guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Libertad de empresa

Libertad de empresa

Derecho constitucional a participar libremente en la aportación de recursos privados en la fundación, mantenimiento y producción de empresas económicas y a decidir sobre sus objetivos y establecer su propia planificación en función de sus recursos.

Derechos fundamentales y libertades públicas

Introducción

¿Cuál es el modelo económico establecido en la Constitución Española?

El artículo 38 de la Constitución Española reconoce la libertad de empresa en el marco de la economía de mercado. Establece además que los poderes públicos garantizan y protegen su ejercicio y la defensa de la productividad, de acuerdo con las exigencias de la economía general y, en su caso, de la planificación.

El derecho a la libertad de empresa reconocido en este artículo forma parte de lo que se suele denominar "Constitución económica", es decir, de aquellos principios en materia económica que se consideran fundamentales y deciden incluirse en la propia Constitución, entre los que destacan los principios rectores de la política social y económica.

La Constitución Española de 1978, en línea con el constitucionalismo europeo posterior a la Segunda Guerra Mundial y con la concepción del Estado Social y Democrático de Derecho proclamado en su artículo 1 CE, contiene en su texto abundantes referencias a materias e instituciones económicas en cuanto participa de la concepción, común a las sociedades modernas, de que la economía, por su dimensión social, ostenta un protagonismo esencial para la convivencia democrática y la configuración de un orden social justo.

La norma constitucional no incluye unos principios rígidos que determinan un modelo económico rígido y definido, sino que ha establecido un modelo económico amplio y flexible, que parte de la base de una economía de mercado que podría llevar, como ha señalado numerosa doctrina, desde una economía mixta con preponderancia pública hasta una economía mixta con preponderancia privada, siempre dentro del respeto al resto de principios y normas constitucionales.

,

El artículo 38 CE establece los límites dentro de los que necesariamente han de moverse los poderes constituidos al adoptar medidas que incidan sobre el sistema económico de nuestra sociedad. El mantenimiento de estos límites está asegurado por una doble garantía: por un lado, la reserva de ley y por otro, la que resulta de la atribución a cada derecho o libertad de un núcleo del que ni siquiera el legislador puede disponer de un contenido esencial. No determina la Constitución cual debe ser este contenido esencial, por lo que corresponde al Tribunal Constitucional el resolver las controversias que al respecto puedan plantearse (Sentencias Tribunal Constitucional 37/1981 y 109/2003).

La incorporación de España a la Unión Europea ha tenido en la libertad de empresa un importante apoyo. Las cuatro libertades comunitarias, a saber, libre circulación de personas, bienes, servicios y capitales, enmarcadas en un sistema de libre competencia real y efectivo constituyen elementos sustanciales de la organización económica que reconoce la Constitución.

La libertad de empresa de los particulares está sujeta a determinadas imposiciones y así:

_El artículo 129 de la Constitución en su apartado segundo establece que los poderes públicos promoverán diversas formas de participación en la empresa y facilitarán el acceso de los trabajadores a la propiedad de los medios de producción, buscando fórmulas de democracia empresarial;

-El artículo 128.1 CE subordina toda la riqueza del país, en sus distintas formas y sea cual sea su titularidad, pública o privada, al interés general.

-El artículo 33.3 CE admite la expropiación forzosa por utilidad pública o interés social mediante la correspondiente indemnización y de conformidad con las leyes.

-El artículo 40.1 CE impulsa a los poderes públicos a promover las condiciones favorables para el progreso social y económico y una mejor distribución de la renta nacional y regional.

–El artículo 9.2 CE señala a los poderes públicos la obligación de promover las condiciones favorables para que la libertad y la igualdad del individuo y los grupos en que se integra sean reales y efectivas, un aspecto donde las normas sobre la libre competencia son esenciales para la libertad de empresa, que puede verse reducida a la nada no por el sector público sino por los grandes monopolios en manos privadas.

¿Cómo interpreta el Tribunal Constitucional el derecho a la libertad de empresa?

El Tribunal Constitucional ha señalado en diversas Sentencias que la libertad de empresa es compatible con los demás preceptos constitucionales que consignan una actividad pública económica, como son los principios rectores de la política social y económica contenidos en el capítulo III del Título I y todo el Título VIII bajo el rótulo de "Economía y Hacienda". recogiendo el artículo 128.2 CE tres de ellos: iniciativa económica pública, intervención de empresas y reserva al sector público de servicios y recursos esenciales para la comunidad por medio de ley y que podrá tener lugar especialmente en caso de monopolio.

La libertad de empresa deber ejercerse en el marco de la economía de mercado debiéndose entender esta última, de acuerdo con el Tribunal Constitucional, como la defensa de la competencia que constituye un presupuesto y un límite de aquella libertad, evitando aquellas prácticas que puedan afectar o dañar seriamente a un elemento tan decisivo en la economía de mercado como es la concurrencia entre empresas y no como una restricción de la libertad económica (Sentencia del Tribunal Constitucional 1/1982, 208/1999, de 11 de noviembre).

El Tribunal Constitucional ha señalado que no solo la economía de mercado es el marco obligado de la libertad de empresa sino además que dicha libertad se halla naturalmente relacionada con la necesaria unidad de la economía nacional y la exigencia de que exista un mercado único que permita al Estado el desarrollo de su competencia constitucional de coordinación de la planificación general de la actividad económica (Sentencias del Tribunal Constitucional 96/1984, 64/1990 y 118/1996).

Sin la igualdad de las condiciones básicas de ejercicio de la actividad económica no es posible alcanzar en el mercado nacional el grado de integración que su carácter le impone (Sentencia del Tribunal Constitucional 64/1990).

.

Recuerde que...

  • La Constitución Española no incluye unos principios rígidos que determinan un modelo económico rígido y definido, sino que establece ha establecido un modelo económico amplio y flexible, que parte de la base de una economía de mercado que podría llevar, desde una economía mixta con preponderancia pública hasta una economía mixta con preponderancia privada, siempre dentro del respeto al resto de principios y normas constitucionales.
  • El art. 38 establece los límites dentro de los que necesariamente han de moverse los poderes constituidos al adoptar medidas que incidan sobre el sistema económico de nuestra sociedad.
  • Las cuatro libertades reconocidas por la normativa de la Unión Europea: libre circulación de personas, bienes, servicios y capitales, enmarcadas en un sistema de libre competencia real y efectivo constituyen elementos sustanciales de la organización económica que reconoce la Constitución.
Subir