guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Medicina del trabajo

Medicina del trabajo

Concepto

La Medicina del Trabajo es la especialidad médica que se dedica al estudio de las enfermedades y los accidentes que se producen por causa o consecuencia de la actividad laboral, así como las medidas de prevención que deben adoptarse para evitarlas o reducir sus consecuencias.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) la define como “la especialidad médica que actuando aislada o comunitariamente, estudia los medios preventivos para conseguir el más alto grado de bienestar físico, psíquico y social de los trabajadores en relación con la capacidad de estos, con las características y riesgos de su trabajo, en el ámbito laboral y la influencia de este en su entorno, así como promueve los medios para el diagnóstico, tratamiento, adaptación, rehabilitación y calificación de la patología producida o condicionada por el trabajo”.

Su objetivo principal es controlar la salud del trabajador y su relación con la actividad laboral desempeñada.

Otro objetivo que persigue es el aprendizaje de los conocimientos, técnicas y habilidades relacionadas con:

  • La prevención de riesgos que puede afectar a la salud humana como consecuencia de las circunstancias y condiciones de trabajo.
  • Las patologías derivadas del trabajo (accidentes de trabajo, enfermedades profesionales y enfermedades relacionadas con el trabajo) y, en su caso, la adopción de medidas necesarias de carácter preventivo, diagnóstico, terapéutico y rehabilitador.
  • La valoración pericial de las consecuencias que tiene la patología laboral para la salud humana, en particular en el caso de las incapacidades.
  • Las organizaciones empresariales y sanitarias para conocer su tipología con el objetivo de gestionar con mayor calidad y eficiencia la Salud Laboral.
  • La historia natural de la salud y la enfermedad en general, y en particular el estudio de la salud de los individuos y grupos en sus relaciones con el medio laboral y la Promoción de la Salud en dicho ámbito.

Por lo tanto, se trata de una especialidad de orientación social en la que confluyen cinco áreas de competencias fundamentales: Preventiva, Asistencial, Pericial, Gestora y Docente e Investigadora.

El Comité conjunto OIT-OMS sobre la salud en el trabajo, adoptaba la siguiente definición: “La salud en el trabajo debe tender a la promoción y el mantenimiento del más alto grado de bienestar físico, mental y social de los trabajadores en todas las profesiones, la prevención de las pérdidas de salud de los trabajadores causadas por sus condiciones de trabajo, la protección de los trabajadores en sus puestos de trabajo, frente a los riesgos derivados de factores que puedan dañar dicha salud, la colocación y el mantenimiento de los trabajadores en un ambiente laboral adaptado a sus capacidades fisiológicas y psicológicas”.

Esta técnica médica de prevención de riesgos laborales debe empezar por la selección del personal, efectuando reconocimientos médicos iniciales para evitar que los trabajadores especialmente sensibles puedan acceder a puestos de trabajo de elevado riesgo.

Campo de acción

El especialista en Medicina del Trabajo está capacitado para desarrollar su actividad laboral, al menos, en los siguientes ámbitos:

  • Servicios de Prevención de Riesgos Laborales.
  • Servicios/Unidades/Institutos de Salud Laboral de las Administraciones Públicas y de otras Entidades con competencias en la materia, que realicen funciones de Epidemiología, Prevención y Promoción de la Salud Laboral.
  • Centros de Docencia e Investigación en Medicina del Trabajo y Salud Laboral.
  • Servicios Médicos específicamente relacionados con un medio laboral concreto, por ejemplo, medicina aeroespacial, medicina subacuática, etc.
  • Equipos de Valoración de Incapacidades.
  • Servicios de Salud Medioambiental.

Tipos de reconocimientos médicos preventivos

Los reconocimientos médicos preventivos pueden ser:

  • Multifásicos.
  • Monofásicos.
  • Específicos.
  • Inespecíficos.
  • Iniciales.
  • Periódicos: Van encaminados generalmente a descubrir enfermedades subclínicas (estado medio entre salud y enfermedad) que pueden ser combatidas mediante tratamiento precoz, descanso o cambio de puesto de trabajo.
  • Convencionales.
  • Automáticos.

Medicina, medicina del trabajo y salud

La medicina es una ciencia que, partiendo del funcionamiento del cuerpo humano y del medio en que desarrolla su actividad, tiene como objetivo la promoción de la salud, curación de las enfermedades y rehabilitación.

La Medicina del Trabajo es parte de esta ciencia y valora como medio ambiente el medio laboral, pero sin dejar de contemplar al individuo en su globalidad y relacionado con la totalidad del medio en que desarrolla su actividad.

La salud es un fenómeno influido por múltiples variables, y como consecuencia de ello no es estable. El estado de salud, tanto individual como de la comunidad, varía cuando cambian las condiciones que actúan sobre ellos.

Por lo general, el estado de salud de una comunidad está determinado por las siguientes variables:

  • Biología.
  • Fisiología.
  • Estilo de vida.
  • Medio ambiente.
  • Sistema sanitario.

En el ambiente laboral se encuentran los contaminantes en concentraciones más altas que en la vida extralaboral.

Tanto la salud como la Medicina del Trabajo utilizan ciencias como la biología, química, matemáticas y las ciencias sociales para su saber.

Los factores que diferencian a ambas se pueden clasificar en dos: su objeto de estudio y la práctica característica de cada una de ellas.

Para la Medicina del Trabajo, su objeto de estudio es la enfermedad y sin embargo la salud laboral estudia la salud de los trabajadores.

Técnicas preventivas

Las técnicas preventivas de la medicina son:

  • Investigación epidemiológica: La epidemiología es una técnica utilizada para el conocimiento de la frecuencia y distribución de los problemas de la salud y de la comunidad. Su objetivo es determinar los efectos que han causado y así poder prevenirlos, controlarlos y eliminarlos.
  • Vigilancia permanente: El artículo 22 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, obliga al empresario a que disponga de los medios necesarios para el control y vigilancia de la salud, ya sean con medios propios o externos. Los resultados deben ser comprobados con las condiciones de trabajo, y para ello son necesarios los siguientes objetivos:
    • a) Conocimiento de las condiciones de trabajo.
    • b) Evaluación del estado de salud individual y colectivo.
    • c) Detección precoz de las alteraciones de la salud.
    • d) Propuestas y control posterior de los programas preventivos.
  • Educación sanitaria: Es una técnica pluridisciplinar que mediante un cambio individual y colectivo tiende a conseguir los siguientes objetivos:
    • a) Hacer de la salud un patrimonio colectivo.
    • b) Modificar las conductas negativas.
    • c) Informar y formar a la colectividad.
  • Aumentar la resistencia de los individuos, disminuyendo las enfermedades infecciosas.
Subir