercantil documentos probatorios falsos con la finalidad de alterar la realidad jurídica y atendiendo a las funciones que deben cumplir en el tráfico jurídico, como son:

  • Función de perpetuación, en cuanto a la fijación material de unos pensamientos de carácter duradero.
  • Función probatoria, en cuanto se ha creado para acreditar o probar algo y el documento lo prueba.
  • Función de garantía, en relación con el propio contenido material del documento que asegura a las personas de los intervinientes lo manifestado, pactado o descrito.

El objeto material del delito de las distintas modalidades delictivas contempladas en el artículo 399 bis CP, se restringe a:

  • Tarjetas de crédito, emitidas por una entidad financiera o de crédito autorizada, por las que se autoriza a los titulares a realizar operaciones sobre una línea de crédito.
  • Tarjetas de débito emitidas por entidad financiera o entidad autorizada que operan directamente sobre le saldo de la cuenta corriente a la que esté vinculada dicha tarjeta.
  • Cheques de viaje, emitidos por entidades bancarias, financieras o grandes compañías turísticas, consisten en títulos valores a nombre de la persona que los firma en el momento de la emisión, y se hace efectivos en otra entidad financiera o como medio de pago en establecimientos mercantiles.

De esta manera se excluye las demás tarjetas utilizadas como medio de pago, como las tarjetas monedero, las tarjetas recargables o de prepago que no sean de crédito o débito y los documentos mercantiles de pago como cheque, pagará o letra de cambio que se englobarían dentro de los delitos de falsificación de documento mercantil.

Tras la reforma operada por la LO 5/2010, de 22 de junio, se elimina la equiparación existente entre las tarjetas de crédito y débito y cheques de viaje y la moneda, dejando de considerarlas como tal y pasando a tener su protección propia e intermedia en el artículo 399 bis CP, debido a la distinta eficacia como medio de pago, situándose entre la moneda y los documentos mercantiles como letras de cambio o cheques, como medio de pago.

Fabricación o tenencia de útiles para la falsificación de moneda y documentales

Disposición común a todos los delitos comprendidos en el Título lo dispuesto en el artículo 400 CP, modificado por la LO 1/15, de 30 de marzo, como actos preparatorios elevados a la categoría de delito autónomo, donde se castiga la fabricación y tenencia de útiles para la falsificación de monedas y documentales. Tipifica:

  • Fabricación.
  • Recepción.
  • Obtención.
  • Tenencia.

Cuando recaigan sobre instrumentos, sustancias, datos, programas informáticos, aparatos, elementos de seguridad y otros medios específicamente destinados a la falsificación

Delito común, de mera actividad, que castiga la mera disponibilidad de los medios detallados, sin que se requiera la puesta en funcionamiento, pero han de poseer la aptitud y cualidad para servir a la falsificación.

Delito doloso que requiere el dolo específico de destinarlo a la falsificación

La pena prevista es la misma que cada tipo delictivo prevé para los autores, que implica la imposición de la misma pena al acto preparatorio que al delito, e implica la no admisión de las formas imperfectas de participación.

Uso de documentos auténticos por quien no sea el titular

También como disposición común en el artículo 400 bis CP se tipifica el uso de documentos auténticos por quien no es el titular equiparando las conductas de uso de documento falso, ya sea público, oficial, mercantil o privado, despachos telegráficos y certificaciones, al uso del documento auténtico sin estar legitimado o tener capacidad para ello, exigiendo dolo falsario.

Modalidades delictivas

El artículo 399 bis CP contempla tres modalidades delictivas:

  • Falsificación que se tipifica en el apartado 1 del artículo 399 bis CP, que contiene un tipo básico y un subtipo agravado si afecta a una pluralidad de personas o los hechos se cometen en el marco de una organización criminal Regula también la responsabilidad penal de las personas jurídicas para el delito de falsificación de tarjetas de crédito y débito y cheques de viaje.
  • Tenencia para su distribución o preordenada al tráfico, tipificada en el apartado 2 del artículo 399 bis CP.
  • Uso en perjuicio de tercero y a sabiendas de su falsedad, tipificada en el apartado 3 del artículo 399 bis CP.

Falsificación de tarjetas

Tipo básico

La conducta típica del apartado 1 del artículo 399 bis contempla cuatro modalidades delictivas que se enumeran de manera ejemplificativa:

  • Alterar
  • Copiar
  • Reproducir
  • Falsificar de otro modo.

La conducta ha de recaer sobre el objeto material del delito que delimita el propio apartado 1 del artículo 399 CP:

  • Tarjetas de crédito emitidas por una entidad financiera o de crédito autorizada, por las que se autoriza a los titulares a realizar operaciones sobre una línea de crédito.
  • Tarjetas de débito emitidas por entidad financiera o entidad autorizada que operan directamente sobre le saldo de la cuenta corriente a la que esté vinculada dicha tarjeta.
  • Cheques de viaje, emitidos por entidades bancarias, financieras o grandes compañías turísticas, consisten en títulos valores a nombre de la persona que los firma en el momento de la emisión, y se hace efectivos en otra entidad financiera o como medio de pago en establecimientos mercantiles.

