guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Parking

Parking

Derechos reales, obligaciones y contratos

El contrato de parking o aparcamiento de vehículos ha sido considerado tradicionalmente un contrato atípico y mixto, emparentado de manera más o menos cercana con una pluralidad de figuras jurídicas y, señaladamente, con el contrato de garaje. De este último lo distinguía, señalaba en ocasiones la doctrina, la preeminencia en el aparcamiento del contrato de arrendamiento de cosa como prestación principal, frente al depósito, más propio del contrato de garaje.

El aparcamiento de vehículos (véase "Contrato de aparcamiento") fue finalmente objeto de la específica atención del legislador a través de la Ley 40/2002, de 14 de noviembre. La norma se justifica, primeramente, por la creciente masificación del fenómeno del aparcamiento de vehículos de motor y, en segundo lugar, por la conveniencia, reiteradamente reclamada por la jurisprudencia, de una regulación específica que evitara los problemas derivados de la incardinación del aparcamiento en diversas figuras contractuales, y la inseguridad subsiguiente a la hora de delimitar las respectivas responsabilidades de empresarios y usuarios.

En defecto de la norma, los contratos se regirán, según establece su propio artículo 7, por la voluntad de las partes y, supletoriamente, por las disposiciones generales de las obligaciones y contratos y por los usos y costumbres del lugar.

Subir