guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Diferencias de valoración

Diferencias de valoración

Pueden darse en la evaluación de diferentes activos reales o financieros. Se corresponden con diferentes puntos de vista que diversas personas pueden tener a la hora de calcular el valor de los citados activos.

Contabilidad y finanzas

Concepto

Las diferencias de valoración, como su propio nombre indica, pueden darse en la evaluación de diferentes activos reales o financieros. Se corresponden con diferentes puntos de vista que diversas personas (los valoradores) pueden tener a la hora de calcular el valor de los citados activos.

En el caso de que estos activos sean objeto de compraventa, los diferentes enfoques valorativos pueden hacer imposible la realización de la operación, al no llegar a un acuerdo las partes implicadas. La razón puede estar en la utilización de diferentes métodos de valoración o simplemente en la percepción del valor intrínseco de los activos.

Diferencias de valoración de acciones cotizadas en bolsa

En el caso de que se pretenda valorar las acciones de una empresa cotizada en bolsa, existe un primer precio objetivo, el que se corresponde con su cotización bursátil. No obstante, el valor de las acciones no tiene por que corresponderse con su cotización; de hecho, en muchas ocasiones, las acciones cotizan por debajo de su valor real por diferentes causas.

De ahí, que diferentes valoradores, y especialmente cuando se hace desde el punto de vista del comprador o desde el punto de vista del vendedor, tengan muy diferentes puntos de vista en relación con cuánto valen realmente las acciones objeto de la potencial transacción. Una cosa es valor y otra muy diferente, precio.

La situación del potencial comprador o vendedor también será importante, ya que si se precisa dinero urgentemente, el precio final será bastante menor que si se tiene capacidad para esperar el momento más oportuno.

Los rumores también tienen mucho que ver en que las acciones se puedan valorar en determinados momentos a precios muy diferentes, al igual que el hecho de que se desee comprar o vender un importante paquete de acciones que pueda llegar a suponer una minoría de control.

Al margen de los aspectos cualitativos antes mencionados, también hay técnicas de valoración que son seguidas por diferentes colectivos, como es el análisis fundamental y el análisis técnico. Sin entrar en la bondad de estas técnicas, lo cierto es que si se valora una empresa por una u otra técnica, habrá diferencias significativas de valoración de las acciones.

Diferencias de valoración en la conversión de divisas

Cuando una empresa opera en diferentes mercados internacionales, suele tener posiciones activas o pasivas denominadas en otras monedas diferentes de la moneda base de la empresa, que supondremos es el euro.

Cuando la empresa exporta, recibirá libras, dólares u otras monedas más exóticas, como dirhams marroquíes o reales brasileños. La cotización de estas monedas en los mercados internacionales oscila continuamente, y genera inevitables diferencias de valoración o "diferencias de cambio" como también se las conoce. Análogo es si la empresa importa bienes o servicios, ya que tendrá que pagar en otras divisas que se verá obligada a adquirir.

Normalmente, las operaciones en corto plazo pueden ser cubiertas utilizando la figura denominada "seguro de cambio", que permite evitar estas diferencias de valoración, con un pequeño coste cifrado en la diferencia de cotización entre el denominado "cambio spot" y el denominado "cambio forward".

Sin embargo, hay posiciones a largo plazo que son más difíciles de cubrir, como cuando una empresa toma una participación permanente en una entidad extranjera. Evidentemente, la empresa ha tenido que comprar una divisa para tomar la participación y tendrá que mantener la posición en su balance. A partir de ese momento, cada año va a tener diferencias de valoración positivas o negativas en función de cómo cotice la divisa de referencia.

La empresa puede optar por dejar la posición abierta o por ir cubriendo permanentemente la divisa, cosa que puede tener un coste para la entidad. Hay empresas que llevan una gestión activa de estas posiciones, y cubren total o parcialmente las posiciones en función de su expectativa de cotización en el corto plazo. Evidentemente, en este momento la empresa está actuando como un broker de divisas, lo cual puede generarle beneficios, pero también pérdidas en relación al cambio histórico de la participación tomada.

Recuerde que...

  • En la valoración de acciones cotizadas en bolsa, la situación del potencial comprador o vendedor es importante, ya que si se precisa dinero urgentemente, el precio final será bastante menor que si se tiene capacidad para esperar el momento más oportuno.
  • las acciones se pueden valorar en determinados momentos a precios muy diferentes, al igual que el hecho de que se desee comprar o vender un importante paquete de acciones que pueda llegar a suponer una minoría de control.
  • Si la empresa importa bienes o servicios, tendrá que pagar en otras divisas que se verá obligada a adquirir.
Subir