guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Residencia de larga duración y perman...

Residencia de larga duración y permanente de un extranjero

Extranjería

¿Cómo se adquiere la condición de residente permanente?

Según el artículo 148 del RD 557/2011, de 20 de abril, tienen derecho a obtener una autorización de residencia permanente los extranjeros que acrediten haber residido legalmente y de forma continuada en el territorio español durante cinco años. También tienen derecho a tal residencia los extranjeros que acrediten haber residido durante ese periodo de forma continuada en la Unión Europea, en calidad de titulares de una Tarjeta azul-UE, siempre que en los dos años inmediatamente anteriores a la solicitud dicha residencia se haya producido en territorio español.

Este periodo es compatible con ausencias del territorio español de hasta seis meses, siempre que la suma de éstas no supere el total de diez meses dentro de los cinco años antes señalados, salvo que las salidas se hubieran efectuado de manera irregular.

Por otra parte, el artículo 148.3 RD 557/2011, de 20 de abril, relaciona los siguientes supuestos en los que se concede la residencia permanente:

  • Residentes que sean beneficiarios de una pensión de jubilación, en su modalidad contributiva, incluida dentro de la acción protectora del sistema español de la Seguridad Social.
  • Residentes que sean absolutabeneficiarios de una pensión de incapacidadpermanente o de gran invalidez, en su modalidad contributiva, incluida dentro de la acción protectora del sistema español de la Seguridad Social o de prestaciones análogas a las anteriores obtenidas en España y consistentes en una renta vitalicia, no capitalizable, suficiente para su sostenimiento.
  • Los que hayan nacido en España y al llegar a la mayoría de edad acrediten haber residido en España de forma legal y continuada durante, al menos, los tres años consecutivos inmediatamente anteriores a la solicitud.
  • Los que hayan sido españoles de origen y hayan perdido la nacionalidad española.
  • Los que al llegar a la mayoría de edad hayan estado bajo la tutela de una entidad públicaespañola durante los cinco años inmediatamente anteriores de forma consecutiva.
  • Residentes que al llegar a la mayoría de edad hayan estado bajo la tutela de una entidad pública española durante los cinco años inmediatamente anteriores de forma consecutiva.
  • Los apátridas, refugiados o beneficiarios de protección subsidiaria que se encuentren en territorio español y a quienes se les haya reconocido el respectivo estatuto en España.
  • Los extranjeros que hayan contribuido de forma notoria al progreso económico, científico o cultural de España, o a la proyección de España en el exterior.

Para el caso de la residencia de larga duración-UE se requiere (artículo 152 RD 557/2011):

  • Haber residido legalmente y de forma continuada en el territorio español durante cinco años, si bien la continuidad no quedará afectada por ausencias del territorio español de hasta seis meses continuados, siempre que la suma de éstas no supere el total de diez meses dentro del periodo de permanencia de cinco años exigible, salvo que las correspondientes salidas se hubieran efectuado de manera irregular.

    En caso de ausencias por motivos laborales, la continuación de la residencia no quedará afectada por ausencias del territorio español de hasta seis meses continuados, siempre que la suma de éstas no supere el total de un año dentro de los cinco años requeridos.

    Se computarán, a los efectos previstos en los párrafos anteriores, los periodos de permanencia en situación de estancia por estudios, movilidad de alumnos o prácticas no laborales, en el 50% de la duración total de los mismos, siempre que en el momento de la solicitud de la autorización de residencia de larga duración-UE, el extranjero se encuentre en situación de residencia en España.

    A aquellos extranjeros a los que se les hubiera reconocido la condición de beneficiario de protección internacional en España, se les computará asimismo el 50% del período transcurrido desde la fecha de presentación de la solicitud de protección internacional en España, sobre cuya base se hubiere concedido la misma, hasta la fecha en la que se hubiere concedido la autorización de residencia y trabajo recogida en la normativa reguladora del derecho de asilo y de la protección subsidiaria. Si dicho período excediere de 18 meses, se computará la totalidad del mismo.

