guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Régimen especial de trabajadores autó...
Ocultar / Mostrar comentarios

Régimen especial de trabajadores autónomos

2000 SOLUCIONES LABORALES
RETA; trabajador por cuenta propia; falso autónomo

¿Qué es el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos?

El RETA es el régimen especial de la Seguridad Social que incluye a las personas físicas españolas y extranjeras legalmente establecidas, mayores de 18 años salvo emancipación en los términos del Código Civil, cualquiera que sea su sexo y estado civil que se encuentran en cualquiera de los siguientes supuestos (arts. 305 LGSS, 3 D 2530/1970 y 2 O 24/09/70):

  • 1. Trabajadores por cuenta propia o autónomos.
  • 2. Trabajadores autónomos económicamente dependientes.
  • 3. Familiares del trabajador por cuenta propia o autónomo.
  • 4. Socios trabajadores por cuenta propia.
  • 5. Profesionales que ejercen su actividad por cuenta propia.
  • 6. Colectivos de incorporación posterior a la creación del RETA.

Se consideran trabajadores autónomos, entre otras, las personas físicas que realicen de forma habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, una actividad económica o profesional a título lucrativo, den o no ocupación a trabajadores por cuenta ajena (art. 1 LETA) (Véase: Trabajadores autónomos).

¿Cómo se regula el encuadramiento de los trabajadores autónomos?

Afiliación y alta:

Los trabajadores autónomos tienen la obligación de afiliarse al sistema de Seguridad Social y comunicar sus alta y variaciones de datos en el RETA (arts. 307.1 LGSS; 5.c) y 24 LETA).

Las afiliaciones y las altas, iniciales o sucesivas, serán obligatorias y producirán los siguientes efectos en orden a la cotización y a la acción protectora (art. 46.2 RGA, en la redacción de la Ley 6/2017):

  • - La afiliación y hasta 3 altas dentro de cada año natural tendrán efectos desde el día en que concurran en la persona de que se trate los requisitos y condiciones determinantes de su inclusión en el campo de aplicación del RETA.
  • - El resto de altas que se produzcan dentro de cada año natural, tendrán efectos desde el primer día del mes natural en que se reúnan los requisitos de inclusión en el RETA.
  • - Las altas solicitadas fuera de plazo, tendrán efectos desde el primer día del mes natural en que se reúnan los requisitos de inclusión en el RETA.
  • - La afiliación y el alta de oficio por la TGSS, se producirá en los supuestos recogidos en los artículos 26 y 29 RGA.

El alta en el RETA es única y exclusiva.

En el supuesto de la realización simultánea de dos o más actividades que den lugar a la inclusión en el RETA, el alta y su cotización serán únicas y se practicarán por aquella de las actividades que elija el interesado (arts. 41.1 y 46.3 RGA, en la redacción de la Ley 6/2017); y, en todo caso, si una de las actividades determinase la inclusión en el Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Propia Agrarios, el alta se practicará por dicha actividad.

En los supuestos de pluriactividad dentro del mismo régimen especial, sólo deberá realizarse el alta por una de las actividades por cuenta propia, la que elija el interesado (Véase: Pluriactividad).

Es compatible el alta en el RGSS y en el RETA, siempre que se trate de actividades distintas (STS 20/12/1996 Rec. 10005/92).

Es responsabilidad del trabajador autónomo solicitar los actos de encuadramiento respecto de su propia actividad, siendo sujeto responsable subsidiario de las mismas obligaciones que corresponden a los familiares que, por realizar una actividad de colaboración con aquél, están igualmente comprendidos en el campo de aplicación del RETA. También responden subsidiariamente del cumplimiento de tales obligaciones las sociedades colectivas y las comanditarias con respecto a sus socios y, en su caso, las cooperativas de trabajo asociado frente a sus socios, cuando proceda la inclusión de unos y otros en el RETA (artículo 40 RGA).

El alta se solicita en la TGSS, en el mes natural en que concurran las condiciones determinantes de su inclusión en el campo de aplicación del Régimen Especial, debiendo optar en el momento de causar alta por la cobertura o no de las contingencias profesionales, ya que la cobertura de la incapacidad temporal derivada de contingencias comunes es obligatoria, salvo que se tenga derecho a esta prestación en razón de la actividad realizada en otro Régimen de la Seguridad Social (art. 47.2 RGA).

