guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Curatela

Curatela

La curatela es una institución jurídica de menor trascendencia que la tutela, en la que el curador complementa la capacidad de un menor de edad, un pródigo o incapacitado, en aquellos actos o negocios jurídicos que el sometido a la misma no puede realizar por sí solo.

Ausencia, incapacitación y tutela

¿Qué es la curatela?

Por curatela ha de entenderse la institución jurídica por la cual el curador complementa la capacidad de un menor, pródigo o incapacitado en todos aquellos actos o negocios jurídicos que los mismos no puedan realizar por sí solos.

De dicha definición se concluyen las siguientes características:

  • Es una institución de menor trascendencia jurídica que la tutela, en cuanto que el curador no cuida de la persona sujeta a curatela, ni de su patrimonio, sino que solamente le asiste y complementa su capacidad en un negocio o negocios jurídicos.
  • La función del curador, pues, es la de complementar la capacidad del sujeto a curatela.
  • La curatela se halla sujeta siempre y en todo caso a la supervisión judicial, tal y como dispone el artículo 216 del Código Civil:

    "Las funciones tutelares.....estarán bajo la salvaguarda de la autoridad judicial".

  • La naturaleza jurídica de la tutela, introducida por la reforma del Código Civil por Ley de 1983, se configura como tutela de autoridad contrapuesta a la antigua tutela de familia, destacándose su carácter de deber de carácter irrenunciable. Absolutamente toda la función tutelar se ejerce en beneficio del tutelado que siempre deberá prevalecer sometido a las instituciones tutelares y a la salvaguarda judicial.

En cuanto a la regulación legal de la curatela, la misma se encuentra prevista en el Título X, denominado "De la tutela, de la curatela y de la guarda de los menores o incapacitados", y más concretamente en el Capítulo I, de los artículos 215 a221 del Código Civil.

¿Quiénes están sujetos a curatela?

Las personas sujetas a la institución de la curatela son:

  • 1. Los menores emancipados que carezcan de padres, bien por fallecimiento de los mismos, bien porque éstos se hallen privados de la patria potestad por cualesquiera de las causas contenidas en el artículo 170 del Código Civil; así como los menores habilitados de edad, esto es, menores sujetos a tutela que han sido judicialmente emancipados, y que pese a que cuentan con capacidad de obrar, existen algunos actos que no pueden realizar por sí mismos, requiriendo para éstos del complemento de capacidad del curador (artículo 286, números 1 y 2 del Código Civil).
  • 2. Los declarados pródigos (artículo 286, número 3 del Código Civil), en cuyo caso, los actos que el pródigo no pueda realizar por sí solo, serán los expresamente especificados en la sentencia que declare la prodigalidad.
  • 3. Los incapacitados, cuya sentencia de incapacitación o resolución judicial que la modifique no hayan decretado su incapacidad total, sino un conjunto de actos que requieran de complemento de capacidad por parte del curador.

En este caso es destacable la Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 31 de diciembre de 1991, que mantiene que: la incapacitación, que como estado y situación puede afectar a la interesada, no ha de ser reputada con plenitud de efectos, es decir como incapacidad total, sino más bien como de tipo medio o atenuada, que impone la necesidad de que la defectuosa personalidad de la mujer en razón al retraso mental descrito que padece se integre y asista sin necesidad de recurrir a la tutela, sino mediante la institución intermedia de la curatela nombrándose un curador que le asistirá en todos los actos de enajenación, gravamen y disposición y demás legalmente ordenados.

¿Cómo se constituye la curatela?

Sobre este extremo es preciso comenzar indicando que son muy escasas las normas que específicamente regulen la curatela, por lo que el propio Código Civil, en su artículo 291, menciona expresamente que: son aplicables a los curadores las normas sobre nombramiento, inhabilidad, excusa y remoción de los tutores. No podrán ser curadores los quebrados y los concursados no rehabilitados.

En todo caso la curatela, como cualquier otra institución de naturaleza o carácter tutelar, será constituida por la autoridad judicial. Será por tanto el Juez el que deberá de constituir la curatela y nombrar al curador.

Sobre la constitución de oficio, obligación de promoverla y facultad de ponerlo en conocimiento del Juez regirán las normas aplicables al tutor, según lo dispuesto en los artículos 228, 229 y 230 del Código Civil, por remisión del artículo 291 CC.

