guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Nómina

Nómina

RRHH

La nómina es un sistema de contabilidad manual que consiste en una relación nominal de cada uno de los individuos que en una empresa deben percibir sus haberes.

Llamada también "Recibo Justificativo del Pago de Salarios", es en definitiva un recibo por el que la empresa acredita y justifica el abono de las diferentes cantidades que conforman el sueldo o salario de un trabajador.

Por Ley todas las empresas están obligadas a entregar este documento a cada unos de sus trabajadores y hacer constar en él todos los pagos que éstos perciban por su trabajo.

El procedimiento de nómina consiste en determinar el valor bruto devengado por cada asalariado, efectuar las deducciones que correspondan, calcular el valor neto a pagar y mantener un registro individual de lo devengado por cada empleado.

Además de esto, la Empresa necesita un resumen de nómina para cada periodo y generalmente una distribución de los costos de nómina por departamento o sección, por producto o por clasificación en función de los diferentes procesos productivos.

Aunque existe un modelo oficial de nómina, las empresas pueden utilizar otras variantes similares. El modelo en todo caso no se diferenciará mucho del oficial y esta formado por tres grandes bloques: encabezamiento, devengos y deducciones.

I. ENCABEZAMIENTO

En él deben ir reflejados los datos de la empresa: nombre o razón social, domicilio, NIF o CIF y el Código de Cuenta de Cotización de la Seguridad Social. Y del trabajador: nombre y apellidos, número de afiliación a la Seguridad Social, NIF y sobre todo:

  • a) Categoría Profesional: es uno de los elementos más determinantes para el sueldo final, ya que, el salario base depende de ella. Para saber si una persona está encuadrada en la categoría que le corresponde, se debe comparar las funciones o tareas que desarrolla en su puesto de trabajo con las descritas para categoría en el convenio colectivo de su sector.
  • b) Puesto de trabajo: indica la tarea que realiza la persona en la Empresa. Debido a la distinta valoración de los puestos de trabajo que hace cada empresa, dos personas con idéntica categoría profesional y que trabajen en el mismo sector pueden tener sueldos diferentes, aunque el salario base sea el igual.
  • c) Antigüedad en la empresa: influye en el cálculo de conceptos como el plus de antigüedad (hoy día en vías de extinción), los ascensos, los premios y sobre todo en las indemnizaciones por despido.
  • d) Código de contrato: que indica la modalidad bajo la cual está contratado el trabajador.
  • e) Grupo de cotización: que índica en que base de cotización a la Seguridad Social está encuadrado el trabajador.
  • f) Periodo de liquidación.

II. DEVENGOS

Este segundo bloque de la nómina es el que se refiere a los devengos, que son las cantidades que recibe el trabajador por diferentes conceptos.

Hay dos tipos de devengos: los que cotizan a la Seguridad Social (percepciones salariales, que incluyen el salario base y los complementos salariales) y los que están excluidos de cotización (percepciones no salariales).

El salario base no lo establece la empresa, sino que cada categoría profesional lo tiene fijado en el convenio colectivo correspondiente de su sector. Aunque hay actividades que no están encuadradas en ningún convenio especifico y que quedarían por tanto fuera de normativa, para estos casos el Gobierno de turno fija un Salario Mínimo Interprofesional.

Lo que marca la diferencia entre los sueldos son los complementos salariales y existen varios tipos:

  • a) Personales: están en relación con las condiciones del trabajador. Entre otros están la antigüedad, idiomas, titulaciones y todos aquellos que la empresa crea conveniente incluir para mejorar el sueldo de una persona.
  • b) Por puesto de trabajo: son pluses asociados a algunos puestos, peligrosidad, nocturnidad, responsabilidad especial.
  • c) Por calidad/cantidad de trabajo: aquí estarían incluidos los incentivos por rendimiento o por objetivos, los pluses de puntualidad, horas extras.
  • d) De vencimiento periódico superior al mes, en este concepto se engloban las pagas extraordinarias y las posibles participaciones en los beneficios anuales de la empresa.
  • e) En especie, aquí se englobarían las percepciones que reciba el trabajador en bienes distintos al dinero: casa, manutención, etc.

En los devengos también deben constar las percepciones de carácter asistencial y acción social de las empresas que aunque no formen parte del salario si están sujetas a cotización a la Seguridad Social.

Igualmente deben constar en los devengos las percepciones exentas de cotización a la Seguridad Social tales como:

  • Indemnizaciones o suplidos
  • Prestaciones e indemnizaciones de la Seguridad Social
  • Indemnizaciones por traslados
  • Suspensiones o despidos
  • Dietas, gastos de viaje, locomoción, plus transporte

La suma total de todas las cantidades anteriormente citadas conforman la cifra total de remuneración que aparece como “total devengado”.

Pero a esa cantidad hay que aplicarle los descuentos legales correspondientes.

III. DEDUCCIONES

  • Aportaciones del trabajador a la Seguridad Social, que se calculan en función de la base de cotización determinada por los conceptos salariales.
  • Retención a cuenta del I.R.P.F.
  • Anticipos
  • Valor de los productos en especie

La suma total de las deducciones se restarán del total devengado y ello dará la cantidad “líquido a percibir”.

Subir