Bajas:

Los trabajadores autónomos están obligados a comunicar su baja y deben cursarla por si mismos en el RETA (arts. 5.c LETA y 307.1 LGSS).

Las bajas se producen automáticamente y ex lege y surtirán efectos desde el día primero del mes siguiente a aquél en que dejen de concurrir en el trabajador las condiciones para su inclusión en el régimen especial (STS 29/12/95, rec.1460/95), siempre que se hubiese solicitado en el plazo y forma establecidos.

La TGSS podrá iniciar un procedimiento para la comprobación de la continuidad de la actividad, a efectos de cursar baja de oficio, de aquellos trabajadores por cuenta propia que, encontrándose de alta en el RETA, hayan dejado de ingresar las cotizaciones. Una vez haya acreditado el cese en la actividad, procederá a la baja de oficio del trabajador conforme a lo establecido en el RGA (art. 10.2 RDL 28/2018).

También puede proceder a la baja de oficio en los casos en los que se haya agotado la duración máxima prevista para las situaciones de incapacidad temporal, de conformidad con el cese en la obligación de cotizar que se produce en tal situación (STS 16/06/98, rec. 4312/97).

¿Hay obligación de cotizar? ¿Quiénes son los sujetos obligados y responsables de cotizar?

Los trabajadores autónomos están obligados a cotizar en el RETA (arts. 5.c y 25.1 LETA).

Actualmente, es obligatorio que los trabajadores autónomos económicamente dependientes coticen por contingencias de incapacidad temporal y accidente de trabajo y enfermedad profesional (disp. adic. 3ª.1 LETA).

Son sujetos obligados y responsables de la cotización, las personas que, en razón de su actividad, se encuentran incluidas en el campo de aplicación del RETA (art. 43.1 RGCL, y STC 24/11/87 Rec. 862/86).

Los trabajadores incluidos en el RETA cotizarán por la contingencia de incapacidad temporal y por las contingencias derivadas de accidente de trabajo y enfermedad profesional.

Hay varios supuestos en los que la obligación de cotizar de los trabajadores autónomos incluidos en el RETA puede quedar atenuada o exonerada.

Hay que destacar, que la Ley podrá establecer reducciones o bonificaciones en las bases de cotización o en las cuotas de Seguridad Social para determinados colectivos de trabajadores autónomos en atención a sus características personales o a las características profesionales de la actividad ejercida (art. 25.3 y disp. adic. 7ª LETA).

Es el propio trabajador autónomo el responsable del ingreso de su cotización y son responsables subsidiarios respecto de sus familiares y las Compañías comanditarias, respecto de sus socios trabajadores. Las Cooperativas de trabajo asociado que hayan optado, respecto de sus socios trabajadores por su incorporación al RETA, deberán responder solidariamente de la obligación de cotizar de sus trabajadores.

La cotización es única y se determina legalmente por tramos. El trabajador elige la base por la que va a cotizar entre una base mínima y otra máxima, que se establecen en cada ejercicio económico por la LPGE.

Durante 2020, las bases de cotización máxima y mínima aplicables con carácter general serán, respectivamente, de 4.070,10 y 944,40 euros mensuales (arts. 6.1 RDL 28/2018 y 15.2 OC/2019, prorrogada para el citado ejercicio).

La base elegida servirá también a efectos de accidente de trabajo y enfermedad profesional, cuando hubiera optado por su cobertura (art. 308.3 LGSS, en la redacción del RDL 28/2018, y art. 45.5 RGCL).

La libertad de elección de la base de cotización será diferente en virtud de la edad del trabajador autónomo en el momento de realizarla.