  • Acreditar la residencia continuada en la Unión Europea, en calidad de titulares de una Tarjeta azul-UE, siempre que en los dos años inmediatamente anteriores a la solicitud dicha residencia se haya producido en territorio español. En este caso, la continuidad de la residencia como titular de una Tarjeta azul-UE no quedará afectada por ausencias de la Unión Europea de hasta doce meses continuados, siempre que la suma de éstas no supere el total de dieciocho meses dentro de los cinco años de residencia requeridos.
  • Contar con recursos fijos y regulares suficientes para su manutención y, en su caso, la de su familia. Los términos y las cuantías para valorar el cumplimiento de este requisito serán los previstos en materia de reagrupación familiar. Los recursos podrán provenir de medios propios o de la realización de actividades laborales o profesionales.
  • Contar con un seguro público o un seguro privado de enfermedad concertado con una Entidad aseguradora autorizada para operar en España.

¿Cuál es el procedimiento para obtener el permiso de residencia permanente?

El artículo 149 RD 557/2011, de 20 de abril, para la larga duración en general, diferencia según que el extranjero interesado esté o no en territorio español. Si lo está, puede solicitar, en modelo oficial, en modelo oficial, a la Oficina de Extranjería de la provincia donde residan o, en el caso de que no se requiera la condición previa de residente en España, donde deseen fijar su residencia. Si no está en España, la solicitud se presenta personalmente ante la oficina diplomática o consular en cuya demarcación resida y que se tramitará en los términos de la residencia temporal.

La solicitud debe ir acompañada de la documentación prevista en el artículo 149.2 RD 557/2011. El órgano competente comprobará los tiempos de residencia previos en territorio español, recaba de oficio certificado de antecedentes penales y los informes que estime pertinentes para la tramitación y resolución del procedimiento, resolviendo en el plazo máximo de tres meses del Delegado o Subdelegado del Gobierno.

En el plazo máximo de tres meses desde la recepción de la solicitud, se resolverá.

Para el caso de la residencia de larga duración-UE el procedimiento es está recogido en el artículo 153 RD 557/2011):

¿Qué efectos tiene la adquisición del permiso de residencia permanente?

El efecto material fundamental es que el extranjero residente puede ejercer actividades laborales cuando estén autorizados para ello, en los términos establecidos en la Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero y en el Reglamento. Por otra parte, el permiso de larga duración supone que si el extranjero residente tiene en España menores a su cargo en edad de escolarización obligatoria, debe acreditar en la solicitud de residencia de larga duración dicha escolarización mediante informe de las autoridades autonómicas competentes (artículo 9.4 de la Ley Orgánica 4/2000); de no quedar acreditada esa escolarización, la Oficina de Extranjería pone esta circunstancia en conocimiento de las autoridades educativas competentes, y advertirá expresamente y por escrito al extranjero solicitante de que en caso de no producirse la escolarización y presentarse el correspondiente informe en el plazo de treinta días, la autorización no será concedida (artículo 149.3.2º RD 557/2011).Además tal residencia confiere al extranjero los derechos de acceso a la vivienda en las mismas condiciones que los españoles (artículo 13 de la Ley Orgánica 4/2000).

Desde un punto de vista formal, otorgada la autorización de residencia permanente, el extranjero debe solicitar personalmente la tarjeta de identificación de extranjero, en el plazo de un mes desde su notificación. Esta tarjeta debe renovarse cada cinco años.

El artículo 155 RD 557/2011 prevé que el extranjero titular de una autorización de residencia de larga duración-UE concedida por otro Estado miembro de la Unión Europea podrá solicitar residir en España, sin que se requiera la obtención de visado. A su vez los miembros de la familia de un extranjero titular de una autorización de residencia de larga duración-UE concedida por otro Estado miembro de la Unión Europea pueden solicitar residir en España si forman parte de la unidad familiar constituida en el anterior Estado miembro de residencia. Se entiende por miembros de la familia los definidos como familiares reagrupables en el artículo 17 de la Ley Orgánica 4/2000 (artículo 156 RD 557/2011).

