guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Transexualidad

Transexualidad

La transexualidad es la disonancia estable y persistente entre el sexo fisiológico inicialmente inscrito y la identidad sentida por el solicitante. Toda persona de nacionalidad española, mayor de edad y con capacidad suficiente para ello, podrá solicitar la rectificación de la mención registral del sexo.

Familia y matrimonio
Derecho civil. Parte general

¿Cómo trata el Ordenamiento Jurídico la transexualidad?

La transexualidad es la existencia de disonancia entre el sexo morfológico o género fisiológico inicialmente inscrito y la identidad de género sentida por el solicitante o sexo psico-social, así como la estabilidad y persistencia de esta disonancia.

Desde el punto de vista normativo, el 17 de marzo de 2007 entró en vigor la Ley 3/2007, de 15 de marzo, reguladora de la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas, fijando los requisitos legales que desde ese momento son exigibles para que la mención de sexo sea rectificada en el Registro Civil.

Anteriormente a la publicación de la citada Ley, el Tribunal Supremo venía reconociendo una cierta importancia al sexo psicológico y social admitiéndolo como criterio que podía prevalecer sobre el biológico, pero exigiendo al mismo tiempo la acreditación de cirugía total de reasignación sexual, y la implantación de los órganos, al menos en su apariencia externa, del sexo deseado (en este sentido SSTS de la Sala 1ª, 811/2002, de 6 de septiembre y 929/2007 de 17 de septiembre).

El legislador, a través de la citada Ley 3/2007, de 15 de marzo, elimina los requisitos que se exigían por parte de los Tribunales, al suprimir el requisito de la cirugía de reasignación sexual, consistente en procesos quirúrgicos a los que las mujeres y los varones transexuales se sometían para armonizar su sexo anatómico con su identidad, y sustituirlo por otros contemplados en el art. 4.

Así viene recogido en la Disposición Transitoria Única de la citada Ley: «La persona que, mediante informe de médico colegiado o certificado del médico del Registro Civil, acredite haber sido sometida a cirugía de reasignación sexual con anterioridad a la entrada en vigor de esta Ley, quedará exonerada de acreditar los requisitos previstos por el artículo 4.1 », que, en definitiva viene a equiparar la cirugía de reasignación sexual al diagnóstico de disforia de género.

La Ley 3/2007 centra su objetivo en la rectificación de la mención registral del sexo regulando un procedimiento ante el Registro Civil, a través de un «expediente gubernativo» («procedimiento registral» a partir del 30 de abril de 2021, fecha de entrada en vigor de la Ley 20/2011, de 21 de julio).

La resolución que acuerde la rectificación tendrá efectos constitutivos a partir de su inscripción en el Registro Civil (art. 5.1 Ley 3/2007), y permitirá a la persona ejercer todos los derechos inherentes a su nueva condición (art. 5.2 Ley 3/2007), y no alterará la titularidad de los derechos y obligaciones jurídicas que pudieran corresponder a la persona con anterioridad a la inscripción del cambio (art. 5.3 Ley 3/2007).

La Ley, por tanto, otorga efectos civiles plenos a la rectificación, de manera que, quien la obtenga, podrá vivir de acuerdo con su nueva condición a todos los efectos jurídicos.

Finalmente, los arts. 6 y 7 Ley 3/2007 se ocupan del régimen de notificación y publicidad del cambio registral y lo hacen en los siguientes términos:

  • - El Encargado del Registro Civil notificará de oficio el cambio de sexo y de nombre producido a las autoridades y organismos que reglamentariamente se determine.
  • - El cambio de sexo y nombre obligará a quien lo hubiere obtenido a solicitar la emisión de un nuevo documento nacional de identidad ajustado a la inscripción registral rectificada. En todo caso se conservará el mismo número del documento nacional de identidad.
  • - La nueva expedición de documentos con fecha anterior a la rectificación registral se realizará a petición del interesado, su representante legal o persona autorizada por aquel, debiendo garantizarse en todo caso por las autoridades, organismos e instituciones que los expidieron en su momento la adecuada identificación de la persona a cuyo favor se expidan los referidos documentos, mediante la oportuna impresión en el duplicado del documento del mismo número de documento nacional de identidad o la misma clave registral que figurare en el original.
  • - No se dará publicidad sin autorización especial de la rectificación registral de la mención relativa al sexo de la persona.

