guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Doble techo

Doble techo

Formación que se suele producir al finalizar un mercado o tendencia alcista y suele implicar un cambio de tendencia de alcista a bajista.

Contabilidad y finanzas

Concepto

El doble techo, también denominada formación en "M", es una formación que se suele producir al finalizar un mercado o tendencia alcista y suele implicar un cambio de tendencia de alcista a bajista. El doble techo está formado por dos techos o máximos consecutivos al mismo nivel de precios. Concretamente, esta formación gráfica atiende a las siguientes fases:

  • 1. Los precios se encuentran en tendencia alcista formando sucesivos máximos y mínimos cada vez más altos, pero en esta ocasión el último máximo no alcanza un nivel superior al anterior (primer techo) sino que el ascenso se detiene en un nivel similar (segundo techo). Esta situación advierte que los precios no tienen fuerza para continuar el ascenso y superar la resistencia anterior, proporcionándonos, de esta forma, la primera señal de alerta y debilidad que podemos observar en el mercado.
  • 2. El volumen, inicialmente, al moverse la cotización en una tendencia alcista, aumenta. Consecuentemente, la subida de los precios en la formación del primer techo se realiza con elevada negociación y la corrección se realiza con poco volumen. Sin embargo, el ascenso de los precios en la formación del segundo techo se realiza con reducido volumen de negociación. Esta situación manifiesta la debilidad existente en la tendencia alcista.
  • 3. A continuación, después de la formación del segundo techo los precios caen hasta el nivel de soporte o base de los techos, y posiblemente rompiendo a la baja la línea de tendencia alcista produciéndose una nueva señal de debilidad del valor o mercado. El volumen negociado durante este descenso de la cotización es reducido. Los precios posiblemente no crucen a la baja la línea de tendencia alcista dirigiéndose de nuevo hacia arriba superando la resistencia formada por el doble techo.
  • 4. En el caso de que los precios rompan a la baja el nivel de precios que determina la base del doble techo —dejando un pequeño filtro— se completa la formación gráfica —no antes— e indica que se ha producido el cambio de tendencia a la baja y, por tanto, esta ruptura proporciona una señal de venta. El volumen se puede incrementar en la ruptura aunque no es un requisito imprescindible para dar fiabilidad a la señal de venta.
  • 5. La última confirmación de que el cambio de tendencia se ha producido consiste en observar el movimiento de los precios después de la ruptura de la base del doble techo. Si los precios vuelven al alza a la línea de soporte rota y esta actúa como nivel de resistencia, sin alcanzarla o sin conseguir superarla, y los precios se dirigen de nuevo a la baja, el cambio de tendencia queda confirmado. Inmediatamente podría dibujarse una línea de tendencia bajista uniendo el segundo techo de la formación y este segundo máximo a un nivel inferior.
  • 6. Una vez completada la formación gráfica, los precios pueden caer, como mínimo, hasta el nivel de precios definido por la distancia correspondiente a la altura del doble techo, desde su base hasta su máximo, proyectada hacia abajo desde la base.

Cuanta más amplia sea la formación, con respecto al movimiento de los precios y a la duración de la misma, mayores repercusiones tendrá. Por ello, para dar validez a esta figura, los dos máximos deben formarse con una separación mínima de un mes, por debajo de este tiempo debemos dudar de las implicaciones de esta pauta. En todo caso, siempre resulta conveniente completar este análisis con otros aspectos del análisis gráfico y técnico.

Pautas similares a los dobles techos son los triples techos, es decir, formaciones múltiples equivalentes a los dobles techos; pero con tres o más máximos, respectivamente, en los cuales el análisis es idéntico al realizado anteriormente, salvo que a medida que se forman nuevos techos suele disminuir el volumen de negocio. En este caso, resulta también conveniente completar este análisis con el seguimiento de las tendencias, así como de los soportes y las resistencias. La separación entre los máximos no tiene que ser tan amplia como en los dobles techos o suelos.

Recuerde que...

  • Está formado por dos techos o máximos consecutivos al mismo nivel de precios.
  • La formación gráfica atiende a seis fases: Los precios se encuentran en tendencia alcista. El volumen, inicialmente, al moverse la cotización en una tendencia alcista, aumenta. Después de la formación del segundo techo los precios caen hasta el nivel de soporte o base de los techos. En el caso de que los precios rompan a la baja el nivel de precios que determina la base del doble techo. La última confirmación consiste en observar el movimiento de los precios después de la ruptura de la base del doble techo. Una vez completada la formación gráfica, los precios pueden caer.
  • Cuanta más amplia sea la formación, con respecto al movimiento de los precios y a la duración de la misma, mayores repercusiones tendrá.
Subir