Por último, el artículo 157 RD 557/2011 prevé que el extranjero residente en España a partir de su anterior condición de residente de larga duración-UE en otro Estado miembro de la Unión Europea, puede acceder a la situación de residencia de larga duración-UE en España, en los términos y condiciones que establece el Reglamento en esta materia.

¿En qué supuestos se extingue el permiso de residencia permanente?

Según el artículo 166 RD 557/2011, de 20 de abril, la vigencia de las autorizaciones de residencia de larga duración se extinguirá:

  • a) Cuando la autorización se haya obtenido de manera fraudulenta.
  • b) Cuando se dicte una orden de expulsión en los casos previstos en la Ley.
  • c) Cuando se produzca la ausencia del territorio de la Unión Europea durante doce meses consecutivos.

    Esta circunstancia no será de aplicación a los titulares de una autorización de residencia temporal y trabajo vinculados mediante una relación laboral a organizaciones no gubernamentales, fundaciones o asociaciones, inscritas en el registro general correspondiente y reconocidas oficialmente de utilidad pública como cooperantes, y que realicen para aquéllas proyectos de investigación, cooperación al desarrollo o ayuda humanitaria, llevados a cabo en el extranjero.

  • d) Cuando hubiera adquirido la residencia de larga duración-UE en otro Estado miembro.
  • e) Cuando, obtenida la autorización por la persona a quien otro Estado miembro reconoció protección internacional, las autoridades de dicho Estado hubieran resuelto el cese, finalización, denegación de la renovación o la revocación de la citada protección.
  • f) La residencia de larga duración-UE se extingue tras una ausencia de territorio español de seis años, salvo que concurran motivos excepcionales.

¿Cómo se puede recuperar el permiso de residencia permanente?

Se regula en los artículos 158 a161 RD 557/2011, de 20 de abril, la posibilidad de recuperar la titularidad de una autorización de residencia de larga duración en cualquiera de sus modalidades. En concreto para el régimen general se prevé en los casos en que la autorización se hubiera extinguido en los casos del artículo 166.1.c) y d) RD 557/2011, de 20 de abril (cuando se dicta una orden de expulsión y cuando se produzca la ausencia del territorio de la Unión Europea durante doce meses consecutivos).También se puede recuperar cuando el extranjero regrese a España finalizado el periodo de su compromiso de no retorno previsto en el Reglamento siempre que en el momento de su retorno voluntario al país de origen tuviera la condición de residente de larga duración en España.

En el caso de residencia de larga duración UE, la recuperación procede, aparte de lo antes expuesto para los casos de extinción del artículo 166.1.c) y d) RD 557/2011, de 20 de abril, cuando el extranjero hubiera permanecido durante un periodo superior a seis años fuera de territorio español.

¿Qué efectos sancionadores tiene la obtención del permiso de residencia permanente?

Según la Ley Orgánica 4/2000, el extranjero con autorización de residencia de larga duración no puede ser sancionado con la expulsión de España a tenor del artículo 57.5.a) LOEX, salvo que, primero, haya cometido la infracción del artículo 54 LOEX, letra a) del apartado 1, (participar en actividades contrarias a la seguridad exterior del Estado o que pueden perjudicar las relaciones de España con otros países, o estar implicados en actividades contrarias al orden público previstas como muy graves en la Ley Orgánica 1/1992, de 21 de febrero, sobre Protección de la Seguridad Ciudadana –hoy LO 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana ) o, segundo, haya reincidido en la comisión en el término de un año de una infracción de la misma naturaleza sancionable con la expulsión.

¿Qué especialidades tienen los nacionales de Estados de la Unión Europea y familiares para la obtención del permiso de residencia permanente?

Su régimen jurídico se regula en el Real Decreto 240/2007, de 16 de febrero, sobre entrada, libre circulación y residencia en España de ciudadanos de los Estados miembros de la Unión Europea y de otros Estados parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo. Este Real Decreto ha sido modificado en parte por la Sentencia del Tribunal Supremo, Sala 3ª, Sección 5ª, de 1 de junio de 2010, recurso 114/2007 y, entre otros, por el RD 987/2015, de 30 de octubre para incluir en el mismo la regulación de la llamada familia extensa.

