guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Sistema de la Seguridad Social

Sistema de la Seguridad Social

Seguridad Social

I. LA COMPOSICIÓN DEL SISTEMA DE LA SEGURIDAD SOCIAL: REGÍMENES

La estructura de la Seguridad Social queda determinada por la distribución y ordenación de la acción protectora. Tradicionalmente, nuestro sistema se ha estructurado distinguiendo entre Regímenes, de una parte el Régimen General y de otra los Regímenes Especiales. En efecto, el artículo 9 Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social 2015 establece que el sistema de la Seguridad Social viene integrado por:

  • - El Régimen General (Título II Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social)
  • - Los Regímenes Especiales, que se establecen para ciertas actividades profesionales atendiendo a su naturaleza, a sus peculiares condiciones de tiempo o de lugar o a la índole de sus procesos productivos.

Los Regímenes Especiales reconocidos por la Ley son los siguientes (artículo 10.2 Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social 2015):

  • a) Trabajadores del mar.
  • b) Trabajadores por cuenta propia o autónomos.
  • c) Funcionarios públicos, civiles y militares.
  • d) Estudiantes.
  • e) Otros que determine el Ministerio de Trabajo e Inmigración, por considerar necesario el establecimiento para ellos de un Régimen Especial; posibilidad que da cobertura al Régimen Especial de la Minería del Carbón.

De los Regímenes Especiales enumerados, deben regularse por ley el de los trabajadores agrarios, el de los trabajadores del mar y el correspondiente a los funcionarios públicos, civiles y militares, debiendo tenderse en su regulación a la homogeneidad con el Régimen General. En las normas reglamentarias que regulen los restantes Regímenes se determinará para cada uno de ellos su campo de aplicación y se regularán las distintas materias relativas a los mismos, ateniéndose a las disposiciones del Título I del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social (Normas generales del sistema de Seguridad Social) y tendiendo a la máxima homogeneidad con el Régimen General.

Se prevé la posibilidad, conforme a la tendencia a la unidad que debe presidir la ordenación del sistema de la Seguridad Social, de que el Gobierno, disponga la integración en el Régimen General de cualquiera de los Regímenes Especiales, a excepción de los que han de regirse por leyes específicas. Así, el Real Decreto 2621/1986, de 24 de diciembre, integró los Regímenes Especiales de los trabajadores ferroviarios, jugadores de fútbol, representantes de comercio, toreros y artistas en el Régimen General de la Seguridad Social, la Ley 27/2011, de 1 de agosto, que integró el Régimen Especial de Empleados de Hogar en el Régimen General de la Seguridad Social y la Ley 28/2011, de 22 de septiembre integró el Régimen Especial Agrario en el Régimen General de la Seguridad Social.

Completan la estructura los llamados sistemas especiales. En aquellos Regímenes de la Seguridad Social en que así resulte necesario, podrán establecerse sistemas especiales exclusivamente en alguna o algunas de las siguientes materias: encuadramiento, afiliación, forma de cotización o recaudación. Los sistemas especiales actuales son:

  • a) Trabajadores portuarios (OM de 31 de marzo de 1967).
  • b) Industria resinera (OM de 3 de septiembre de 1973).
  • c) Servicios extraordinarios de la industria de hostelería, cafés, bares y similares (OM de 10 de septiembre de 1973).
  • d) Manipulado y empaquetado de tomate fresco realizado por cosecheros exportadores (OM de 24 de julio de 1976).
  • e) Trabajadores fijos discontinuos que prestan sus servicios en empresas de exhibición cinematográfica, salas de baile, discotecas y salas de fiesta (OM de 17 de junio de 1980).
  • f) Trabajadores fijos discontinuos que prestan sus servicios en empresas de estudios de mercado y opinión pública (OM de 6 de noviembre de 1989).
  • g) Sistemas especiales de frutas y hortalizas e industria de conservas vegetales (OM de 30 de mayo de 1991).
  • h) Trabajadores agrarios por cuenta ajena (Ley 28/2011, de 22 de septiembre).
  • i) Empleados de hogar.

