guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Preferrence Equity Redemption Cumulat...

Preferrence Equity Redemption Cumulative Stock (PERCS)

Dentro de las diversas modalidades de títulos preferentes que forma parte del capital en las empresas anglosajonas, PERCS se corresponde con acciones preferentes que al vencimiento del contrato pueden convertirse en acciones ordinarias o en dinero en efectivo, dependiendo de la cotización de las acciones ordinarias en el mercado bursátil.

Contabilidad y finanzas

Concepto

Término anglosajón, correspondiente a un producto de los denominados híbridos, basado en la inversión en títulos preferentes, a los que se les da la opción de convertirse, bien en acciones ordinarias, bien en efectivo cuando llega el vencimiento de los mismos, normalmente entre tres y cinco años. El contrato tiene una fecha predeterminada, y la modalidad de conversión asimismo está establecida, siendo habitual que se proceda al canje automático de los títulos preferentes por acciones ordinarias en la fecha fijada.

No obstante, la decisión del canje queda a discrecionalidad del emisor, por lo que, si las acciones ordinarias cotizaran por debajo del precio de ejercicio de los PERCS, los PERCS se canjearían por las acciones a valor nominal (un PERC por una acción, sin tener en cuenta la cotización), lo cual supondría que se asumiría por parte del inversor una potencial minusvalía, ya que si se invierten 1.000 € en PERCS con una referencia de cotización de 10 € por acción, y las acciones bajan a 8 € en vencimiento, el inversor recibiría 100 acciones ordinarias valoradas en ese momento en 800 €, lo que le supondría una minusvalía potencial de 200 €. Sin embargo, si las acciones cotizasen por encima del precio de ejercicio, las acciones se canjearían al cambio existente en el momento de la fecha de ejercicio (si, por ejemplo, la cotización se hubiera duplicado, por cada dos PERCS se recibiría una acción). En el caso anterior, en vez de recibir 100 acciones, recibiría 50, aunque cotizarían cada una a 20 € por acción, con lo que la inversión de 1.000 € se mantendría. En ningún caso, se obtendría una plusvalía en vencimiento. El beneficio para el inversor está en el dividendo extra que obtiene durante el período de vida del producto.

En general, y habida cuenta del potencial riesgo de la inversión en acciones, los PERCS suelen tener un dividendo superior a lo habitual para las acciones emitidas por las empresas. Por ello, la entidad emisora suele reservarse la opción de poder cancelar anticipadamente los PERCS en una fecha anterior al vencimiento, a cambio del pago de una prima de amortización. Si, por el contrario, se llega al vencimiento, los PERCS se transforman en acciones ordinarias y a partir de ese momento recibirán el dividendo habitual que tienen todas las acciones de la entidad.

Recuerde que...

  • El inversor en PERCS asume el riesgo del subyacente, que finalmente supondrá la entrega de acciones ordinarias al vencimiento del contrato.
  • Los títulos devengarán dividendos extra (por encima de los de las acciones ordinarias) durante el período de vida del contrato, los cuales serán una retribución cierta hasta el vencimiento, momento en el cual el inversor recibirá las acciones, pudiendo entonces recibir las acciones equivalentes a precio de cotización o, en su caso, tener una minusvalía respecto de la cotización de mercado.
Subir