Se debe también tener presente en esa materia la Instrucción de 23 de octubre de 2018, de la Dirección General de los Registros y del Notariado, sobre cambio de nombre en el Registro Civil de personas transexuales.

Distingue dos situaciones:

  • a)

    Mayores de edad o menores emancipados. En el supuesto de que un mayor de edad o un menor emancipado solicitara el cambio de nombre, para la asignación de uno correspondiente al sexo diferente del resultante de la inscripción de nacimiento, tal solicitud será atendida, con tal de que ante el encargado del Registro Civil, o bien en documento público, el solicitante declare que se siente del sexo correspondiente al nombre solicitado, y que no le es posible obtener el cambio de la inscripción de su sexo en el Registro Civil, por no cumplir los requisitos del art. 4 Ley 3/2007.

  • b) Menores de edad. Los padres de los menores de edad, actuando conjuntamente, o quienes ejerzan la tutela sobre los mismos, podrán solicitar la inscripción del cambio de nombre, que será atendida en el Registro Civil, con tal de que, ante el encargado del Registro Civil, o bien en documento público, los representantes del menor actuando conjuntamente declaren que el mismo siente como propio el sexo correspondiente al nombre solicitado de forma clara e incontestable. La solicitud será también firmada por el menor, si tuviera más de doce años. Si el menor tuviera una edad inferior, deberá en todo caso ser oído por el encargado del Registro Civil, mediante una comunicación comprensible para el mismo y adaptada a su edad y grado de madurez.

Más allá de la Ley reguladora de la rectificación registral relativa al sexo de las personas, existen normativas autonómicas, relativas a la no discriminación de trato de los colectivos de LGTBI (lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales):

¿Qué requisitos exige el cambio registral?

La rectificación solicitada se acordará una vez que la persona solicitante pruebe:

  • a) Que se le ha diagnosticado disforia de género, lo que ha de acreditarse mediante informe de médico o de psicólogo clínico, en el que se hará referencia:
    • a. A la existencia de disonancia entre el sexo morfológico o género fisiológico inicialmente inscrito y la identidad de género sentida por el solicitante o sexo psicosocial, así como la estabilidad y persistencia de esta disonancia.
    • b. A la ausencia de trastornos de la personalidad que pudieran influir, de forma determinante, en la existencia de la disonancia indicada.
  • b) Que ha sido tratada médicamente durante al menos dos años para acomodar sus características físicas a las correspondientes al sexo reclamado, lo que se ha de acreditar mediante informe del médico colegiado bajo cuya dirección se haya realizado el tratamiento o, en su defecto, por informe de un médico forense especializado. No es necesario (artículo 4.2 de la Ley 3/2007) que el tratamiento médico haya incluido cirugía de reasignación sexual.

Los tratamientos médicos no son tampoco requisito necesario cuando concurran razones de salud o edad que imposibiliten su seguimiento y se aporte certificación médica de tal circunstancia. A tenor de cuanto dispone el artículo 5, que la resolución que acuerde la rectificación tendrá efectos constitutivos a partir de su inscripción en el Registro Civil (artículo 5.1 de la Ley 3/2007), permitirá a la persona ejercer todos los derechos inherentes a su nueva condición (5.2 de la Ley 3/2007) y "no alterará la titularidad de los derechos y obligaciones jurídicas que pudieran corresponder a la persona con anterioridad a la inscripción del cambio" (5.3 de la Ley 3/2007).

En Derecho comparado, existían algunos países que habían dictado leyes especiales sobre la transexualidad (Suecia, 21 de abril de 1972; Alemania, 11 de agosto de 1980; Italia, 14 de abril de 1982; y Holanda, la Ley de 1 de agosto 1985).