Podrán cambiar hasta 4 veces al año la base por la que viniesen obligados a cotizar, eligiendo otra dentro de los límites mínimo y máximo que les resulten aplicables en cada ejercicio, siempre que así lo soliciten a la TGSS, con los siguientes efectos (art. 43 bis.1 RGCL, añadido por la ley 6/2017):

  • - 1 de abril, si la solicitud se formula entre el 1 de enero y el 31 de marzo.
  • - 1 de julio, si la solicitud se formula entre el 1 de abril y el 30 de junio.
  • - 1 de octubre, si la solicitud se formula entre el 1 de julio y el 30 de septiembre.
  • - 1 de enero del año siguiente, si la solicitud se formula entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre.

Esto permite una mejor adaptación de las cotizaciones a los ingresos del trabajador autónomo.

¿Cuándo nace y se extingue la obligación de cotizar?

La obligación nace:

  • - Desde el día en que concurran las condiciones determinantes para la inclusión en su campo de aplicación del sujeto obligado a cotizar (art. 46.2.a. RGA, en la redacción de la Ley 6/2017)
  • - Desde el primer día del mes natural en que concurran las condiciones determinantes para la inclusión en su campo de aplicación (art. 46.2.b y c RGA, en la redacción de la Ley 6/2017)
  • - Cuando la TGSS practique el alta de oficio, la obligación de cotizar nacerá desde el primer día del mes natural en que resulte acreditada la concurrencia de los requisitos para la inclusión en su campo de aplicación.

Se extingue:

La obligación de cotizar al RETA se extingue al vencimiento del último día del mes natural en que las condiciones determinantes de su inclusión dejen de concurrir en el sujeto o se mantendrá hasta el primero del mes siguiente a la comunicación oficial de la baja (STS 29/12/95, rec. 1460/95), siempre que ésta se comunique en el tiempo y la forma establecidos (art. 45.2 RGCL).

Cuando no se comunique la baja no se producirá la extinción de la obligación de cotizar hasta el último día del mes natural en que la TGSS conozca el cese del trabajador en su actividad por cuenta propia (STS 13/12/95, rec. 1416/95).

¿Cuáles son los tipos de cotización?

Los tipos de cotización aplicables a los trabajadores incluidos en el RETA serán los fijados en la LPGE para cada ejercicio económico (art. 43.3 RGCL, en la redacción del RD 1382/2008, 1 ag.).

Durante el año 2020 se aplican los siguientes tipos de cotización (arts. 7 RDL 28/2018 y 15.1 OC/19, prorrogada para dicho ejercicio):

  • - Cotización por contingencias comunes: 28,30% (art. 15.1 a. OC/19).
  • - Cotización por contingencias profesionales: será el 0,9%, del que el 0,46% corresponde a la contingencia de incapacidad temporal y el 0,44% a la de incapacidad permanente, muerte y supervivencia.
  • - Cotización por cese de actividad: 0,70% (art. 35.4 a. OC/19)
  • - Cotización por formación profesional: 0,1% (art. 35.5 OC/19)

El tipo de cotización por convenio especial será único y estará constituido por el vigente en cada momento en el RGSS (art. 7.1 O TAS/2865/2003, 13 oct.).

Al tipo general se le pueden aplicar coeficientes reductores o multiplicadores en casos concretos.

¿En qué consiste la recaudación?

El importe de las cuotas se liquidará e ingresará por períodos mensuales, liquidándose su importe dentro del mismo mes al que aquellas correspondan; estando el período de liquidación siempre referido a meses completos (art. 45.1 RGCL, en la redacción de la Ley 6/2017).

Las cuotas se liquidan mediante un sistema de liquidación simplificada (art. 22.1.c LGSS). Los sujetos responsables del cumplimiento de la obligación de cotizar incluidos en el RETA deberán efectuar el pago de las cuotas mediante el sistema de domiciliación en cuenta.

Dentro de la acción protectora, ¿cuáles son las contingencias protegidas?

La acción protectora del RETA, comprenderá, en todo caso, las siguientes prestaciones (arts. 26.1 LETA y 314 LGSS):

  • - Asistencia sanitaria.
  • - Prestaciones por incapacidad temporal: se otorga en el RETA en los mismos términos y condiciones establecidos en el RGSS (STS 24/03/98 Rec.717/97) (Véase: Incapacidad temporal). Se tienen que cumplir unos requisitos:
    • 1. Deben acreditarse los requisitos de afiliación, alta y de cotización previstos para la prestación por incapacidad temporal en el RGSS.
    • 2. Encontrarse al corriente en el pago de las cuotas.
    • 3. Presentar ante la entidad gestora o MCSS (art. 78.2 RMATEP), incluso cuando la incapacidad temporal es consecuencia de contingencias profesionales (art. 89.2 RMATEP), una declaración sobre la persona que está gestionando directamente el establecimiento del que sea titular el trabajador autónomo o en caso contrario solicitar el cese temporal o definitivo en la actividad que viniese realizando.

