guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Maltrato y abandono de animales domés...

Maltrato y abandono de animales domésticos

El ordenamiento jurídico protege la salud y la integridad física y psíquica de los animales domésticos o similares, que no se encuentren en estado salvaje, a través de estos delitos que sancionan conductas intencionadas con resultado de lesiones y muerte de los animales.

Parte especial

Introducción

El ordenamiento jurídico punitivo es un conjunto de normas que tienen como principal objetivo sancionar aquellos comportamientos merecedores de un reproche penal, y como finalidad: dar protección a determinados bienes jurídicos que son objeto de tutela. En el caso de los animales, el Estado debe darles la protección debida, toda vez que un maltrato a éstos no sólo revela un acto de crueldad sobre determinados seres vivos sino que se realiza, en algunas ocasiones, aprovechando la imposibilidad de defensa de aquéllos y con abuso de superioridad del hombre sobre el animal, que el Estado no puede permitir. No sancionar conductas de este calibre es tanto como ampararlas o darles cobertura lo que se conjuga muy mal con la idea de un Estado moderno en el que se defienden determinados valores morales y éticos; cuya consecuencia sería la degradación social de la comunidad.

El maltrato animal es una lacra que persiste en España que no deja de aumentar. La Fiscalía General del Estado, en su Memoria del año 2015, confirma que han aumentado el número de diligencias de investigación incoadas por esta clase de hechos delictivos.

Si bien la legislación administrativa contempla el maltrato animal como falta muy grave, la sanción administrativa se ha visto insuficiente como medida de protección frente a estas víctimas.

El maltrato hacia los animales puede alcanzar tintes muy crueles incluso de carácter sádico, como el caso de los cachorros mutilados en Badajoz, y el caso Schnauzi, la muerte de tres cachorros en Puerto llano, dejar morir a un perro por inanición, el enterramiento de animales vivos o prenderles fuego. El maltrato también se produce durante el transporte, la caza, o el entrenamiento para espectáculos.

A todas estas situaciones ha tratado de dar respuesta el Código Penal mediante el delito de maltrato, mucho más tras la reforma operada por LO 1/2015 de 30 de marzo.

El maltrato hacia los animales se relaciona así mismo con otras figuras delictivas (armas ilegales, piromanía, drogas, destrucción de propiedad, entre otros). La violencia hacia los animales en el ámbito familiar aumenta las posibilidades de que se generen otras formas de violencia. Los actos de maltrato hacia los animales realizados por menores están relacionados con el bullying y son causa de no pocos comportamientos violentos contra los seres humanos en la edad adulta. Por ello puede decirse que maltrato animal y violencia interpersonal mantienen entres sí un vínculo innegable.

Regulación

Se encuentra regulado en los arts. 337 y 337 bis CP, reformados por LO 1/2015 de 30 de marzo, dentro del Capítulo IV De los delitos relativos a la protección de la flora, fauna y animales domésticos, Título XVII De los delitos relativos a la ordenación del territorio y el urbanismo, la protección del patrimonio histórico y el medio ambiente, Libro II del Código Penal.

Este delito ha sufrido una importante reforma operada por la LO 1/2015 de 30 de marzo. Se modifica la redacción del art. 337 CP ampliándose los animales objeto de protección, se introduce la explotación sexual como acción típica, se incorporan agravantes específicas, se elevan las penas de prisión e inhabilitación. Finalmente se introduce como delito el abandono de animales en el nuevo artículo 337 bis CP.

Desaparecen con la citada reforma las antiguas faltas contra los animales previstas en los arts.631 y 632.2 CP por la derogación del Libro III del Código Penal, ésta última pasa a integrar el subtipo atenuado del artículo 337.4 CP, según nueva redacción por LO 1/2015 de 30 de marzo.

La suelta de animales peligrosos o dañinos desaparece como ilícito penal y queda relegada a infracción administrativa (art. 37.16 de la LO 4/2015 de 30 de marzo de protección de la seguridad ciudadana).

Bien jurídico protegido

Si bien existe una amplia discusión doctrinal, parece admitido de forma general que consiste en la vida y la salud de los animales, su integridad tanto física como psíquica.

