guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Atmósfera

Atmósfera

La atmósfera constituye un recurso necesario para la vida humana y animal, por lo que el ordenamiento jurídico tiende a su protección, imponiendo tanto a las Administraciones Públicas como a todas las personas obligaciones en relación con su protección y conservación.

Medio Ambiente

¿Qué es la atmósfera desde el punto de vista jurídico?

La atmósfera es un recurso común indispensable para la vida respecto del cual todas las personas tienen el derecho de su uso y disfrute y la obligación de su conservación.

Por ello, las emisiones a la atmósfera están reguladas por numerosos Tratados Internacionales (Protocolo de Kyoto, Acuerdo de París 2016), normativa europea, disposiciones estatales e incluso por normas de carácter autonómico, que pretenden la protección atmosférica reduciendo la contaminación, proteger la capa de ozono o combatir el cambio climático.

La actual Ley en vigor, la Ley 34/2007, de 15 de noviembre, de calidad del aire y protección de la atmósfera, establece las bases en materia de prevención, vigilancia y reducción de la contaminación atmosférica con el fin de evitar o al menos aminorar los daños que de ésta puedan derivarse para las personas, el medio ambiente y demás bienes de cualquier naturaleza.

Esta disposición se basa en el conocido principio "quien contamina paga" y establece como criterio regulador básico la prevención y la corrección de la fuente contaminante. La Ley tipifica las sanciones y en el caso de las graves, la sanción pecuniaria puede consistir en una multa desde 200.001 euros hasta 2 millones de euros, así como la clausura definitiva o parcial de la instalación.

El Estado español tiene atribuidas en esta materia las siguientes competencias:

  • - Vigilancia de la calidad del aire.
  • - Determinación de los niveles de inmisión y de emisión.

Las Comunidades Autónomas, a su vez, también tienen asignadas competencias importantes en materia de Medio Ambiente y por ende en la protección atmosférica. En concreto, pueden ejercer competencias de desarrollo de la legislación básica estatal y dictar normas adicionales de protección que vayan más allá de los mínimos regulados en la legislación básica (artículo 149.1.23.ª de la Constitución), así como las generales de gestión del Medio Ambiente (artículo 148.1.9.ª). Ello las convierte en un operador de especial relevancia para el buen fin que persigue la mencionada Ley 34/2007.

Por último, y en relación con las entidades locales, también tienen atribuciones competenciales cuando la población tenga un alto nivel de contaminación atmosférica.

Recuerde que…

  • La atmósfera constituye un recurso indispensable para la vida humana, por lo que se hace necesaria su protección y conservación.
  • Se encuentra protegida tanto a nivel estatal como a nivel internacional, a través de protocolos y estrategias conjuntas de los diferentes países para controlar las emisiones de gases nocivos.
  • El estado español tiene atribuidas competencias en relación con la vigilancia de la calidad del aire y la determinación de los niveles de inmisión y emisión.
  • Las Comunidades Autónomas y las Entidades Locales tienen también atribuidas competencias en la materia, constituyéndose en operadores de especial importancia para el cumplimiento de la normativa de aplicación.
Subir