guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Doble suelo

Doble suelo

Formación de cambio de tendencia bajista a alcista que se suele producir en los fondos de mercado o al final de tendencias bajistas.

Contabilidad y finanzas

Concepto

El doble suelo, también denominada formación en “W” es una formación de cambio de tendencia bajista a alcista que se suele producir en los fondos de mercado o al final de tendencias bajistas. Tiene una evolución similar, en lo que respecta a la evolución de los precios al doble techo, si bien, de forma inversa. El doble suelo se forma con dos mínimos o soportes consecutivos a niveles similares de precios a los que le sigue un movimiento al alza. Concretamente, el doble suelo atiende a la siguiente pauta:

  • 1. Los precios atienden a una tendencia bajista, alcanzando un nivel donde encuentran un nivel de soporte (primer suelo) que no es superado a la baja por el siguiente movimiento de la tendencia bajista, sino que los precios finalizan su caída en el nivel de soporte anterior (segundo suelo). Los precios no tienen, a corto plazo, fuerza para seguir bajando, por lo que se trata de una primera señal de posible finalización de la tendencia bajista.
  • 2. El volumen suele ser elevado al final de la caída del primer suelo, como si se tratase de una zona de compra, al final de una tendencia bajista. El movimiento ascendente del primer suelo o mínimo se realiza con muy poco volumen al igual que durante la formación del segundo suelo, concretamente durante la caída de los precios hacia el nivel de soporte anterior.
  • 3. Con posterioridad a la formación del segundo mínimo o suelo, los precios se dirigen al alza hasta la parte superior del doble suelo o línea de resistencia y lo hace con el volumen en aumento; superando, anteriormente, al alza la línea de tendencia bajista e informando de otra señal de fortaleza -si bien los precios posiblemente no crucen al alza la línea de tendencia bajista dirigiéndose de nuevo hacia abajo superando el soporte formado por el doble techo. Si rompen al alza, la línea resistencia formada por la parte superior del doble suelo con un incremento significativo del volumen negociado —dejando un pequeño filtro— la pauta se ha completado e indica que se ha producido el cambio de tendencia al alza, produciéndose una señal de compra.
  • 4. La última confirmación de que el cambio de tendencia se ha producido consiste en observar el movimiento de los precios después de la ruptura al alza del doble suelo. Si los precios vuelven de nuevo hacia abajo, la línea de resistencia rota al alza y esta actúa como nivel de soporte, no consiguiendo superarla a la baja y dirigiéndose los precios, a continuación, al alza con incremento de volumen —acorde a una tendencia alcista— el cambio de tendencia queda confirmado. Inmediatamente, será posible dibujar una línea de tendencia alcista uniendo el segundo suelo de la formación y este segundo mínimo o soporte ascendente.
  • 5. Una vez completada la formación gráfica, al superar los precios el techo del doble suelo, los precios pueden subir, como mínimo, hasta el nivel de precios definido por la distancia correspondiente a la altura del doble suelo, desde su techo hasta la línea de resistencia del doble suelo, proyectado hacia arriba desde la base de la formación.
  • 6. Es conveniente que la distancia entre los dos mínimos sea, al menos, de un mes, pudiendo alcanzar hasta los varios meses. Cuanto mayor sea la amplitud de los precios y el tiempo en construirse la figura, mayores serán las posibles implicaciones alcistas de la formación gráfica.

Pautas similares a los dobles suelos son los triples suelos, es decir, formaciones múltiples equivalentes a los dobles suelos; pero con tres o más mínimos, respectivamente, en los cuales el análisis es idéntico al realizado anteriormente, salvo que a medida que se forman nuevos suelos suele disminuir el volumen de negocio. Resulta conveniente, en todo caso, completar este análisis con el seguimiento de las tendencias, así como de los soportes y las resistencias. La separación entre los máximos no tiene que ser tan amplia como en los dobles techos o suelos.

Estas formaciones gráficas pueden identificarse, en caso de que prolonguen en el tiempo, a tendencias laterales. En cuyo caso, habrá que atender a la evolución de los precios y a la ruptura de los niveles de soporte y de resistencia relevantes de esta formación.

El precio objetivo mínimo que puedan alcanzar los precios una vez producida la ruptura es equivalente a la altura de la formación de triple suelo o techo.

Recuerde que...

  • Se forma con dos mínimos o soportes consecutivos a niveles similares de precios a los que le sigue un movimiento al alza.
  • Atiende a la siguiente pauta: Los precios atienden a una tendencia bajista. El volumen suele ser elevado al final de la caída del primer suelo. Después a la formación del segundo suelo, los precios se dirigen al alza hasta la parte superior del doble suelo o línea de resistencia. Se observa el movimiento de los precios después de la ruptura al alza del doble suelo. Una vez completada la formación gráfica, los precios pueden subir, como mínimo, hasta el nivel de precios definido por la distancia correspondiente a la altura del doble suelo. Es conveniente que la distancia entre los dos mínimos sea, al menos, de un mes, pudiendo alcanzar hasta los varios meses.
Subir