guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Horas hábiles

Horas hábiles

Procesal

Con respecto a las horas hábiles la Ley Orgánica del Poder Judicial en el apartado segundo del artículo 182 dispone que son horas hábiles desde las ocho de la mañana a las ocho de la tarde, salvo que la ley disponga lo contrario.

Por su parte la Ley de Enjuiciamiento Civil en el apartado tercero de su artículo 130 dispone que se entienden por horas hábiles las que median desde la ocho de la mañana hasta las ocho de la tarde, salvo que la ley para una actuación concreta disponga lo contrario. Además, con la Ley 42/2015 se añade que «4. Lo previsto en los apartados anteriores se entenderá sin perjuicio de lo que pueda establecerse para las actuaciones electrónicas.», con lo que la presentación de escritos por vía telemática se hará teniendo en cuenta lo previsto en el art. 135.1.2º LEC tras la Ley 42/2015 que prevé que: "Se podrán presentar escritos y documentos en formato electrónico todos los días del año durante las veinticuatro horas".

Estableciendo en el párrafo segundo del mismo apartado un horario hábil distinto para los actos de comunicación y de ejecución al establecer que son hábiles para la realización de dichos actos desde las ocho de la mañana hasta las diez de la noche, siendo esta una novedad de la nueva Ley de Enjuiciamiento Civil que no recogía la anterior ley derogada.

La Ley de Enjuiciamiento Criminal no contiene ningún precepto especial en cuanto a la regulación de las horas hábiles a excepción del artículo 201 que en cuanto a la fase de instrucción de los delitos declara hábiles todos los días y horas del año.

Por ello es de aplicación lo dispuesto en el artículo 4 de la Ley de Enjuiciamiento Civil al disponer que en defecto de las disposiciones que regulan los procesos penales, contenciosos-administrativos, laborales y militares, serán de aplicación, a todos ellos, los preceptos de la presente Ley, y como consecuencia de ello en las fases penales que no sea la instrucción, serán horas hábiles desde la ocho de la mañana hasta las ocho de la tarde y para los actos de comunicación y ejecución serán hábiles desde las ocho de la mañana hasta las diez de la noche.

Por su parte, el artículo 8 del Reglamento 1/2005, de los aspectos accesorios de las actuaciones judiciales, dispone que "los días y horas hábiles para las actuaciones judiciales son los establecidos en los artículos 182 y siguientes de la Ley Orgánica del Poder Judicial", y que los sábados se considerarán días hábiles para atender los servicios de guardia de los Juzgados de Instrucción, así como las oficinas de los órganos jurisdiccionales del orden penal, a los efectos de información y traslado documental al Juzgado de Guardia de los particulares necesarios, en lo relativo a la presentación de sujetos sometidos a requisitoria o busca y captura . Señala además el precepto que "en las oficinas de los órganos judiciales podrán llevarse a cabo en sábado actividades no procesales inherentes a la información y atención al público y a funciones gubernativas cuando así lo acuerden el Consejo General del Poder Judicial, el Ministerio de Justicia o las Comunidades Autónomas con competencias en materia de personal y medios materiales al servicio de la Administración de Justicia.

En cuanto a la posibilidad de habilitar días y horas, la misma está prevista en el artículo 131 de la Ley de Enjuiciamiento Civil que dispone que de oficio o a instancia de parte, los tribunales podrán habilitar los días y horas inhábiles, cuando hubiere causa urgente que lo exija. Esta habilitación se realizará por los Secretarios Judiciales cuando tuviera por objeto la realización de actuaciones procesales que deban practicarse en materias de su exclusiva competencia, cuando se tratara de actuaciones por ellos ordenadas o cuando fueran tendentes a dar cumplimiento a las resoluciones dictas por los Tribunales. Se considerarán urgentes las actuaciones del tribunal cuya demora pueda causar grave perjuicio a los interesados o a la buena administración de justicia, o provocar la ineficacia de una resolución judicial. Para las actuaciones urgentes a que se refiere el apartado anterior serán hábiles los días del mes de agosto, sin necesidad de expresa habilitación. Tampoco será necesaria la habilitación para proseguir en horas inhábiles, durante el tiempo indispensable, las actuaciones urgentes que se hubieren iniciado en horas hábiles. Contra las resoluciones de habilitación de días y horas inhábiles no se admitirá recurso alguno.

Ejemplo de urgencia lo vemos en el fundamento jurídico segundo de la sentencia de la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Valencia de 14de septiembre de 2006 que en su fundamento jurídico tercero establece El análisis de las actuaciones judiciales llevadas a cabo en la instancia para el diligenciamiento de los actos de comunicación con la demandada permite concluir, bajo la óptica de la doctrina general antes expuesta, que pese a conocer la oficina judicial cual era el domicilio de la demandada se acudió a una comunicación edictal sin agotar previamente la posibilidad de comunicación mediante entrega personal en otro horario ordinario o especial (vía habilitación de horas y días que permite el artículo 131 de la Ley de Enjuiciamiento Civil). Así, las reiteradas diligencias de suspensión del Servicio Común de Actos de Comunicación en el domicilio facilitado en la demanda -diligencias obrantes en los folios 46, 47,48, 57,58,59, y 60- fueron realizadas en horquilla horaria comprendida entre las 10 y las 17 horas, y la diligencia negativa del Servicio Común de Actos de Comunicación de fecha 15 de noviembre de 2004 -folio 49- se extendió para que por el Juzgado se acordase, en su caso, la habilitación de días y horas, sin que pese a la sugerencia del Servicio Común de Actos de Comunicación el Juzgado ordenase la comunicación en distinto horario. Por otro lado, tampoco consta que se intentase la comunicación con la demandada a través del número de teléfono que fue facilitado por la Agencia Estatal de Administración Tributaria (folio 65).

En conclusión, al haberse efectuado el emplazamiento edictal de forma prematura, declarado la rebeldía de la demandada, y seguido las actuaciones sin su intervención sin haberse agotado las posibilidades de emplazamiento personal, se conculcó el artículo 156 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, afectando las irregularidades procesales advertidas al principio de audiencia y defensa, por lo que a tenor del artículo 238.3 de la Ley Orgánica del Poder Judicial procede declarar la nulidad de lo actuado desde momentos antes a la declaración de rebeldía de la demandada, debiendo de verificar el Juzgado su emplazamiento a través de su representación procesal, al estar ya personada en autos, y concluir las actuaciones según resulte de las normas procesales de aplicación.

Interesa destacar en este punto la opción de que se dispone de solicitarle al secretario judicial la habilitación de días y horas hábiles para actuaciones urgentes, como pueden ser las relativas a prácticas de embargo, lanzamientos y cualesquiera otras que no pueden retrasarse, ya que la inclusión de los sábados determina que sea preciso practicar la habilitación en estos supuestos, o cuando se quiera llevar a cabo alguna en concreto durante el mes de Agosto, para lo cual el artículo 131 Ley de Enjuiciamiento Civil señala que: "De oficio o a instancia de parte, los Tribunales podrán habilitar los días y horas inhábiles, cuando hubiere causa urgente que lo exija. Esta habilitación se realizará por los Secretarios Judiciales cuando tuviera por objeto la realización de actuaciones procesales que deban practicarse en materias de su exclusiva competencia, cuando se tratara de actuaciones por ellos ordenadas o cuando fueran tendentes a dar cumplimiento a las resoluciones dictadas por los Tribunales."

Interesa destacar de nuevo la competencia que para esta materia se le otorga a los secretarios judiciales, a quienes se les deberá solicitar la debida autorización para llevarla a cabo y argumentando las razones de la urgencia.

Subir