guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Red de trueque

Red de trueque

Conjunto de personas que intercambian bienes y servicios entre ellos sin hacer uso del dinero.

Laboral, Seguridad Social y RRHH

Concepto

La red de trueque es un mecanismo a través del cual un grupo de personas (siempre de manera colectiva) intercambian bienes y servicios entre ellos sin hacer uso del dinero. Una clase de matemáticas a cambio de un kilo de manzanas, por ejemplo. En el intercambio no se utiliza el dinero o moneda alguna.

En el contexto de la globalización económica, el trueque es una actividad económico-social de complemento que ayuda a paliar los desajustes entre los más ricos y los más desfavorecidos. Es una de las opciones más utilizadas por los más necesitados y por los países que atraviesan o han atravesado importantes crisis económicas.

Esta modalidad de mercado tiene sus orígenes hace dos siglos para hacer frente a los desequilibrios de la Revolución Industrial, pero reaparece a mediados de los años noventa del Siglo XX ante la alarmante crisis económica de Latinoamérica. Su uso está muy extendido en países como Brasil, Bolivia, Colombia, Chile, México, El Salvador, Perú, Uruguay y Argentina. Solamente en Argentina existían en el año 2003 más de 400 clubes de trueque, donde 320 mil personas movilizaron bienes por un valor de alrededor de 140 millones de euros. El primer Club de trueque surgió en Bernal, Quilmes (Argentina) el 1 de mayo de 1995 a iniciativa del ecologista Carlos de Sanzo a través de su Programa de Autosuficiencia Regional PAR.

La modalidad de trueque se ha ido extendiendo a nivel mundial y llegó también al mundo occidental. Se crearon redes de trueque en países occidentales como Canadá, Japón, España, Holanda, Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Bélgica o Finlandia. La crisis económica de 2008, que provocó el aumento de la población en riesgo de exclusión social, incentivó la creación de las redes de trueques y otros mecanismos solidarios en los países occidentales, especialmente en Europa.

Los objetivos de las redes de trueque son, entre otros: lograr que exista menos rentabilidad y más solidaridad, al basarse en un conjunto de actitudes que promueven las relaciones humanitarias y humanizantes; que los bienes y servicios sean socialmente útiles o necesarios para no recaer en el gasto innecesario; y otros fines más concretos como reducir los costes de transacción en la economía o potenciar el uso de bienes y servicios de carácter ecológico.

Funcionamiento

El trueque es considerado como una forma de economía solidaria, donde todos colaboran entre sí al ser productores y consumidores a la vez, conocidos como prosumidores, en una relación transparente y equitativa. Normalmente se intercambian todo tipo de bienes (verduras, frutas, ropa, zapatos, libros, muebles, electrodomésticos, etc.) y servicios (corte de pelo, manicura, bodas, tarot, consultoría legal, seguros de coche, mensajería, viajes, etc.). Generalmente se ofrecen a través de ferias locales mediante el sistema de vales o créditos.

Algunas redes de trueque ofrecen también servicios psicológicos y de coaching personal para afrontar las situaciones límite provocadas por la crisis (pérdida del puesto de trabajo, estar en el umbral de la pobreza), contribuyendo así a mejorar la situación de depresión psicológica y económica en que se encuentran los grupos sociales excluidos del mercado de trabajo. Como señalan algunos defensores de estos mecanismos alternativos y solidarios, con el trueque se elimina la necesidad de dinero para obtener bienestar y se favorece el aprovechamiento de saberes y recursos locales.

Actualmente se considera como una actividad en crecimiento que ofrece posibilidades laborales a los desocupados, amas de casa, jubilados, artesanos y a cualquiera que sienta la necesidad de un cambio en sus actitudes de vida.

Para realizar cualquier adquisición a través de esta modalidad es necesario agruparse en un Club de Trueque, donde generalmente existe un número limitado de miembros. De esta manera, se propicia que todos se conozcan y vayan conociendo las necesidades de todos. El valor de las mercancías a trocar se establece de acuerdo con los mercados locales y la filosofía de funcionamiento de las redes de trueque es que nunca se negocia con dinero y se prohíbe el comercio de drogas y prostitución.

Aunque originalmente se denominaba trueque al intercambio de bienes entre dos personas sin hacer uso del dinero, en la actuallidad el concepto adquiere nuevas dimensiones y características a través de lo que se denomina el trueque multirecíproco, que es el más utilizado en estos momentos en los clubes, también llamados "Nodos". En ellos no se da un producto por otro, sino que se paga con 'créditos', una especie de moneda social que se establece para facilitar el intercambio. Cada Nodo edita una lista con las ofertas de bienes y servicios que realizan los socios. En las listas se puede encontrar desde alguien que ofrece tortillas, hasta otro que ofrece servicios de electricista, pasando por profesores de inglés o informáticos y médicos.

Aunque los créditos no tienen un valor de mercado real, es común que cada crédito valga lo mismo que una unidad de la moneda del país donde circula. Así, se encuentran los llamados "bonos de cambio" en Ecuador, "talentos" en Colombia y "tupís" en Brasil. Estos créditos no tienen dueño, se distribuyen equitativamente entre los integrantes de una Red de Trueque y no se acumulan ni atesoran como una mercancía.

No obstante, el mecanismo de las redes de trueques no persigue reemplazar a los sistemas de la economía formal, ya que en el sistema económico actual solo se puede acceder a los bienes y servicios a través del dinero y este solo se consigue por medio del trabajo. Sin embargo, en los países donde cada vez hay menos dinero y menos trabajo, la red de trueque representa una salida eficiente y solidaria para cubrir las necesidades más básicas de la población más necesitada.

Recuerde que...

  • El trueque es una actividad económico-social de complemento que ayuda a paliar los desajustes entre los más ricos y los más desfavorecidos.
  • El trueque es considerado una forma de economía solidaria, donde todos colaboran entre sí al ser productores y consumidores a la vez, conocidos como prosumidores, en una relación transparente y equitativa.
  • Su uso está muy extendido en países como Brasil, Bolivia, Colombia, Chile, México, El Salvador, Perú, Uruguay y Argentina.
  • Algunas redes de trueque ofrecen también servicios psicológicos y de coaching personal para afrontar las situaciones límite provocadas por situaciones como la pérdida del puesto de trabajo o estar en el umbral de la pobreza.
  • El mecanismo de las redes de trueques no persigue reemplazar a los sistemas de la economía formal, ya que en el sistema económico actual solo se puede acceder a los bienes y servicios a través del dinero y este solo se consigue por medio del trabajo.
Subir