Naturaleza

Delito mixto alternativo, de mera conducta, y de acción, no cabe la comisión por omisión, cuyo elemento subjetivo exige dolo falsario.

El sujeto activo del delito puede ser cualquier persona, es un delito común.

La pena prevista es la de prisión de cuatro a ocho años.

Subtipo agravado

El último inciso del apartado 1 del artículo 399 CP tipifica un subtipo agravado si en las conductas contempladas en el apartado 1 del artículo 399 bis CP concurren alguna de las siguientes circunstancias:

  • Afectación a una pluralidad de personas, delito masa, que no requiere pluralidad de acciones, es también aplicable en casos de unidad de acción, frente a la modalidad de delito continuado en los delitos patrimoniales, que, de concurrir los requisitos, sería de aplicación por el principio de alternatividad.
  • Comisión de los hechos en el marco de una organización criminal, como agrupación formada por más de dos personas de carácter estable o por tiempo indefinido, que de manera concertada y coordinada se repartan las diversas funciones o tareas con la finalidad de cometer delitos, sin que se exija la adscripción estable a la organización.

La pena prevista para el subtipo agravado del último inciso del apartado 1 del artículo 399 CP será la contemplada para el tipo básico en su mitad superior, luego prisión de seis años y un día a ocho años.

Responsabilidad penal de las personas jurídicas

El apartado 2 del artículo 399 bis CP, tras ser introducida por la LO 5/10, de 22 de junio, la responsabilidad penal de las personas jurídicas siempre que esté prevista en su parte especial, tipifica la responsabilidad penal de las personas jurídicas cuando sean sujetos responsables del delito de falsificación de tarjetas de crédito, débito o cheques viaje, del apartado 1 del artículo 399 bis CP y se den el resto de requisitos establecidos en el art. 31 bis CP. Se impone la pena de multa de dos a cinco años. Además, conforme a las reglas del artículo 66 bis CP, se otorga la facultad al Juzgador de imponer potestativamente las penas previstas en el art. 33.7 b) a g) CP, que son:

  • La disolución de la personalidad jurídica, que implicará la pérdida definitiva de su personalidad jurídica, así como la de su capacidad de actuar de cualquier modo en el tráfico jurídico, o de lleva a cabo cualquier actividad, aunque fuera lícita.
  • La suspensión de sus actividades por un plazo que no podrá exceder de cinco años,
  • La clausura de sus locales y establecimientos por un plazo que no podrá exceder de cinco años,
  • La prohibición de realizar en el futuro las actividades en cuyo ejercicio se haya cometido, favorecido o encubierto el delito, bien de manera temporal o definitiva, si bien, si fuese temporal, no podrá superar los quince años,
  • La inhabilitación para obtener tanto subvenciones como ayudas públicas, para contratar con el sector público y para gozar de beneficios e incentivos fiscales o de la Seguridad Social, también por un plazo que no podrá exceder de quince años
  • La intervención judicial para salvaguardar los derechos de los trabajadores o de los acreedores por el tiempo que se estime necesario y que no podrá excede de cinco años.

Tenencia de tarjetas de crédito y débito o cheques de viaje

Se encuentra regulado en el apartado 2 del artículo 399 bis CP, modificado por la LO 5/2010, de 22 de junio.

La conducta típica consistirá en la tenencia de tarjetas de crédito y débitos falsificadas y cheques de viaje falsificados cuando esté preordenada al tráfico.

Es un delito de mera conducta, cometido por acción, eminentemente doloso, y el ánimo de destinarlo al tráfico.

La pena prevista será la de prisión de cuatro a ocho años por remisión expresa a la pena prevista en el apartado 1 del artículo 399 bis CP.

Uso de tarjetas de crédito y débito o cheques de viaje falsificados

Por último, el apartado 3 del artículo 399 bis CP tipifica el uso, la utilización de las tarjetas de crédito o débito y cheques de viaje falsificados, que requiere dos elementos:

  • Uso que ha de realizarse con conocimiento de su falsedad
  • Creación de un perjuicio a terceros.

Es un delito de mera conducta, de acción, donde no tiene cabida la comisión por omisión. Requiere dolo, además del conocimiento y voluntad el ánimo específico de crear un perjuicio.

La pena prevista en el apartado 3 del artículo 399 bis CP es la de prisión de dos a cinco años.

Recuerde que…

  • Regulados en la Sección 4ª del Capítulo II, del Título XVIII, artículo 399 bis CP.
  • La LO 5/2010 elimina la equiparación entre moneda y tarjetas de crédito o débito y cheques viaje.
  • Se regula la responsabilidad penal de las personas jurídicas para el delito de falsificación de tarjetas de crédito, débito y cheques viaje.
  • Equipara la tenencia a la falsificación.
  • El objeto materia se restringe a tarjetas de crédito y débito y cheques de viaje.
Subir