De este modo, y siguiendo el contenido de los preceptos referenciados, cuando se de cualesquiera de los supuestos en los que una persona haya de quedar sujeta a la curatela, tendrán obligación de promover la constitución de la misma: los parientes que puedan ser nombrados curador y los que tengan bajo su guarda a la persona que vaya a estar sujeta a curatela; y asimismo cualquier persona tiene la facultad de ponerlo en conocimiento del Juez o del Ministerio Fiscal, los cuales darán lugar a la constitución de la curatela. En último lugar, el Ministerio Fiscal puede pedir, y el Juez puede constituirla de oficio.

De conformidad con lo dispuesto en el artículo 292 del Código Civil, si el sometido a curatela hubiese estado con anterioridad bajo tutela, desempeñará el cargo de curador el mismo que hubiese sido su tutor, a menos que el Juez disponga otra cosa.

¿Qué funciones tiene el curador?

El curador no tiene otra función y contenido que la de complementar la capacidad del sometido a la curatela en aquellos actos jurídicos que no pueda efectuar válidamente por sí solo (artículo 288 del Código Civil).

En cuanto a los actos en los que se precisa de la asistencia o complemento del curador, serán:

  • a) Respecto del menor emancipado o el que hubiera obtenido el beneficio de la mayor edad, no pueden realizar, sin consentimiento de sus padres o a falta de ambos sin el de su curador, según los artículos 323 y 324 del Código Civil:
    • - Tomar dinero a préstamo.
    • - Gravar o enajenar bienes inmuebles y establecimientos mercantiles o industriales u objetos de extraordinario valor.
  • b) Respecto del pródigo, no podrá realizar por sí solo aquellos actos jurídicos expresamente determinados en la sentencia.

En todo caso, el curador refuerza, controla y complementa la capacidad del sujeto a curatela, realizando una función de asistencia y protección en todos aquellos actos, no necesariamente patrimoniales o económicos, que no pueda realizar por sí solo. En estos supuestos, el curador no tiene la iniciativa para actuar y complementar la capacidad del sujeto a curatela, sino que intervendrá a petición expresa de aquél, complementando el acto si entiende que el mismo es útil, autorizándolo fehacientemente, quedando en último caso bajo la supervisión y control judicial.

Al igual que el tutor, el curador tiene legalmente establecidas una serie de prohibiciones, tales como:

  • En actos a título gratuito, recibir liberalidades del sometido a curatela.
  • En actos a título oneroso, adquirir o transmitirle bienes, así como autorizar actos en los que intervenga como parte el mismo curador, y exista conflicto de intereses entre los mismos.

¿Cuándo se extingue la curatela?

De conformidad con lo dispuesto en el artículo 286 del Código Civil, la curatela se extinguirá:

  • 1. Por alcanzar el emancipado o el que ha obtenido el beneficio de la mayor edad, la mayoría de edad, esto es, los dieciocho años.
  • 2. Por quedar sin efecto la declaración de prodigalidad.
  • 3. Por quedar sin efecto la declaración de incapacitación, o por recuperar el incapacitado su capacidad de obrar plena o bien por modificarse la sentencia y quedar sujeto al régimen más amplio de tutela.
  • 4. Por adopción del sometido a curatela.
  • 5. Por fallecimiento del sometido a curatela.

Recuerde que...

  • La curatela es una institución jurídica en la que el curador complementa la capacidad del sometido a la misma en aquellos actos que no puede realizar por sí solo.
  • Están sometidos a curatela los menores emancipados que carezcan de padre y los menores sujetos a tutela que hubiera sido judicialmente emancipados, para aquellos actos que no puedan realizar por sí mismos debido a su limitada capacidad de obrar.
  • También se instituye curatela sobre los declarados pródigos y los incapacitados de forma parcial.
  • La curatela es constituida judicialmente. Tienen obligación de instarla los parientes que pudieran ser nombrados curadores y bajo cuya guarda se encuentre la persona. Cualquier persona puede ponerlo en conocimiento del juez o Ministerio Fiscal.
  • El curador complementa la capacidad del menor emancipado respecto a la toma de dinero a préstamo y la enajenación de bienes inmuebles y establecimientos mercantiles u objetos de extraordinario valor.
Subir