guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Registro de propiedad intelectual

Registro de propiedad intelectual

En España, la inscripción en el Registro de la Propiedad Intelectual es voluntaria, de modo que no es precisa esa inscripción para adquirir los derechos de propiedad intelectual ni acceder a la protección que se otorga legalmente a los autores y demás sujetos de derechos de propiedad intelectual.

Propiedad intelectual e industrial

¿Qué es el Registro de la Propiedad Intelectual?

El Registro de la Propiedad Intelectual es un órgano administrativo para la protección de los derechos de propiedad intelectual de los autores y demás titulares de sus obras, actuaciones o producciones.

Su normativa se recoge:

¿Es necesaria la inscripción?

El registro se constituye como un medio necesario para proteger el capital intelectual en el mercado, determinando los contenidos y existencias de las obras, y la pertenencia de los derechos que existen sobre las mismas. Además, la inscripción en el registro genera una presunción de pertenencia de los derechos a su titular, evitando conflictos entre titulares, mediante la emisión de certificados de titularidad, y dando publicidad de los derechos inscritos.

Se trata, por tanto, de un mecanismo administrativo de tutela de los derechos añadido a los instrumentos judiciales previstos en la normativa de propiedad intelectual, en virtud del cual pueden inscribirse los derechos de propiedad intelectual relativos a las obras, actuaciones o producciones protegidas por la ley.

Las características básicas de esa protección, según se desprende del artículo 145 LPI, radican en la publicidad del registro, así como en la presunción, salvo prueba en contrario, de que los derechos inscritos existen y pertenecen a su titular en la forma determinada en el asiento respectivo.

Asimismo, un rasgo principal de esta institución registral es su voluntariedad y el carácter no constitutivo de las inscripciones para la protección que la ley otorga a los derechos de propiedad intelectual.

Tiene acceso al Registro toda creación original, que puede generar los siguientes derechos:

  • - Derechos de propiedad intelectual sobre todas las creaciones originales literarias, científicas y artísticas, expresadas por cualquier medio o soporte. Se comprenden las composiciones musicales, audiovisuales, dibujos y diseños, fotografías y obras plásticas, proyectos de arquitectura o ingeniería, topografía, geografía, ciencia en general.
  • - Derechos de propiedad intelectual sobre creaciones de la sociedad de información: programas de ordenador, bases de datos, páginas web, y obras multimedia.
  • - Derechos afines: correspondientes a artistas, intérpretes o ejecutantes, productores de fonogramas y grabaciones audiovisuales, derechos de las entidades de radiodifusión, y producciones editoriales.

¿Cómo es su organización interna?

El Registro es único en todo el territorio nacional y está integrado por el registro central y los registros territoriales, creados y gestionados por las comunidades autónomas.

El artículo 144 LPI sigue el modelo registral descentralizado recogido en el Reglamento del Registro General de la Propiedad Intelectual aprobado por Real Decreto 281/2003, de 7 de marzo.

  • El registro central forma parte de la Administración General del Estado y depende del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.
  • Los registros territoriales son creados y gestionados por las Comunidades Autónomas y las Ciudades de Ceuta y Melilla (art. 2 RD 281/2003) y pueden establecer oficinas delegadas a efectos de la recepción de solicitudes, información y comprobación de la documentación exigida, liquidación de tasas y remisión de expedientes al registro territorial del que dependan.
  • Las comunidades autónomas y las Ciudades de Ceuta y Melilla determinan la estructura y funcionamiento del registro territorial en sus respectivos territorios y asumen su llevanza en lo que se refiere a las normas comunes sobre procedimiento de inscripción y medidas de coordinación e información entre los diferentes registros.

¿Cuál es el procedimiento de inscripción?

