guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Objetivos dentro del ámbito de la pre...

Objetivos dentro del ámbito de la prevención de riesgos

Concepto

Se entiende por prevención, de acuerdo al artículo 4 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, “el conjunto de actividades o medidas adoptadas o previstas en todas las fases de actividad de la empresa con el fin de evitar o disminuir los riesgos derivados del trabajo”.

Antes de concretar cuáles son los objetivos y metas en el ámbito de la prevención de riesgos, es imprescindible saber y conocer cuáles son los riesgos laborales que pueden existir en los trabajos a realizar en una determinada empresa y a partir de ahí establecer y estructurar la prevención en base a esos riesgos.

El objetivo principal de la Prevención de Riesgos Laborales es proteger al trabajador de los posibles riesgos que se pudieran derivar de su trabajo; la Prevención de Riesgos Laborales tiene como fin evitar o minimizar las causas de los accidentes y de las enfermedades derivadas del trabajo. Esto debe conseguirse, en primer lugar, con una buena planificación de la prevención.

Normativa

El artículo 5 de la Ley 31/1995 regula todo lo concerniente a los objetivos de la política de prevención, estableciendo que esta tendrá por objeto la promoción de la mejora de las condiciones de trabajo dirigida a elevar el nivel de protección de la seguridad y la salud de los trabajadores en el trabajo.

El artículo 2.1 del Reglamento del Servicio de Prevención, referente a la acción de la empresa en materia de prevención de riesgos, dice que “el Plan de prevención de riesgos laborales es la herramienta a través de la cual se integra la actividad preventiva de la empresa en su sistema general de gestión y se establece su política de riesgos laborales”. Este Plan debe ser aprobado por la dirección de la empresa y asumido por todos los niveles jerárquicos y conocido por todos sus trabajadores.

El objetivo no es sólo mejorar la formación en seguridad de la empresa, sino que, a su vez, se garantice para cada uno de los trabajadores, la formación y la información adecuados sobre los riesgos de su puesto de trabajo. Por ello, se hace necesaria la colaboración de los empresarios y trabajadores.

La planificación de la prevención es el conjunto de actividades que establecen los objetivos y compromisos necesarios para desarrollar la acción preventiva y para la aplicación del sistema de gestión de la prevención de riesgos laborales. El ámbito de aplicación de dicha prevención dependerá de las características de cada empresa.

Cuando en la empresa, aun habiendo un plan de prevención de riesgos, se han producido éstos, no han podido ser evitados, se deberá proceder a la evaluación de los mismos. Con ello se quiere obtener la información precisa para que el empresario solvente adoptar medidas preventivas relativas a esos riesgos, así como también decida qué tipo de medidas deberían adoptarse.

Una vez conocidos por la empresa cuáles son esos posibles riesgos, se determinan las concretas acciones con el fin de eliminar, reducir, y controlar los mismos. Todo ello se recoge en el denominado plan de prevención. En este plan no solo aparecen objetivos e instrucciones sino que también se debe actualizar la normativa, dentro de este plan se asignan responsabilidades y funciones concretas a los distintos niveles jerárquicos de la empresa para lograr un mejor resultado en lo que a prevención se refiere.

Objetivos de la prevención de riesgos

Los objetivos de la prevención no solo serán respaldados por el empresario cuando realice el concreto plan de prevención, sino que para que se minimicen los riesgos que puedan derivarse del trabajo, es necesario que colaboren en su cumplimiento y control, no solo el empresario, sino también el trabajador así como los diferentes niveles jerárquicos de la empresa y las Administraciones Públicas.

Para estructurar el plan de prevención y conseguir los fines y metas preestablecidos en el ámbito laboral, se debe: explicar e informar sobre la política de prevención de la empresa; definir los requisitos generales de la empresa para garantizar la implantación y el funcionamiento del plan de prevención; definir las responsabilidades y las funciones, en materia de seguridad y salud, de todos los niveles jerárquicos de la empresa; establecer los mecanismos adecuados para asegurar el cumplimiento de la normativa vigente en materia de prevención de riesgos laborales; presentar e informar sobre el nivel de prevención alcanzado; ser útil para la formación y la motivación de todos los trabajadores respecto a la prevención de riesgos laborales.

Algunos principios que deben estar presentes en todo plan de prevención realizado por una empresa, como señala el artículo 15 de la Ley 31/1995, son:

  • — Evitar los riesgos.
  • — Evaluar los riesgos que no se puedan evitar.
  • — Combatir los riesgos en su origen.
  • — Adaptar el trabajo a la persona, en particular en lo que respecta a la concepción de los puestos de trabajo, así como a la elección de los equipos y los métodos de trabajo y de producción, con miras, en particular, a atenuar el trabajo monótono y repetitivo y a reducir los efectos del mismo en la salud.
  • — Tener en cuenta la evolución de la técnica.
  • — Sustituir lo peligroso por lo que entrañe poco o ningún peligro.
  • — Planificar la prevención, buscando un conjunto coherente que integre en ella la técnica, la organización del trabajo, las condiciones de trabajo, las relaciones sociales y la influencia de los factores ambientales en el trabajo.
  • — Adoptar medidas que antepongan la protección colectiva a la individual.
  • — Dar las debidas instrucciones a los trabajadores.

Para cumplir los objetivos en el ámbito de la prevención de riesgos, el artículo siguiente de la citada ley, en su apartado primero, indica que es necesario incluir dentro de cada plan de prevención: La estructura organizativa, las responsabilidades, las funciones, las prácticas, los procedimientos, los procesos y los recursos necesarios para realizar la acción de prevención de riesgos en la empresa.

Uno de los objetivos fundamentales para que la prevención tenga resultados positivos y se reduzcan los riesgos es que el empresario garantice a cada trabajador la información teórica y práctica suficiente y adecuada en materia preventiva, tanto en el momento de su contratación, cualquiera que sea la modalidad o duración de esta, como cuando se produzcan cambios en las funciones que desempeñe o se introduzcan nuevas tecnologías o cambios en los equipos de trabajo, (artículo 19.1 Ley 31/1995).

Todas las actuaciones preventivas que se implementen deberán de ser sometidas a control y vigilancia con el fin de comprobar si se cumplen las acciones / objetivos fijados para garantizar la seguridad y salud de los trabajadores. Para que la política preventiva tenga resultados positivos es importante que toda empresa se anticipe a la aparición de los problemas, por lo que se requiere: la comprobación de los procedimientos operativos; la actualización a las nuevas normativas; la identificación de prácticas inseguras o perjudiciales para los trabajadores; reconocimientos médicos específicos al personal; inspecciones técnicas periódicas programadas sobre los puestos de trabajo; evaluación del grado de comunicación entre los diferentes órganos de la empresa, etcétera.

Subir