Antes de la entrada en vigor de la Ley 3/2007 no existía en España una Ley que regulara estas situaciones de transexualidad. Hasta entonces, los Tribunales exigían como requisito que el interesado se hubiera sometido a cirugía de reasignación de sexo. Pues bien, ante una solicitud de cambio de nombre y sexo en el Registro Civil formulada antes de la entrada en vigor de la Ley 3/2007, la Sala Primera del Tribunal Supremo en Sentencia de 22 de junio de 2009 declara que, tras la entrada en vigor de la citada Ley, la imposición de la intervención quirúrgica para autorizar la rectificación registral vulnera el derecho al libre desarrollo de la personalidad (artículo 10 de la Constitución Española) que se proyecta en una lesión de la dignidad humana, en una falta de tutela de la salud (artículo 43 de la Constitución Española), del respeto a la intimidad y a la propia imagen (artículo 18 de la Constitución Española) y a la protección de la integridad física y moral (artículo 15 de la Constitución Española).

¿Cómo se tramita el expediente registral para la rectificación?

En principio, puede ser rectificado el Registro civil, en virtud de resolución judicial firme de conformidad con lo previsto en el art. 781 bis LEC (art. 90 LRC 2011).

Al margen de lo anterior, la mención registral relativa al nombre y sexo de las personas cuando se cumplan los requisitos del art. 4 Ley 3/2007, se rectificará mediante procedimiento registral. En tales casos, la inscripción tendrá eficacia constitutiva (art. 91.2 LRC 2011).

Se presentará escrito de persona interesada, sin necesidad de Abogado y Procurador, pues no se establece; a este escrito deberá de adjuntar como documentos, que le ha sido diagnosticada disforia de género.

La acreditación del cumplimiento de este requisito se realizará mediante informe de médico o psicólogo clínico, colegiados en España o cuyos títulos hayan sido reconocidos u homologados en España, y que deberá hacer referencia:

  • a) A la existencia de disonancia entre el sexo morfológico o género fisiológico inicialmente inscrito y la identidad de género sentida por el solicitante o sexo psicosocial, así como la estabilidad y persistencia de esta disonancia.
  • b) A la ausencia de trastornos de personalidad que pudieran influir, de forma determinante, en la existencia de la disonancia reseñada en el punto anterior.
  • c) Que ha sido tratada médicamente durante al menos dos años para acomodar sus características físicas a las correspondientes al sexo reclamado. La acreditación del cumplimiento de este requisito se efectuará mediante informe del médico colegiado bajo cuya dirección se haya realizado el tratamiento o, en su defecto, mediante informe de un médico forense especializado.

No será necesario para la concesión de la rectificación registral de la mención del sexo de una persona que el tratamiento médico haya incluido cirugía de reasignación sexual. Los tratamientos médicos a los que se refiere la letra b) del apartado anterior no serán un requisito necesario para la concesión de la rectificación registral cuando concurran razones de salud o edad que imposibiliten su seguimiento y se aporte certificación médica de tal circunstancia.

Las inscripciones no pueden rectificarse en virtud de sentencia recaída en proceso penal; no obstante, en cuanto sean contradictorias con los hechos que la sentencia declara probados, serán rectificadas mediante expediente gubernativo (procedimiento registral, desde el 30 de abril de 2021), según establece el artículo 293 del Reglamento del Registro Civil de 1958.

Para rectificar en la inscripción de nacimiento la indicación del sexo se investigará: 1º) Si la identidad queda establecida por las demás circunstancias de la inscripción. 2º) Si no existe o no ha existido otra persona con tales circunstancias y del sexo indicado. 3º) Si la persona a que afecta la rectificación no está correctamente inscrita entre otro asiento, y 4º) El sexo del inscrito por dictamen del Médico del Registro Civil o su sustituto, según establece el artículo 294 del Reglamento del Registro Civil de 1958.