Naturaleza jurídica

Es un delito de resultado lesivo. Se consuma con la producción de un resultado de muerte o de lesiones graves, físicas y psíquicas, pese a la dificultad de la prueba de éstas, que menoscaben la salud del animal de forma grave.

Se admite el delito continuado que se da cuando se maltrata repetidamente al animal.

Delito de maltrato de animales

El artículo 337.1 del Código Penal según nueva redacción por LO 1/2015 de 30 de marzo contempla el delito básico de maltrato de animales.

Tipo básico

La acción típica consiste en maltratar injustificadamente por cualquier medio o procedimiento, causándole lesiones que menoscaben gravemente su salud o sometiéndole a explotación sexual, a cualquiera de estos animales:

  • Un animal doméstico o amansado. Animal doméstico se debe entender todo aquel que según el uso común puede ser objeto de domesticación., gato, perro etc.
  • Un animal de los que habitualmente están domesticados
  • Un animal que temporal o permanentemente vive bajo control humano.
  • Cualquier animal que no viva en estado salvaje.

La acción tiene por tanto dos modalidades de comisión:

  • Maltrato. Requiere la presencia de estos elementos necesarios:
    • Maltratar por cualquier medio, el maltrato puede ocasionarse tanto por acción como por omisión grave de la atención y cuidados, salud e higiene más elemental. En este sentido la SJP Santander 338/2014, de 28 de Octubre y Circular 7/2011 de 16 de Noviembre, sobre criterios para la unidad de actuación especializada del Ministerio Fiscal en materia de Medio Ambiente y Urbanismo.
    • Injustificadamente, se pretende excluir del tipo conductas que se encuentren legalmente autorizadas, como la experimentación con animales, bajo la justificación del fin con el que se realizan, así como también la legítima defensa. Para que pueda aplicarse este precepto es necesario que la acción ejecutada por el autor sea injustificada; si éste explica o justifica su comportamiento o existen razones objetivas que le han llevado a realizar ese acto, estará exento de responsabilidad penal, porque no se dan todos los elementos necesarios del tipo.
    • Causando lesiones que menoscaben su salud, se incluyen lesiones físicas y psíquicas, aun cuando éstas resulten de difícil prueba, Cuando se produce un daño psicológico a un animal, éste puede tener consecuencias físicas e incluso provocarle la muerte. Una fuerte depresión puede llevar a la muerte al animal o no alimentarle le puede provocar lesiones orgánicas graves, por ejemplo. Hay animales que sufren depresiones o tienen ciertos miedos provocados por el ser humano, por lo que deben ser objeto de estudio, diagnóstico y tratamiento por un especialista. El daño físico es bastante sencillo de probar y demostrar, mientras que el daño psicológico ofrece más dificultades, sobre todo en animales.
  • Explotarlo sexualmente. Debe interpretarse de forma amplia, entendiéndolo referido tanto a la explotación en el ámbito público como en el privado. Se debe entender comprendida la zoofilia.

Penalidad

Se impondrán las siguientes penas conjuntas:

  • Prisión de tres meses y un día a un año.
  • Inhabilitación especial de un año y un día a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.

Subtipo agravado

El artículo 337.2 CP según nueva redacción por LO 1/2015 de 30 de marzo contempla un subtipo agravado aplicable a los hechos previstos en el apartado primero del mismo precepto cuando concurren las siguientes circunstancias:

  • Utilización de armas, instrumentos, objetos, medios, métodos o formas concretamente peligrosas para la vida del animal.
  • Hubiera mediado ensañamiento, entendido como ánimo subjetivo de un aumento deliberado, innecesario y consciente, de hacer sufrir al animal antes de causarle la muerte o lesión grave. Se incorpora no como parte del tipo penal sino que pasa a ser un subtipo agravado. .
  • Se hubiera causado al animal la pérdida o la inutilidad de un sentido, órgano o miembro principal.
  • Los hechos se hubieran ejecutado en presencia de un menor de edad. Novedad de la reforma justificada por la mayor vulnerabilidad del menor frente a un adulto.