II. NIVELES DE PROTECCIÓN

La anterior distinción entre Regímenes debe completarse atendiendo a los diversos niveles de protección. La introducción de las prestaciones no contributivas, tras la aprobación de la Ley 26/1990, de 20 de diciembre, amplía el ámbito de protección del sistema de la Seguridad Social, pasando de un modelo estrictamente profesional y contributivo a otro de naturaleza mixta, más universal, por cuanto desde entonces a las prestaciones no contributivas puede acceder cualquier ciudadano, español o extranjero, que resida en España.

Las prestaciones no contributivas no son propias de un concreto Régimen de Seguridad Social, esto es, se otorgan al margen de los diferentes Regímenes reseñados, y ello a pesar de que el legislador ha regulado las prestaciones no contributivas dentro del Régimen General de la Seguridad Social. Lo cierto es que, como se podrá comprobar, no están dirigidas a proteger a sujetos incluidos en un concreto ámbito profesional, ni los requisitos y cálculo de las cuantías de las pensiones se ajustan a los criterios del régimen contributivo o profesional.

Atendiendo a esta novedad normativa, hoy plenamente consolidada, podemos establecer el siguiente cuadro general de la acción protectora del sistema de Seguridad Social:

1. Nivel contributivo

a) Prestaciones básicas económicas, de pago único

b) Prestaciones básicas económicas, de pago periódico

c) Prestaciones básicas no económicas

d) Prestaciones asistenciales o de servicios

2. Nivel no contributivo

Sin perjuicio de cualquier otra clasificación de las prestaciones que se pueda proponer tomando como referencia diferentes elementos (finalidad, naturaleza, duración, modalidad de abono, etc.), las que se han enumerado son las que conforman el sistema de Seguridad Social en el momento presente. Las prestaciones, en fin, se configuran como el conjunto de medidas, económicas o técnicas, que reconoce el sistema de la Seguridad Social para prevenir, reparar o superar el estado de necesidad derivado de la aparición de la contingencia protegida.

III. EL ÁMBITO SUBJETIVO

En tanto el sistema español de Seguridad Social se estructura en un régimen general y en varios regímenes especiales, resulta conveniente, en este momento, definir el ámbito subjetivo del Régimen General, dejando para el análisis de los regímenes especiales la concreción de sus respectivos ámbitos subjetivos de aplicación.

El artículo 136 Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social 2015 define el ámbito de aplicación en los siguientes términos:

  • - Como regla general determina la inclusión obligatoria en el Régimen General de los trabajadores por cuenta ajena o asimilados comprendidos en el artículo 7.1.a) Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social 2015, esto es, los trabajadores que presten servicios en las condiciones establecidas en el artículo 1.1 del Estatuto de los Trabajadores 2015 en las distintas ramas de la actividad económica o asimilados a ellos, bien sean eventuales, de temporada o fijos, aun de trabajo discontinuo, y con independencia en todos los casos, de la categoría profesional del trabajador, de la forma y cuantía de la remuneración que perciba y de la naturaleza común o especial de la relación laboral. Pero siempre que no se encuentren incluidos en el ámbito de aplicación de algún régimen especial.
  • - El legislador declara expresamente comprendidos en el Régimen General, entre otros, a los siguientes colectivos de trabajadores:
    • a) Los trabajadores por cuenta ajena y los socios trabajadores de sociedades mercantiles capitalistas, aun cuando sean miembros de su órgano de administración, si el desempeño de este cargo no conlleva la realización de las funciones de dirección y gerencia de la sociedad ni poseen su control en los términos establecidos en el artículo 305.2.b) del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social 2015.

      Excepto que por razón de su actividad marítimo-pesquera corresponda su inclusión como trabajadores por cuenta ajena en el campo de aplicación del Régimen Especial de Trabajadores del Mar.

