guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Contrato a tiempo parcial

Contrato a tiempo parcial

Es el que acuerda la prestación de servicios durante un número de horas al día, a la semana, al mes o al año, inferior a la jornada de trabajo de un trabajador a tiempo completo comparable, entendido éste como un trabajador a tiempo completo de la misma empresa y centro de trabajo, con el mismo tipo de contrato de trabajo y que realice un trabajo idéntico o similar. El contrato de trabajo puede concertarse por tiempo indefinido o por duración determinada.

Contrato de trabajo

¿Qué es el contrato a tiempo parcial y cuál es su duración?

Es el que acuerda la prestación de servicios durante un número de horas al día, a la semana, al mes o al año, inferior a la jornada de trabajo de un trabajador a tiempo completo comparable, entendido éste como un trabajador a tiempo completo de la misma empresa y centro de trabajo, con el mismo tipo de contrato de trabajo y que realice un trabajo idéntico o similar. El contrato de trabajo puede concertarse por tiempo indefinido o por duración determinada.

Por lo tanto, se entiende como contrato a tiempo parcial aquel en que voluntariamente la prestación de servicios se realiza durante un número de horas al día, a la semana, al mes o al año inferior a la jornada de trabajo de un trabajador a tiempo completo comparable (art. 12 ET).

En cuanto a la duración, puede realizarse por tiempo indefinido o por duración determinada.

Se admite la contratación plural a tiempo parcial para un mismo empleador, siempre que los contratos (temporales) obedezcan a distintas causas de temporalidad, tengan distinto objeto y entre los dos contratos no se rebase la jornada máxima legal (STS 21-3-05, Rec. 4951/03).

¿Cuál es su forma y contenido?

Los contratos a tiempo parcial se formalizarán por escrito, y deberán expresar necesariamente el número de horas ordinarias de trabajo al día, a la semana, al mes o al año contratadas y su distribución según convenio colectivo y si el contrato se celebra por tiempo indefinido o por duración determinada, identificando, en este último caso, la modalidad concreta. De no observarse estas exigencias, el contrato se presumirá celebrado por tiempo indefinido y a jornada completa, salvo prueba en contrario que acredite el carácter parcial de los servicios.

No se exige que consten los días concretos en los que el trabajador prestará sus servicios ni el horario de trabajo.

Lo importante, es que quede suficientemente determinado desde el primer momento la jornada de estos trabajadores.

La jornada puede realizarse de manera continua o partida. Si la jornada diaria del trabajador a tiempo parcial se realiza de forma partida y es inferior a la de los trabajadores a tiempo completo, solo se permitirá una única interrupción en dicha jornada diaria, salvo que se disponga otra cosa mediante convenio colectivo (art. 12.4 b) ET).

En el caso de trabajadores nocturnos, su jornada de trabajo no podrá exceder de 8 horas diarias de promedio, salvo excepciones.

Los trabajadores con un contrato a tiempo parcial tienen los mismos derechos que un trabajador a tiempo completo. Cuando corresponda en atención a su naturaleza, tales derechos serán reconocidos en las disposiciones legales y reglamentarias y en los convenios colectivos de manera proporcional, en función del tiempo trabajado, debiendo garantizarse en todo caso la ausencia de discriminación, tanto directa como indirecta, entre mujeres y hombres (art. 12.4 d) ET).

El ejercicio de los derechos y obligaciones por los trabajadores a tiempo parcial se rige por los principios de equiparación (igualdad y no discriminación) y proporcionalidad en relación con los trabajadores a tiempo completo.

Un contrato a tiempo parcial podrá transformarse en un contrato a tiempo completo y viceversa de manera voluntaria por el trabajador, pudiendo rechazar la propuesta el empresario (art. 12.4 e) ET).

¿Se pueden realizar horas extraordinarias? ¿Y horas complementarias?

En cuanto a las horas extraordinarias, los trabajadores a tiempo parcial no podrán realizarlas, salvo para prevenir o reparar siniestros y otros daños extraordinarios y urgentes (Véase: Horas extraordinarias). Aun así, si un trabajador a tiempo parcial realiza una jornada superior a la pactada, sin que dicho exceso pueda calificarse de horas complementarias, dicho exceso se considera horas extraordinarias y tienen que ser retribuidas (STS 11-6-14, Rec. 1039/13).

Las horas complementarias que son las que se realizan como adición a las horas ordinarias pactadas en el contrato a tiempo parcial. Pueden ser de dos tipos (art. 12.5 ET):

  • - Pactadas y obligatorias para el trabajador:

    Se pactan en el contrato de trabajo de forma expresa y por escrito, tanto en el momento inicial de la contratación como en un momento posterior. Pueden pactarse independientemente de si el contrato es por tiempo indefinido o temporal. Se adicionan a las horas ordinarias pactadas. En el caso de contratos a tiempo parcial solo se podrán formalizar con una jornada de trabajo no inferior a 10 horas semanales en cómputo anual.

    Se pactan mediante un acuerdo individual entre empresario y trabajador, por lo que no pueden imponerse colectivamente (art. 12.5 a) ET).

    En el pacto se debe de establecer el número de horas complementarias de forma individual y con cada trabajador con el que se realice el pacto.

    Hay un límite de horas: la suma de la jornada ordinaria más las horas complementarias deberá quedar por debajo de la jornada de un trabajador a tiempo completo comparable. Legalmente no pueden exceder del 30% de las horas ordinarias, aunque por convenio colectivo puede establecerse otro porcentaje máximo, que no podrá ser inferior al citado 30% ni exceder del 60% de las horas ordinarias contratadas.