Pueden obtener la residencia permanente los ciudadanos de un Estado de la Unión Europea o de un Estado parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo y los miembros de la familia que no sean nacionales de uno de dichos Estados, que hayan residido legalmente en España durante un período continuado de cinco años.

También tienen derecho a la residencia, antes de que finalice el período de cinco años antes citado, aquellos en quienes concurra alguna de las siguientes circunstancias:

  • a) Que sea trabajador por cuenta propia o ajena que, en el momento en que cese su actividad, haya alcanzado la edad prevista en España para la jubilación con derecho a pensión o el trabajador por cuenta ajena con jubilación anticipada si ha trabajado en España durante, al menos, los últimos doce meses y ha residido de forma continuada durante más de tres años. La duración de la residencia no se exige si el cónyuge o pareja registrada del trabajador es ciudadano español o ha perdido su nacionalidad española tras su matrimonio o inscripción como pareja registrada con el trabajador.
  • b) Que sea trabajador por cuenta propia o ajena que haya cesado en el desempeño de su actividad por incapacidad permanente, habiendo residido en España durante más de dos años sin interrupción. No es necesario acreditar tiempo alguno de residencia si la incapacidad resultara de accidente de trabajo o de enfermedad profesional que dé derecho a una pensión de la que sea responsable, total o parcialmente, un organismo del Estado español. La condición de duración de residencia no se exige si el cónyuge o pareja registrada del trabajador es ciudadano español o ha perdido su nacionalidad española tras su matrimonio o inscripción como pareja con el trabajador.
  • c) Que sea trabajador por cuenta propia o ajena que, después de tres años consecutivos de actividad y de residencia continuadas en España trabaja por cuenta propia o ajena en otro Estado miembro y mantenga su residencia en España, regresandoal territorio español diariamente o, al menos, una vez por semana. A los exclusivos efectos del derecho de residencia, los períodos de actividad ejercidos en otro Estado miembro de la Unión Europea se considerarán cumplidos en España.

Los miembros de la familia del trabajador que residan con él en España tienen con independencia de su nacionalidad, derecho de residencia permanente cuando el propio trabajador haya adquirido para sí el derecho de residencia permanente por hallarse incluido en alguno de los supuestos antes citados.

Para estos supuestos los períodos de desempleo involuntario justificados, los de suspensión de la actividad por razones ajenas a la voluntad del interesado y las ausencias del puesto de trabajo o las bajas por enfermedad o accidente se considerarán como períodos de empleo.

Por otra parte, si el titular del derecho a residir en territorio español hubiera fallecido en el curso de su vida activa y antes de adquirir el derecho de residencia permanente en España, los miembros de su familia que hubieran residido con él en España tienen derecho a la residencia permanente si concurre alguna de las siguientes circunstancias:

  • Que el titular del derecho a residir en territorio español hubiera residido, de forma continuada en España, en la fecha del fallecimiento durante, al menos, dos años.
  • Que el fallecimiento se haya debido a accidente de trabajo o enfermedad profesional.
  • Que el cónyuge supérstite fuera ciudadano español y hubiera perdido la nacionalidad española como consecuencia del matrimonio con el fallecido.

Por último, el Real Decreto regula en el artículo 11 la tarjeta de residencia permanente para miembros de la familia que no tengan la nacionalidad de un Estado miembro de la Unión Europea o de otro Estado parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo.

Recuerde que…

  • Se entiende por residencia de larga duración la situación que autoriza a un extranjero a residir en España indefinidamente y trabajar en igualdad de condiciones que los españoles.
  • Tienen derecho a obtener una autorización de residencia permanente los extranjeros que acrediten haber residido legalmente y de forma continuada en el territorio español durante cinco años.
  • El extranjero residente puede ejercer actividades laborales cuando estén autorizados para ello.
Subir