    La cuantía del subsidio en el caso de contingencias comunes es el resultado de multiplicar sobre la base reguladora el 60% desde el 4º día hasta el 20º y a partir del 21º se multiplicará por el 75%. En el caso de accidente de trabajo o enfermedad profesional, se multiplicará por el 75% desde el primer momento.

    Por tanto, podemos decir que el derecho a esta prestación en casos de contingencias comunes nace a partir del 4º día y en contingencias profesionales, el día siguiente al de la baja.

    Esta prestación es incompatible con la realización cualquier clase de trabajo, ya sea por cuenta ajena o por cuenta propia.

  • - Prestaciones por incapacidad permanente: La contingencia de incapacidad permanente protegida por el RETA es la que hubiera sobrevenido a quien la padece cuando ya ostentase la condición de trabajador por cuenta propia y no la que hubiera tenido su origen con anterioridad a su afiliación a la Seguridad Social.

    La protección por incapacidad permanente comprende la incapacidad en todos sus grados:

    • 1. Incapacidad permanente parcial, sólo cuando sea consecuencia de contingencias profesionales
    • 2. Incapacidad permanente total para la profesión habitual
    • 3. Incapacidad permanente absoluta para todo trabajo.
    • 4. Gran invalidez.

    Para poder acceder a esta prestación hay que cumplir unos requisitos:

    • 1. Estar en alta en el RETA o en situación asimilada a la de alta.
    • 2. Encontrarse al corriente en el pago de las cuotas.
    • 3. Acreditar el período de cotización exigido, salvo en el supuesto de que la incapacidad permanente derive de accidente y el trabajador se encuentre en situación de alta o asimilada al alta.

    Cuando en el período tomado en cuenta para efectuar el cálculo de la base reguladora de la pensión por incapacidad permanente apareciesen meses durante los cuales no hubiera existido obligación de cotizar, éstos no pueden ser completados por las bases mínimas vigentes correspondientes a los trabajadores mayores de dieciocho años, como sucede en el RGSS (art. 318.c LGSS).

    La base reguladora de las prestaciones por incapacidad permanente derivadas de contingencias profesionales, será equivalente a la base de cotización del trabajador en la fecha del hecho causante de la prestación.

    A efectos de determinar el importe mínimo de la pensión consecuencia de enfermedad común y del cálculo del complemento de la pensión por gran invalidez, se tomará en consideración como base mínima de cotización la vigente en cada momento en el RGSS, cualquiera que sea el régimen con arreglo a cuyas normas se reconozcan las pensiones de incapacidad permanente total y de gran invalidez.

  • - Prestaciones por nacimiento y cuidado de menores: se aplicarán con la misma extensión y en los mismos términos y condiciones previstas para el RGSS (Véase: Nacimiento y cuidado de menor). Los períodos durante los que tendrá derecho a percibir los subsidios por maternidad y paternidad serán coincidentes, en lo relativo tanto a su duración como a su distribución, con los períodos de descanso laboral establecidos para los trabajadores por cuenta ajena, pudiendo dar comienzo el abono del subsidio por paternidad a partir del momento del nacimiento del hijo. Podrán recibirlos también en régimen de jornada parcial.

    Es requisito imprescindible encontrarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social.

    La prestación consistirá en un subsidio equivalente al 100% de una base reguladora cuya cuantía diaria será el resultado de dividir la suma de las bases de cotización acreditadas a este régimen especial durante los 6 meses inmediatamente anteriores al del hecho causante entre 180.