    Salvo que se disponga lo contrario por el convenio, el trabajador deberá conocer el día y horas de realización de las horas complementarias con un preaviso mínimo de 3 días.

    El trabajador puede renunciar al pacto de realización de horas complementarias dejándolo sin efectos. Para ello, tendrá que haber transcurrido un año desde que se celebró el pacto y tiene que avisar al empresario de la renuncia con 15 días de antelación. La renuncia tiene que estar justificada.

    Si el empresario incumple las reglas legales o convencionales el trabajador podrá negarse a realizarlas sin que suponga un incumplimiento contractual.

  • - Propuestas por el empresario y voluntarias para el trabajador:

    Estas horas complementarias solo pueden proponerse en contratos a tiempo parcial de duración indefinida con una jornada de trabajo no inferior a 10 horas semanales en cómputo anual. El empresario las puede ofrecer en cualquier momento al trabajador y son de aceptación voluntaria por este.

    El número máximo de horas que puede proponer el empresario no puede superar el 15% de las horas ordinarias objeto del contrato aunque por convenio colectivo se pueden ampliar hasta el 30%. De proponerse y realizarse estas horas complementarias, no computan a efectos de los porcentajes de horas complementarias pactadas que se establezcan en el art. 12.5.c ET.

    La suma de las horas ordinarias y complementarias, incluidas las previamente pactadas y las voluntarias, no pueden exceder del límite legal del trabajo a tiempo parcial (art. 12.4.c ET).

    Las horas complementarias se retribuirán como las horas ordinarias (art. 12.5.i ET)

    El empresario está obligado a llevar un registro diario de la jornada del trabajador a tiempo parcial que se totalizará mensualmente (Véase: Registro diario de jornada).

¿En qué consisten los supuestos específicos?

El contrato a tiempo parcial del trabajador jubilado parcialmente

La jubilación parcial de un trabajador permite, en su caso, la celebración simultánea de un contrato a tiempo parcial, por novación contractual, y de un contrato de relevo (Véase: Contrato de relevo).

El objetivo de este contrato a tiempo parcial del trabajador jubilado parcialmente, es el acceso paulatino a la jubilación de trabajadores que no tienen aún los requisitos para jubilarse en los términos previstos (Véase: Jubilación parcial)

El trabajador jubilado parcialmente nova su relación pasando de un contrato a tiempo completo a un contrato a tiempo parcial sin perder los derechos adquiridos con anterioridad.

Se tiene que realizar por escrito y debe constar tanto la jornada que realizaba antes como la que va a realizar ahora.

Este cambio implica tanto una reducción de la jornada como del salario.

El contrato a tiempo parcial del jubilado parcial, y su retribución, son compatibles con la pensión de jubilación que le reconozca la Seguridad Social (art. 12.6 ET).

Este contrato se extinguirá cuando decida jubilarse voluntariamente.

Contrato a tiempo parcial para realizar trabajos fijos y periódicos y contrato de trabajo fijo-discontinuo

El contrato indefinido fijo discontinuo es aquel que se concierta para realizar trabajos que tengan el carácter discontinuo, cíclico, que no se repitan en fechas ciertas dentro del volumen normal de actividad de la empresa. Se trata de un único contrato que tiene sucesivos llamamientos (Véase: Contrato de trabajo fijo-discontinuo).

En el ET se establece, que le será de aplicación la regulación del contrato indefinido a tiempo parcial cuando ese trabajo discontinuo se repita en fechas ciertas.

Se tiene que formalizar por escrito y tiene que contener la duración estimada de la actividad, la duración de la jornada, el horario y la forma de llamamiento.

Estos trabajadores serán llamados en el orden y la forma que determine el convenio colectivo que les sea de aplicación. Es recomendable realizar el llamamiento por escrito para dejar constancia de ello, ya que la incomparecencia injustificada del trabajador equivale a un desistimiento, lo que supondría una extinción del contrato por dimisión del trabajador.

En el caso, de que sea el empresario el que no realice de forma correcta el llamamiento, o no lo realice, equivale a un despido y el trabajador cuenta con un plazo de caducidad de 20 días para reclamar por despido. Este plazo empieza a contar en la fecha en la que tuvo conocimiento de la falta de llamamiento.

El contrato de trabajo fijo-discontinuo es una modalidad que se caracteriza por la permanencia discontinua de la actividad. Hay un período de actividad que se interrumpe y con el nuevo período de actividad se reanuda.

La relación laboral de carácter fijo-discontinuo no se extingue a la finalización de cada temporada, sino que queda interrumpida, se mantiene vigente y se reanuda la efectiva prestación de servicios al comienzo de la siguiente.

Finalizada la campaña o período de actividad el empresario debe liquidar los salarios que correspondan al trabajador, con sujeción a los trámites y garantías fijados para la liquidación de cantidades adeudadas en los casos de extinción del contrato.

Cuando un trabajador es contratado año tras año, mediante sucesivos contratos temporales su relación se califica de fija-discontinua. La extinción operada por el empleador al término de una temporada no puede calificarse de despido si en la temporada posterior vuelve ser contratado.

Recuerde que…

  • Aquel que acuerda la prestación de servicios durante un número de horas inferior a la jornada de trabajo de un trabajador a tiempo completo comparable.
  • Los trabajadores con un contrato a tiempo parcial tienen los mismos derechos que un trabajador a tiempo completo.
  • La jornada puede realizarse de manera continua o partida.
  • El empresario está obligado a llevar un registro diario de la jornada del trabajador a tiempo parcial que se totalizará mensualmente.
Subir