guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Accidente aéreo

ACCIDENTE AÉREO

Podría aludirse como concepto definitorio del Accidente Aéreo como aquel hecho que supone un trastorno de diferente intensidad o cualquier anomalía que se produzca en las naves que, bien en situación de despegue o de aterrizaje, bien en su circulación aérea, sufran como consecuencia de dicha actuación.

La imprecisión del concepto obedece tanto a su falta de específica regulación cuanto a la variedad de supuestos o circunstancias a tener en cuenta a la hora de precisarlo, pudiendo englobar casos tan dispares como, desde un extremo, los que se redujeran a la mera perturbación en las condiciones de vuelo o fases del mismo, hasta los que desde el lado contrario supusieran la causación de daños en personas o bienes.

No obstante, la Organización de Aviación Civil Internacional (O.A.C.I.) ya lleva a cabo un primer intento de delimitación conceptual cuando distingue entre "accidente aeronáutico" e "incidente aeronáutico" en el Anexo XIII al Convenio Internacional de Aviación Civil al definir al accidente aeronáutico como "todo suceso relacionado con la utilización de una aeronave, que ocurre dentro del periodo comprendido entre el momento en que una persona entra a bordo de la aeronave con la intención de realizar un vuelo, y el momento en que todas las personas han desembarcado, durante el cual:

  • a) cualquier persona muere o sufre lesiones graves a consecuencia de hallarse en la aeronave, sobre la misma, o por contacto directo con ella o con cualquier cosa sujeta a ella
  • b) la aeronave sufre daños de importancia".

También la Ley 48/1960, de 21 de julio, sobre Navegación Aérea hace alusión al supuesto de accidente aéreo en su artículo 134 cuando dispone que "La asistencia y salvamento de las aeronaves accidentadas o en peligro son de interés público. Se efectuarán bajo la dirección de las autoridades aeronáuticas, a quienes corresponderá también la investigación y determinación de responsabilidades en los casos de accidente".

Dicha Ley destina su capítulo XIII a la responsabilidad en caso de accidente.

El principio general de exigencia de responsabilidad responde a un sistema objetivo instaurado en el artículo 120 de dicha Ley cuando dispone que "la razón de indemnizar tiene su base objetiva en el accidente o daño y procederá, hasta los límites de responsabilidad que en este capítulo se establecen, en cualquier supuesto, incluso en el de accidente fortuito y aun cuando el transportista, operador o sus empleados justifiquen que obraron con la debida diligencia". Sin perjuicio del sistema culpabilístico establecido a reglón seguido por el artículo 121 cuando dice que "No obstante lo dispuesto en el artículo anterior, el transportista u operador responderá de sus propios actos y de los de sus empleados, y no podrán ampararse en los límites de responsabilidad que en este capítulo se establecen si se prueba que el daño es el resultado de una acción u omisión suya o de sus dependientes, en la que exista dolo o culpa grave. En el caso de los empleados habrá de probarse, además, que éstos obraban en el ejercicio de sus funciones".

De otro lado, en el supuesto de daños originados por colisión entre aeronaves el artículo 123 dispone que "En caso de colisión entre aeronaves, los empresarios de ellas serán solidariamente responsables de los daños causados a tercero. Si la colisión ocurre por culpa de la tripulación de una de ellas serán de cargo del empresario los daños y pérdidas, y si la culpa fuese común o indeterminada, o por caso fortuito, cada uno de los empresarios responderá en proporción al peso de la aeronave".

Subir