    Los trabajadores por cuenta propia podrán percibir el subsidio por paternidad durante el periodo comprendido desde el nacimiento del hijo, desde la resolución judicial por la que se constituye la adopción o desde la decisión administrativa o judicial de acogimiento, hasta que finalice el periodo correspondiente al descanso por maternidad, adopción o acogimiento, o inmediatamente después de la finalización de dicho descanso, siempre que, en todo caso, se produzca el cese en la actividad durante dicho periodo.

    Este derecho puede ser denegado, anulado o suspendido.

  • - Riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia natural: A efectos de la prestación por riesgo durante el embarazo se considera situación protegida aquella en que se encuentra la trabajadora embarazada durante el período de interrupción de la actividad profesional en los supuestos en que el desempeño de la misma influya negativamente en su salud o en la del feto, y así se certifique por los servicios médicos de la entidad gestora o de la MCSS competente.

    A efectos de la prestación por riesgo durante la lactancia, se considera situación protegida el periodo de interrupción de la actividad profesional durante el periodo de la lactancia natural, cuando el desempeño de la misma pudiera influir negativamente en la salud de la mujer o en la del hijo y así se certifique por los servicios médicos de la entidad gestora o MCSS correspondiente.

    Para poder acceder a la prestación se tienen que cumplir unos requisitos:

    • 1. Haber interrumpido su actividad profesional.
    • 2. Estar afiliada al sistema público de Seguridad Social y de alta en el RETA.
    • 3. Hallarse al corriente en el pago de sus cuotas al RETA.

    La prestación consiste en u subsidio equivalente al 100% de la base reguladora, que es equivalente a la base establecida para la prestación por incapacidad temporal consecuencia de contingencias profesionales en la fecha en que se emita el certificado por los servicios médicos de la entidad gestora o colaboradora correspondiente, o, en su caso, equivalente a la establecida para la prestación por incapacidad temporal derivada de contingencias comunes cuando el régimen de que se trate no contemple la cobertura de las contingencias profesionales y cuando no se hubiese mejorado voluntariamente el ámbito de la acción protectora, incorporando la protección de esta situación o la de las contingencias profesionales.

    El derecho a la prestación nace al día siguiente a aquél en que se emite el certificado médico y se abona mientras persista la imposibilidad de reanudar su actividad profesional.

    Se extingue en estos casos:

    • 1. Inicio del período de descanso por maternidad.
    • 2. Reanudación de la actividad profesional.
    • 3. Baja en el RETA.
    • 4. Interrupción del embarazo
    • 5. Fallecimiento de la beneficiaria.

    Este derecho puede ser denegado, anulado o suspendido.

  • - Jubilación: Los beneficiarios de la pensión de jubilación del RETA deben tener cumplida la edad de ordinaria de jubilación en la fecha en que se entienda causado el derecho (arts. 88 y 89 O 24-9-70). Existen tres posibilidades para adelantar la edad de jubilación de los trabajadores autónomos:
    • 1. Se establecen coeficientes reductores de la edad de jubilación a favor de los trabajadores que acreditan un grado importante de minusvalía.
    • 2. En atención a la naturaleza tóxica, peligrosa o penosa de la actividad ejercida, podrán acceder a la jubilación anticipada.
    • 3. Por voluntad del trabajador (art. 208 LGSS).

    Se entenderá causada (art. 90 OM 24 sept. 1970, en la redacción de la OM ESS/1310/2017):

    • 1. Para quienes se encuentren en alta, el día en que surta efectos la baja en el RETA como consecuencia del cese en el trabajo
    • 2. Para quienes se encuentren en alguna de las situaciones asimiladas a la de alta, el último día del mes en que tenga lugar la presentación de la solicitud.
    • 3. Para quienes no se encuentren en alta ni en situación asimilada a la de alta, la pensión se entenderá causada el día de la presentación de la solicitud.

    En el cómputo de la base reguladora de la pensión de jubilación no se contempla en el RETA la integración de las lagunas de cotización derivadas de períodos en que no existió obligación de cotizar (arts. 318.d LGSS, 59.2 O 24-9-70 y STS 16/03/92, Rec.1705/91), lo que significa que su valor para el cálculo de la base reguladora es cero.