Solicitud

Los autores y demás titulares originarios, o los sucesivos titulares que os hayan adquirido válidamente sus derechos, pueden solicitar directamente, o por medio de representantes, presentando:

  • - El impreso oficial de la solicitud, con nombre y apellidos, nacionalidad y domicilio, título que acredite la personalidad jurídica, y el código de identificación fiscal.
  • - Ejemplar de la obra, debidamente encuadernada y paginado, reseñando el título, y el nombre y apellidos del autor, así como la fecha de divulgación. En su caso, soporte electrónico.
  • - Documentación complementaria.
  • - Fotocopia del documento de identidad.
  • - Justificación del pago de la tasa correspondiente.

Se arbitran normas especiales cuando se trate de obras colectivas, compuestas o derivadas, divulgadas mediante seudónimo, signo o anónimamente, o escritas con caracteres no latinos.

Subsanación

Cuando la petición contenga defectos subsanables, o adolezca de algún documento necesario, se requerirá al solicitante para que, dentro de un plazo de 10 días, subsane el defecto correspondiente. En el supuesto de que no se verifique la subsanación solicitada, se le tendrá por desistido de su petición, archivándose mediante solicitud motivada.

Calificación

Respecto de la calificación (artículo 22 RD 281/2003, de 7 de marzo), el titular del registro territorial calificará las solicitudes presentadas y la legalidad de los actos y contratos relativos a los derechos inscribibles, y resolverá acordando practicar, suspender o denegar la inscripción. La calificación y la resolución deben de adoptarse en función de lo que resulte del contenido de los actos y contratos, así como de los asientos del registro. Para la calificación de las solicitudes presentadas el registro podrá dirigirse en cualquier momento al solicitante en demanda de aclaraciones, con el fin de posibilitar la inscripción solicitada.

Se sigue el principio procedimental del tracto sucesivo (artículo 23 RD 281/2003, de 7 de marzo): las inscripciones recogen la titularidad de los derechos de propiedad intelectual, desde la primera inscripción hasta su paso al dominio público.

Así los actos y contratos por los que se transmitan o modifiquen derechos de propiedad intelectual sólo podrán ser inscritos o anotados en el registro acompañando a la instancia el documento acreditativo de la transmisión si el cedente fuese el autor o titular originario o los acreditativos de las transmisiones sucesivas de las que trae causa el derecho cuya inscripción se solicita. A estos efectos, el solicitante justificará documentalmente el acto o contrato de acuerdo con lo establecido en el artículo 10 del RD 281/2003, de 7 de marzo.

Contra los acuerdos del titular del registro relativos a la inscripción y fundados en la validez o invalidez de los títulos, en la capacidad de las partes o en la existencia o inexistencia de los derechos inscribibles, así como en cualquier otra cuestión de naturaleza jurídico-privada, se podrán ejercitar, ante la jurisdicción civil y sin necesidad de reclamación administrativa previa, las acciones procedentes de conformidad con lo establecido en el artículo 145.2 LPI. Contra las resoluciones y los actos de trámite que tengan su fundamento en la aplicación de normas de procedimiento administrativo, los interesados podrán interponer los recursos que correspondan en vía administrativa, de conformidad con lo establecido en los artículos 112 y siguientes de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del procedimiento administrativo común de las administraciones públicas (artículo 25 RD 281/2003, de 7 de marzo).

Inscripción

En cuanto a la inscripción registral, expresará: el número del asiento registral; el título de la obra, actuación o producción; el objeto de propiedad intelectual; la clase de obra, actuación o producción con los datos específicos de descripción o identificación que consten en la solicitud; los datos identificativos del autor o del titular originario; los derechos que se inscriben, su extensión y condiciones si las hubiera; el titular de los derechos patrimoniales con expresión de sus datos identificativos; si existiera, el título que contiene el derecho que se inscribe, su fecha y el tribunal, juzgado o notario que, en su caso, lo autorice; el lugar, fecha, hora y minuto de presentación de la solicitud de inscripción, el número de entrada que se le hubiese asignado y la fecha a partir de la cual la inscripción comienza a surtir efectos. No obstante, lo antes señalado, se omitirá en el asiento registral:

  • a) El nombre o denominación social del autor o autores cuando se trate de obras bajo seudónimo o signo (y así se solicite expresamente), o de obras anónimas.
  • b) El número de páginas y el formato en las obras impresas.

