guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Baja en la Seguridad Social

Baja en la Seguridad Social

Seguridad Social

I. CONCEPTO

La baja es el acto administrativo en cuya virtud la Tesorería General de la Seguridad Social excluye a un trabajador o asimilado del campo de aplicación de Régimen de la Seguridad Social en que por su actividad estaba dado de alta. Constituye una obligación empresarial comunicar la baja, mediante solicitud dirigida a la Dirección Provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social, dentro del plazo de los seis días naturales siguientes al cese en el trabajo, salvo autorización excepcional.

En caso de incumplimiento por parte de los empresarios, los trabajadores podrán instar directamente su baja o, incluso, practicarla de oficio la Administración.

II. EFECTOS DE LA BAJA

Sobre los efectos de la baja, cabe señalar que:

  • - Si se lleva a la práctica dentro del plazo señalado, se extingue la obligación de cotizar; de lo contrario, esto es, cuando se formule fuera de plazo no se extingue dicha obligación sino hasta el día en que la Tesorería General de la Seguridad Social conozca el cese en el trabajo o en la situación que determine la inclusión en el régimen de Seguridad Social correspondiente.
  • - Si la baja tiene lugar de oficio, se extingue la obligación de cotizar desde el mismo día en que se haya llevado a cabo la actuación inspectora o hayan sido recibidos los datos o documentos que acrediten el cese en el trabajo por cuenta ajena, en la actividad por cuenta propia o en la situación correspondiente.

De todos modos, la solicitud de baja y el reconocimiento de la misma no extingue la obligación de cotizar cuando continúe la prestación de trabajo o situación correspondiente o si el trabajador se encuentra en situación asimilada al alta en la que esté expresamente establecida la subsistencia de la obligación de cotizar.

Es posible, por supuesto, que la Administración competente desestime la solicitud de baja mediante resolución motivada y que, también, se revisen de oficio las bajas indebidas. Como regla general, la resolución administrativa que declare indebida la baja determina que el trabajador sea considerado en alta a todos los efectos, subsistiendo la obligación de cotizar (artículo 61 del Real Decreto 84/1996).

Subir