    La regla general de no completar las posibles lagunas de cotización se ha quebrado en el supuesto del trabajador autónomo que continúa su actividad con más de 65 años (y acredita 38 años y 6 meses cotizados) o 67 años (y acredita 37 años cotizados), en el que se ha establecido que a efectos de determinar la base reguladora de las prestaciones excluidas de cotización, las bases de cotización correspondientes a las mensualidades de cada ejercicio económico, exentas de cotización, serán equivalentes al resultado de incrementar el promedio de las bases de cotización del año natural inmediatamente anterior en el porcentaje de variación media conocida del índice de precios al consumo en el último año indicado (art. 320 LGSS).

    La cuantía de esta pensión se determina aplicando a la base reguladora el porcentaje procedente de acuerdo con la escala establecida para el RGSS, en función exclusivamente de los años de cotización efectiva del beneficiario (art. 322 LGSS). Se han de computar únicamente los días naturales de cotización y no los «días-cuota» que corresponden a las pagas o gratificaciones extraordinarias incluidas en las correspondientes bases de cotización.

    Es incompatible con cualquier otro trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia que dé lugar a si inclusión en cualquiera de los regímenes del sistema público de Seguridad Social.

    En los supuestos de pluriactividad rigen estas normas:

    • 1. Se puede compatibilizar una pensión del RGSS con una del RETA y en el caso de acumular las dos pensiones se aplicará el tope máximo de pensiones para la suma de ambas.
    • 2. Si los beneficiarios no están en alta o situación asimilada, deberán acreditar que las cotizaciones de los dos regímenes se hubieran superpuesto, al menos, durante 15 años (art. 205.3 LGSS).
  • - Prestación por cese en la actividad: esta protección se reconocerá a los afiliados a la SS y en alta en el RETA (art. 327.1 LGSS). Alcanzará también a los socios trabajadores de las Cooperativas de trabajo asociado que hayan optado por su encuadramiento como trabajadores por cuenta propia en el régimen especial que corresponda, así como a los trabajadores autónomos que ejerzan su actividad profesional conjuntamente con otros en régimen societario o bajo cualquier otra forma jurídica admitida en derecho, siempre que, en ambos casos, cumplan con los requisitos exigidos (art. 327.2 LGSS) (Véase: Cese de actividad de los trabajadores autónomos).
  • - Prestación económica por cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave: es aplicable lo recogido en el capítulo X del título II LGSS.
  • - Prestaciones por muerte y supervivencia: deben ser reconocidas en los mismos términos que en el RGSS, ya que el TS exige que para ello el hecho causante debe haberse producido a partir de la fecha de entrada en vigor RD 9/1991, de 11 de enero (SST 2/04/96 rec.3362/95).

    No es necesario que el sujeto causante se encuentre al corriente en el pago de las cuotas al RETA cuando cumpla los requisitos de afiliación, alta y período de cotización.

    Se entenderán causadas estas prestaciones el día en que surta efectos la baja en el RETA como consecuencia del fallecimiento. Para el auxilio por defunción el hecho causante se entenderá producido en la fecha del fallecimiento, y para la pensión de orfandad, cuando el beneficiario sea hijo póstumo, el día de su nacimiento (art. 98 OM 24 sept. 1970, en la redacción de la OM ESS/1310/2017).

    La base reguladora de estas prestaciones derivadas de contingencias profesionales, será equivalente a la base de cotización del trabajador en la fecha del hecho causante de la prestación (art. 7 RD 1273/2003, 10 oct.).

  • - Prestaciones familiares: son aplicables al RETA las normas sobre protección a la familia contenidas en el capítulo XV del título II LGSS (Véase: Prestaciones familiares).
  • - Servicios sociales en materia de formación y rehabilitación de personas con discapacidad y de asistencia a las personas mayores.

Existe también la protección por contingencias comunes y profesionales (RD 1273/2003, 10 oct.).

La cobertura de la prestación económica por incapacidad temporal y la cobertura de las contingencias profesionales serán obligatorias.

¿Se protege al autónomo por accidente de trabajo? ¿Y por enfermedad profesional?

Accidente de trabajo:

Se entiende por accidente de trabajo el ocurrido como consecuencia directa e inmediata del trabajo que realiza por su propia cuenta y que determina su inclusión en el campo de aplicación del RETA.