Son todas ellas circunstancias en que hay un grado de perversidad en el sujeto activo que le hace merecedor de un mayor reproche penal, y que el ordenamiento jurídico punitivo no puede pasar por alto.

Se impondrán las siguientes penas conjuntas:

  • Prisión de siete meses y medio y un día a un año.
  • Inhabilitación especial de dos años y un día a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.

Subtipo cualificado agravado

El artículo 377.3 CP según nueva redacción por LO 1/2015 de 30 de marzo, contempla un supuesto cualificado agravado aplicable cuando se hubiera causado la muerte del animal.

Se castiga con las penas conjuntas:

  • Prisión de seis a dieciocho meses
  • Inhabilitación especial de dos a cuatro años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.

Subtipo atenuado

El art. 376.4 CP según nueva redacción por LO 1/2015 de 30 de marzo contempla un supuesto atenuado aplicable al maltrato cruel de animales domésticos o cualesquiera otros, en espectáculos no autorizados legalmente.

Este subtipo atenuado integraba la falta del art 632 antes de la reforma. Opera como un tipo residual en el que entrarían supuestos no incardinables en los apartados anteriores. Sería el caso de peleas ilegales de perros o gallos, por ejemplo, pero existen otros casos subsumibles en el mismo.

Se castigará con las penas:

  • Pena de multa de uno a seis meses.
  • Medida accesoria facultativa. El juez podrá acordar también la inhabilitación especial de tres meses a un año para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.

Delito de abandono animal

El artículo 337 bis CP introducido por LO 1/2015 contempla el supuesto de abandono de un animal de los relacionados en el apartado uno del artículo 337 CP.

Los elementos necesarios del tipo son:

  • Abandono de animal de los comprendidos en el art. 337.1 CP. El abandono hace referencia a dejar al animal a su suerte en algún lugar que no sea el de su hábitat. Es necesario que el sujeto actúe de forma consciente; es decir, que sea conocedor de su conducta, no pudiendo castigarse la imprudencia o negligencia.
  • Animal de los relacionados en el tipo penal, no pudiendo apreciarse esta infracción cuando se hace sobre cualquier otro. Sin embargo, dada la amplitud del objeto material, los animales incluidos en el tipo con la última reforma, quedan excluidos los animales salvajes exclusivamente. Es indiferente que el animal sea feroz o dañino.
  • En condiciones en que pueda peligrar su vida o integridad. Ese requisito es importante a la hora de configurar el tipo, no todo abandono resulta típico, no pudiendo apreciarse cuando el abandono se hace en algún sitio en el que el dueño sepa que estará seguro, como por ejemplo en un centro para animales.

Sujeto activo

Puede serlo cualquiera, no es necesario que sea propietario o poseedor del animal o tenga su custodia permanente.

Sujeto pasivo

Será el animal, entre los descritos en el tipo, sobre el que recae la acción. Quedan excluidos expresamente del tipo los animales salvajes.

Objeto material

Son, igualmente, los animales sobre los que recae la acción típica, relacionados en el tipo básico del art. 373.1 CP según redacción por LO 1/2015 de 30 de marzo. Esta reforma ha ampliado los animales objeto de protección de modo que prácticamente lo serán todos menos los que se encuentren en estado salvaje.

Elemento subjetivo

Se trata de un delito doloso, exige la plena conciencia de actuar poniendo en peligro la vida y la integridad física y psíquica del animal.

Penalidad

Se castigará con las siguientes penas:

  • Multa de uno a seis meses.
  • Inhabilitación especial, facultativa, de tres meses a un año para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.

Recuerde

• Se regulan en los arts. 337 y 337 bis CP, reformados por LO 1/2015 de 30 de marzo, dentro del Capítulo IV De los delitos relativos a la protección de la flora, fauna y animales domésticos, Título XVII De los delitos relativos a la ordenación del territorio y el urbanismo, la protección del patrimonio histórico y el medio ambiente, Libro II del Código Penal.

• El bien jurídico protegido es la vida y la salud de los animales, su integridad tanto física como psíquica.

• Hay dos tipos delictivos: el maltrato, que incluye la explotación sexual, y el abandono de animales domésticos o similares, que no se encuentren en estado salvaje.

Subir