El procedimiento de rectificación de asientos se tramitará por el Encargado de la Oficina que los hubiese practicado (art. 88.1 LRC 2011). La tramitación del procedimiento se ajustará a las reglas previstas en la la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, en los términos que reglamentariamente se dispongan. El silencio administrativo en los procedimientos registrales será negativo.

Se ha de presentar el escrito antes indicado, con los documentos indicados en el artículo 5 de la Ley 3/2007, ante el mencionado Encargado del Registro Civil.

Desde el punto de vista de la legitimación, el art. 1 Ley 3/2007, indicaba que "toda persona de nacionalidad española, mayor de edad y con capacidad suficiente para ello, podrá solicitar la rectificación de la mención registral del sexo", señalando a continuación que "la rectificación del sexo conllevará el cambio del nombre propio de la persona, a efectos de que no resulte discordante con su sexo registral" y que "la persona interesada podrá incluir en la solicitud la petición del traslado total del folio registral".

Sin embargo, la STC 99/2019, de 18 de julio de 2019, declaró la inconstitucionalidad del art. 1.1 Ley 3/2007, pero únicamente en la medida que incluye en el ámbito subjetivo de la prohibición a los menores de edad con “suficiente madurez” y que se encuentren en una “situación estable de transexualidad".

Esta decisión del TC avala que los menores transexuales puedan solicitar al registro civil su cambio de sexo. Para el Constitucional, la restricción legal respecto a los menores de edad con "suficiente madurez" y que se encuentren en una "situación estable de transexualidad", representa un grado de satisfacción más reducido del interés superior del menor de edad perseguido por el legislador y por eso, aprecia la vulneración del principio de desarrollo de la personalidad (art. 10.1 CE) y del derecho a la intimidad (art. 18.1 CE).

Siguiendo con el trámite, el Ministerio Fiscal, antes de su informe definitivo, puede proponer las diligencias o pruebas oportunas. Igualmente puede ampliar, modificar u oponerse a la pretensión deducida, sobre lo cual se oirá a los interesados. Aunque a su juicio haya alguna razón procesal bastante para la oposición, ésta deberá incluir, a la vez, todas aquellas, procedimentales o de fondo, que impidan acceder a lo solicitado, según establece el párrafo 2º del artículo 344 del Reglamento del Registro Civil de 1958.

El Encargado del Registro Civil, deberá de dictar resolución acordando estimar la declaración interesada por la persona que solicite el expediente registral. La resolución que acuerde la rectificación de la mención registral del sexo tendrá efectos constitutivos a partir de su inscripción en el Registro Civil, permitirá a la persona ejercer todos los derechos inherentes a su nueva condición. El cambio de sexo y nombre acordado no alterará la titularidad de los derechos y obligaciones jurídicas que pudieran corresponder a la persona con anterioridad a la inscripción del cambio registral.

El Encargado del Registro Civil, puede denegar la pretensión formulada, por falta de pruebas. El Ministerio Fiscal o el órgano de oficio suplirán la pasividad de las partes en el cumplimiento de sus deberes, sin perjuicio de las multas que procedan conforme a la ley. Transcurridos tres meses desde que un expediente o recurso se paralice por culpa del promotor o promotores, el Ministerio Fiscal y las demás partes, unánimemente, podrán pedir que se declare su caducidad, previa citación al promotor o promotores. En el despacho de los expedientes se guardará el orden riguroso de incoación en asuntos de homogénea naturaleza, salvo que se dé orden motivada y escrita en contrario por el inmediato superior. Los interesados tendrán derecho a ser informados en cualquier momento del estado de la tramitación, según establece el artículo 354 del Reglamento del Registro Civil de 1958.

Contra las decisiones adoptadas por los encargados de las Oficinas del Registro Civil, cabrá recurso gubernativo ante la DGRN en el plazo de un mes, conforme a la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, debiendo resolver la Dirección General en el plazo de seis meses, entendiéndose desestimada la pretensión en caso de silencio (vid. arts. 85 y ss. Ley 20/2011).