Se asignarán números diferentes y correlativos a cada obra, actuación o producción que se presente para inscripción, dentro de cada año natural.

Si hubiese números anulados u omitidos, se salvarán al diligenciarse los libros correspondientes. Las sucesivas inscripciones de derechos sobre una obra, actuación o producción estarán diferenciadas con ordinales correlativos a partir de la primera. Todas las inscripciones contendrán, asimismo, el sello del registro territorial competente y la firma del registrador.

En lo relativo a los efectos de la inscripción (artículo 27 RD 281/2003, de 7 de marzo), se presumirá, salvo prueba en contrario, que los derechos inscritos existen y pertenecen a su titular en la forma determinada en los asientos respectivos.

La inscripción surtirá efecto desde la fecha de recepción de la solicitud en el registro territorial competente para resolver, salvo en el caso de subsanación de defectos realizada conforme prevé el artículo 19 del Reglamento que afecten a la validez de los actos y contratos inscribibles, en el que dicho efecto se producirá desde la fecha de acceso al registro territorial competente del documento de subsanación. Inscrito o anotado en el registro cualquier derecho, acto o contrato objeto de aquél, no podrá inscribirse o anotarse ningún otro de igual, anterior o posterior fecha, que se le oponga o sea incompatible, salvo resolución judicial en contrario.

Cancelación

Las inscripciones se extinguen, en todo o en parte, por su cancelación (artículo 28 RD 281/2003, de 7 de marzo).

La cancelación tendrá lugar:

  • a) A petición del titular del derecho inscrito, a condición de que no se vean perjudicados derechos de terceros.
  • b) Por la declaración de nulidad del acto o contrato en virtud del cual se ostente el derecho inscrito.
  • c) Por resolución judicial firme.

En lo relativo al procedimiento para la cancelación, se estará a lo establecido en la legislación hipotecaria, en cuanto sea compatible.

Los ejemplares de las obras, actuaciones o producciones presentadas de acuerdo con el artículo 14 del Reglamento se conservarán en poder del registro correspondiente y no podrán ser devueltos a los autores o titulares en caso de extinción de la inscripción.

Rectificaciones

El Registro podrá rectificar en cualquier momento, de oficio o a instancia de los interesados, los errores materiales, de hecho o aritméticos existentes en sus actos, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 109 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del procedimiento administrativo común de las administraciones públicas (artículo 29 RD 281/2003, de 7 de marzo).

¿Es público el Registro de la Propiedad Intelectual?

Los asientos registrales serán públicos (artículo 30 RD 281/2003, de 7 de marzo). Dicha publicidad tendrá lugar:

La expedición de certificaciones y consulta de documentos contenidos en los expedientes, o del nombre del autor o coautores de las obras divulgadas mediante seudónimo, signo o anónimamente, quedará limitada a aquellas personas que acrediten un interés directo (artículo 31 RD 281/2003, de 7 de marzo).

En cuanto a la publicidad de los programas de ordenador, los únicos elementos de los expedientes relativos a los programas de ordenador susceptibles de consulta pública serán los que consten en el asiento registral correspondiente (artículo 32 RD 281/2003, de 7 de marzo).

Recuerde que...

  • La inscripción en el Registro de la Propiedad es voluntaria.
  • Otorga una mera presunción de que los derechos en él publicados existen y pertenecen a su titular en la forma determinada en el asiento respectivo.
  • La solicitud de inscripción puede presentarse por los autores y demás titulares originarios, o los sucesivos titulares que os hayan adquirido válidamente sus derechos.
  • La publicidad del Registro se efectúa mediante certificaciones, meras notas informativas o incluso acceso a los asientos.
Subir