guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Bono estructurado

Bono estructurado

Combinación de activos de renta fija y/o variable, y productos derivados sobre dichos activos, otros activos o índices, que permite al adquirente del bono realizar una inversión con rentabilidad variable.

Un bono estructurado es una combinación de activos de renta fija y/o variable, y productos derivados sobre dichos activos, otros activos o índices, que permite al adquirente del bono realizar una inversión con rentabilidad variable en función de la evolución de uno o varios subyacentes, rentabilidad que asimismo puede ser acotada superior o inferiormente en función de la “estructura” de la que se ha decidido dotar al producto.

Los bonos estructurados comenzaron a utilizarse generalizadamente a nivel internacional a partir de 1985, existiendo varias generaciones de bonos estructurados. En España, empezaron a desarrollarse a partir de 1994.

Los bonos estructurados se desarrollaron debido a la gran competencia existente entre los intermediarios y emisores y a la necesidad de innovación en el diseño de productos financieros que dieran solución a las necesidades cada vez más complejas de emisores e inversores.

Los elementos habitualmente necesarios para generar un bono estructurado son los siguientes:

  • El Inversor: Demanda un bono especial a medida de sus necesidades, aunque se puede estructurar primero el bono, y buscar luego a los inversores potenciales.
  • El Emisor: Entidad que normalmente fija un coste financiero de emisión y cubre las posibles posiciones de riesgo contra un banco de inversión. No tiene por qué tener la posición contraria al inversor, e incluso puede no conocer siquiera la existencia del bono estructurado, que se ha creado sobre la base de sus valores adquiridos en los mercados secundarios.
  • El Intermediario: Suele ser un banco de inversión que, partiendo de la demanda de sus clientes, consigue los bonos subyacentes del mercado, o del emisor. Suele asumir los instrumentos derivados que forman parte de la estructura.

El bono es la forma más habitual de estructurar una inversión. Puede hacerse utilizando emisiones estándar, bien en mercado primario, bien en mercado secundario. También pueden utilizarse emisiones a medida, solicitadas por el intermediario al emisor, a propósito de la generación de la estructura. Una vez estructurados, los bonos pueden ser admitidos a negociación en mercados oficiales.

Los bonos estructurados son productos que pueden ser adquiridos por todo tipo de inversores, en particular, fondos de inversión o compañías de seguros, aunque en muchos países, la legislación somete a autorización administrativa muchas modalidades de emisión: divisas, cupón cero, indiciadas, etc., lo que dificulta la estructuración.

Podemos clasificar los bonos estructurados según distintos criterios:

  • Según el Plazo:
    • Corto Plazo (3 - 18 meses).
    • Medio Plazo (hasta 5 años).
    • Largo Plazo (de 5 a 30 años).
  • Según las Expectativas reflejadas en la Estructura:
    • Apuesta alcista de la evolución del subyacente.
    • Apuesta bajista de la evolución del subyacente.
    • Acotación de la volatilidad del subyacente.
    • Combinación de las anteriores a lo largo del tiempo.
  • Según el Tipo de Indiciación:
    • o Indiciados a tipos de interés.
      • Según las curvas de tipos “swap”.
      • Según las relaciones existentes entre distintas curvas.
      • Según las relaciones existentes entre tramos de curvas.
    • o Indiciados a tipos de cambio.
      • Según las relaciones existentes entre las divisas.
      • Según el cambio de una cesta de divisas.
    • o Indiciados a índices bursátiles.
      • Índice de la Bolsa (Ej. Ibex).
      • Cesta de índices de varias bolsas.
      • Cotización de varias acciones.
    • o Indiciados a materias primas.
      • Cotización de varias materias primas.
      • Cesta de índices de materias primas.
  • Según el Pago de la Contraprestación:
    • o Contraprestación vía cupón periódico.
      • Cupón fijo, garantizado por la estructura.
      • Cupón variable.
    • o Con mínimo garantizado.
    • o Sin mínimo garantizado.
    • o Cupón creciente.
    • o Todo o nada.
    • o Cupón condicional.
    • o Contraprestación vía amortización.
      • Principal garantizado.
      • Amortización variable.
    • o Con o sin cobertura mínima.
    • o Con o sin límite máximo.

Recuerde que...

  • El bono es la forma más habitual de estructurar una inversión.
  • Los bonos estructurados son productos que pueden ser adquiridos por todo tipo de inversores.
  • Los bonos estructurados se clasifican según el plazo, las expectativas en la estructura, el tipo de indiciación y el pago de contraprestación.
Subir