    • b) Los conductores de vehículos de turismo al servicio de particulares.
    • c) El personal civil no funcionario dependiente de organismos, servicios o entidades del Estado.
    • d) El personal civil no funcionario al servicio de organismos y entidades de la Administración Local, siempre que no estén incluidos en virtud de una Ley especial en otro régimen obligatorio de previsión social.
    • e) Los laicos o seglares que presten servicios retribuidos en los establecimientos o dependencias de las entidades o instituciones eclesiásticas. Por acuerdo especial con la jerarquía eclesiástica competente se regulará la situación de los trabajadores laicos y seglares que presten sus servicios retribuidos a organismos o dependencias de la Iglesia y cuya misión primordial consista en ayudar directamente en la práctica del culto.
    • f) Las personas que presten servicios retribuidos en las entidades o instituciones de carácter benéfico-social.
    • g) El personal contratado al servicio de Notarías, Registros de la Propiedad y demás oficinas o centros similares.
    • h) Los funcionarios en prácticas que aspiren a incorporarse a Cuerpos o Escalas de funcionarios que no estén sujetos al Régimen de Clases Pasivas y los altos cargos de las Administraciones Públicas que no sean funcionarios públicos, así como los funcionarios de nuevo ingreso de las Comunidades Autónomas.
    • i) Los funcionarios del Estado transferidos a las Comunidades Autónomas que hayan ingresado o ingresen voluntariamente en Cuerpos o Escalas propios de la Comunidad Autónoma de destino, cualquiera que sea el sistema de acceso.
    • j) Los miembros de las Corporaciones Locales y los miembros de las Juntas Generales de los Territorios Históricos Forales, Cabildos Insulares Canarios y Consejos Insulares Baleares que desempeñen sus cargos con dedicación exclusiva, a salvo de lo previsto en los artículos 74 y 75 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local.
    • k) Como asimilados a trabajadores por cuenta ajena, con exclusión de la protección por desempleo y del Fondo de Garantía Salarial, los consejeros y administradores de sociedades mercantiles capitalistas, siempre que no posean el control de éstas en los términos establecidos en el artículo 305.2.b) Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social 2015, cuando el desempeño de su cargo conlleve la realización de las funciones de dirección y gerencia de la sociedad, siendo retribuidos por ello o por su condición de trabajadores por cuenta de la misma.
    • i) Los cargos representativos de los Sindicatos constituidos al amparo de la Ley Orgánica 11/1985, de 2 de agosto, de Libertad Sindical que ejerzan funciones sindicales de dirección con dedicación exclusiva o parcial y percibiendo una retribución.

Dos matizaciones cabe hacer a lo expuesto:

  • Las referencias contenidas en las letras a) y k) del artículo 305.2.b) Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social se refieren a que no se posea, en los términos de dicha disposición, el control efectivo de la sociedad. Al respecto se establece una presunción iuris tantum de posesión de dicho control cuando:
    • a) Al menos, la mitad del capital social para la que preste sus servicios esté distribuido entre socios, con los que conviva y a quienes se encuentre unido por vínculo conyugal o de parentesco por consanguinidad, afinidad, o adopción, hasta segundo grado.
    • b) Su participación en el capital de la sociedad sea igual o superior a la tercera parte del mismo.
    • c) Su participación en el capital social sea igual o superior a la cuarta parte del mismo, si, además, tiene atribuidas funciones de dirección y gerencia de la sociedad.

      De poseer el control en dichos términos, la inclusión deberá realizarse en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

  • En virtud del último apartado -letra q)- del artículo 136.2 Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social 2015, que permite que otras personas sean objeto de asimilación a trabajadores por cuenta ajena por Real Decreto, se han producido numerosas incorporaciones al Régimen General. Así, a título sólo de ejemplo: Clérigos de la Iglesia Católica y demás Ministros de otras iglesias y confesiones religiosas (Real Decreto 2398/1977, de 27 de agosto); españoles que prestan sus servicios en la sede central de la Organización Mundial del Turismo (Real Decreto 1975/1982, de 24 de julio); personal interino al servicio de la Administración de Justicia (Real Decreto 960/1990, de 13 de julio); ciclistas profesionales (Real Decreto 1820/1991, de 27 de diciembre); miembros de la Orden religiosa de los Testigos de Jehová en España (Real Decreto 1614/2007, de 7 de diciembre); ministros de culto de las iglesias pertenecientes a la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (Real Decreto 1138/2007, de 31 de agosto); dirigentes religiosos e imames de las comunidades integradas en la Comisión Islámica de España (Real Decreto 176/2006, de 10 de febrero), entre otros.

El artículo 137 Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social 2015 opera las exclusiones siguientes:

Subir