guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Dies a quo, dies ad quem

Dies a quo, dies ad quem

Proceso civil

¿Qué significa la expresión latina dies a quo y dies ad quem?

Las expresiones latinas dies a quo y dies ad quem se refieren, respectivamente, al día inicial y al final en el cómputo de los plazos. Dies a quo hace referencia a la fecha en la que da comienzo el cómputo del plazo: “es a partir de esa fecha, como diez a quo a partir de la que ha de empezarse a contar el plazo prescripo” (STS de 21 de junio de 2011, rec. 1487/1996). Por su parte, Dies ad quem hace referencia a la fecha en la que finaliza el plazo.

¿Qué establece la ley respecto al cómputo del plazo?

No debe confundirse plazo, que se refiere al lapso de tiempo dentro del cual debe realizarse el acto procesal, frente a término, que indica el momento temporal concreto en el que debe verificarse una actuación judicial.

En primer lugar, es regla general que todos los actos procesales deben llevarse a cabo dentro de los plazos dispuestos legalmente y son improrrogables. En este sentido el artículo 136 de la Ley de Enjuiciamiento Civil dispone que transcurrido el plazo o pasado el término señalado para la realización de un acto procesal de parte se producirá la preclusión y se perderá la oportunidad de realizar el acto de que se trate, si bien hay que destacar la excepción del artículo 135 LEC que art. 135.1 LEC permite que puedan presentarse escritos sujetos a plazo hasta las quince horas del día hábil siguiente al del vencimiento del plazo.

Respecto al cómputo de los plazos procesales, el art. 185 LOPJ establece que habrá que estar a lo dispuesto en el artículo 5 del Código Civil. Este precepto establece que siempre que no se establezca otra cosa, en los plazos señalados por días, a contar de uno determinado, quedará éste excluido del cómputo, el cual deberá empezar en el día siguiente; y si los plazos estuviesen fijados por meses o años, se computarán de fecha a fecha. Asimismo, en el cómputo civil de los plazos no se excluyen los días inhábiles.

ATENCIÓN De esta forma, si por ejemplo la fecha inicio fuese 30 de enero, la fecha fin sería 28 febrero. Este sería el resultado de 30 enero + 31 enero + mes que no tiene día 31 = último día de mes, 28 febrero (o 29 si es año bisiesto).

Por último, el mencionado artículo 185 LOPJ también establece que si el último día de plazo fuere inhábil, se entenderá prorrogado al primer día hábil siguiente. Legalmente, los días inhábiles a efectos procesales son los sábados y domingos, ,el mes de agosto, 24 y 31 de diciembre, los días de fiesta nacional y los festivos a efectos laborales en la respectiva Comunidad Autónoma o localidad. También serán inhábiles los días del mes de agostoAsí, siguiendo el ejemplo mostrado anteriormente, si el día 28 de febrero fuese sábado, la fecha fin pasaría al lunes 2 de marzo.

Finalmente, cuando en el mes del vencimiento no hubiera día equivalente al inicial del cómputo, se entenderá que el plazo expira el último del mes.

Subir