Tienen la consideración de accidente de trabajo (art. 3.2 RD 1273/2003 10 oct):

  • - El sufrido al ir o al volver del lugar de la prestación de la actividad económica o profesional.
  • - Los acaecidos en actos de salvamento y otros de naturaleza análoga, cuando unos y otros tengan conexión con el trabajo.
  • - Las lesiones que sufra el trabajador durante el tiempo y en el lugar de trabajo, cuando se pruebe la conexión con el trabajo realizad.
  • - Las enfermedades que no tengan la consideración de enfermedad profesional, que contraiga el trabajador con motivo de la realización de su trabajo, siempre que se pruebe que la enfermedad tuvo como causa exclusiva la ejecución de aquél.
  • - Las enfermedades o defectos padecidos con anterioridad por el trabajador, que se agraven como consecuencia de la lesión constitutiva del accidente.
  • - Las consecuencias del accidente que resulten modificadas en su naturaleza, duración, gravedad o terminación, por enfermedades intercurrentes, que constituyan complicaciones derivadas del proceso patológico determinado por el accidente mismo o tengan su origen en afecciones adquiridas en el nuevo medio en que se haya situado el paciente para su curación.

Enfermedad profesional:

Se entenderá como enfermedad profesional la contraída como consecuencia directa e inmediata del trabajo que se realiza y que determina la inclusión en el régimen especial.

¿Es requisito imprescindible el estar al corriente de pago de las cuotas?

Para el reconocimiento y abono de las prestaciones del RETA será requisito imprescindible que los trabajadores autónomos estén afiliados y en situación de alta o asimilada y, con excepción del auxilio por defunción, se hallen al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social, en la fecha en la que se entiendan causadas (arts. 47.1 y 314 LGSS y art. 5 RD 1273/2003, 10 oct).

En el caso de que no se esté al corriente de pago de las cuotas, pero el trabajador autónomo tuviese cubierto el periodo mínimo de cotización necesario para tener derecho a la prestación, la entidad gestora le dará un plazo improrrogable de 30 días naturales para que ingrese dichas cuotas.

Si ingresa las cuotas dentro de ese plazo, se le considerará al corriente a efectos de la prestación solicitada; si, por el contrario, el ingreso se produce fuera de plazo, se concederá la prestación, reducida en un 20% si se trata de prestaciones de pago único o subsidios temporales, y si se trata de pensiones, se concederán con efectos a partir del día primero del mes siguiente a aquel en que tuvo lugar el ingreso de las cuotas adeudadas.

Como excepción, existe la posibilidad de que en los supuestos en que reuniéndose los requisitos para estar incluidos en el RETA no se hubiera solicitado el alta, las cotizaciones exigibles correspondientes a períodos anteriores a la formalización de su alta puedan producir efectos respecto a las prestaciones, una vez sean ingresadas con los recargos que legalmente procedan (art. 319.1 LGSS); siempre que el alta se hubiera formalizado a partir de 1-1-1994 (disp. trans. 20ª LGSS).

Además, sin perjuicio de las sanciones administrativas que procedan por su ingreso fuera de plazo, las cotizaciones darán lugar al devengo de intereses, que serán exigibles desde la correspondiente fecha en que debieron ser ingresadas, de conformidad con el tipo de interés legal del dinero vigente en el momento del pago (art. 319.2 LGSS).

Recuerde que…

  • Es un régimen que incluye a quienes realicen habitualmente una actividad económica o profesional a título lucrativo por cuenta propia.
  • Están incluidas las personas físicas españolas y extranjeras establecidas, mayores de 18 años, cualquiera que sea su sexo y estado civil.
  • Los autónomos tienen la obligación de afiliarse al sistema de Seguridad Social y comunicar sus altas y variaciones de datos en el RETA.
  • Estos trabajadores están obligados a comunicar su baja y deben cursarla por si mismos en el RETA.
  • Para el reconocimiento y abono de prestaciones, es imprescindible que estén afiliados y en situación de alta o asimilada y hallarse al corriente en el pago de cuotas a la Seguridad Social.
Subir