El escrito de recurso se ajustará a las formas de la solicitud y determinará con claridad y precisión los extremos objeto de la reclamación.

Sólo podrán ser discutidas las cuestiones relacionadas directa o inmediatamente con la decisión recurrida. Podrán rechazarse los documentos o pruebas que pudieron presentarse oportunamente, salvo que sea de interés público su admisión.

En los recursos contra la calificación registral, no podrán fundarse peticiones en títulos no presentados en tiempo y forma.

El recurso puede presentarse ante cualquier órgano del Registro Civil. Se dará inmediato traslado al órgano cuya decisión se recurra, quien lo notificará en su caso, a la otra parte, y siempre al Ministerio Fiscal, y con las alegaciones de los notificados e informe del propio órgano, se elevará al competente. Este podrá ordenar diligencias para mejor proveer, con citación y audiencia de las partes y del Ministerio Fiscal.

Si el fallo recurrido se hubiera limitado a declarar la falta de presupuestos del procedimiento y tal falta no fuera apreciada, el órgano decisor podrá resolver por sí la cuestión de fondo o devolver las actuaciones. De apreciarse falta de presupuestos o la omisión de un trámite esencial, el órgano decisor podrá, bien reponer las actuaciones, bien, una vez subsanado aquel defecto dentro de la tramitación misma del recurso, resolver ya sobre el fondo, según establece el artículo 358 del Reglamento del Registro Civil de 1958.

Es necesario tomar en consideración la STS (Sala Primera, de lo Civil), Nº sent. 929/2007, de 17 Septiembre 2007 Nº rec. 1506/2003 : Tal es el supuesto de una persona que no se ha sometido a la cirugía de reasignación de sexo que esta Sala venía exigiendo, en coherencia, como se ha visto, con la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y en el contexto de las legislaciones de los países del área cultural y política en que se encuentra España, respecto de las que no ofrece grave discordancia. Ahora la nueva Ley permite que se consiga el cambio de sexo y de nombre sin necesidad de tal exigencia, pero señala que ha de acudirse al expediente gubernativo. La Ley no contiene una previsión sobre el caso de los solicitantes cuyo asunto se encuentra en curso. Sólo una Disposición Transitoria prevé la exoneración de la acreditación de los requisitos que señala el artículo 4.1 cuando mediante informe de médico colegiado o del Médico del Registro Civil "acredite haber sido sometida a cirugía de reasignación sexual". No se introdujo una previsión sobre los asuntos judiciales en curso, a pesar de que se había solicitado en varias enmiendas. Se trataba de introducir una Disposición Transitoria Segunda, referida a los juicios ordinarios sobre rectificación del sexo registral incoados con anterioridad a la entrada en vigor de la ley. Se decía que el demandante podría desistir unilateralmente en cualquier momento de la instancia o de los recursos, y que el desistimiento no habría de impedir la presentación de la solicitud prevista en el artículo 2 de la Ley. La justificación, reiterada, decía. "Al producirse un cambio legislativo, y en este caso, además, un cambio de procedimiento, hay que regular qué ocurre con los procedimientos abiertos y no concluidos a la entrada en vigor de la ley".

La oposición a las resoluciones de la Dirección General de los Registros y del Notariado en materia de Registro Civil podrá formularse en el plazo de dos meses desde su notificación, sin que sea necesaria la formulación de reclamación administrativa previa (art. 781 bis LEC).

Recuerde que...

  • El cambio de sexo en el Registro Civil requiere un diagnóstico médico de disforia de género, con indicación de ausencia de trastornos de la personalidad, así como el tratamiento médico del solicitante en aras de modificar su apariencia física a las del sexo reclamado.
  • La mención registral relativa al nombre y sexo de las personas puede modificarse mediante procedimiento registral.
  • El expediente registral se inicia con escrito del interesado, al que debe adjuntarse el informe que diagnostica la disforia de género ante el Juez encargado del Registro Civil.
  • Cuando se deniegue la pretensión, podrá recurrirse ante la DGRN, debiendo resolverse en el plazo de treinta días.
Subir