guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Diversificación financiera

Diversificación financiera

Consiste en que repartiendo su presupuesto de inversión entre distintos activos arriesgados, los inversores pueden lograr una reducción de su exposición global al riesgo sin que se llegue a reducir su rentabilidad esperada.

Contabilidad y finanzas

Concepto

El principio de diversificación financiera consiste en que repartiendo su presupuesto de inversión entre distintos activos arriesgados, los inversores pueden lograr una reducción de su exposición global al riesgo sin que se llegue a reducir su rentabilidad esperada.

Tipología

Existen diferentes tipos de diversificación, entre los cuales destacamos:

  • a) Diversificación no ingenua: también denominada diversificación eficiente o inteligente, constituye uno de los principios fundamentales de la teoría moderna de cartera. Sostiene que cualquier inversor averso al riesgo perseguirá la máxima rentabilidad esperada para cualquier nivel de riesgo. Para ello, trata de reducir el riesgo de las carteras, incluyendo en ellas activos con ciertas características de rentabilidades y correlaciones distintas. En esta clase de diversificación se puede llegar incluso a eliminar el riesgo.
  • b) Diversificación ingenua: aquella que trata de reducir el riesgo de las carteras de valores, aumentando el número de títulos que integran las mismas, sin seguir ningún criterio de selección concreto. Una cuestión fundamental a resolver en este tipo de diversificación es cuál es el número óptimo de títulos que tienen que integrar las carteras diseñadas de manera que el riesgo sea mínimo.

Si se empieza por un número reducido de títulos, la disminución del riesgo global de la cartera resultante no suele ser significativo. En este sentido, tomemos el ejemplo de inversión del siguiente recorte de prensa.

Como no podía ser de otra manera, la inversión en acciones de dos empresas cuyo comportamiento bursátil es muy similar no va a proporcionar grandes ventajas por la diversificación del patrimonio. De hecho, tal y como se señala en la figura adjunta, poca utilidad se puede extraer a una diversificación de tipo ingenua para el caso de dos valores; concretamente, para la inversión en las dos compañías eléctricas Endesa e Iberdrola.

Pero, ¿qué ocurrirá si aumentamos el número de valores que se incluyen en las carteras?. Fernández e Izaguirre (1996) llevaron a cabo una investigación empírica para el caso de la Bolsa española, y comprobaron lo siguiente: conforme se van introduciendo títulos al azar en una hipotética cartera, la reducción del riesgo global es importante al principio, pero disminuye a medida que se añaden más valores, desapareciendo prácticamente la reducción a partir de unos 15 valores. La siguiente tabla recoge los resultados obtenidos en el estudio para carteras integradas desde 1 título hasta un máximo de 16.

DIVERSIFICACIÓN INGENUA CON ACCIONES ESPAÑOLAS
Nº de títulosEmpresaRiesgo individualRiesgo global
1Sevillana39,45%39,45%
2Tabacalera48,74%36,07%
3Inmobiliaria Urbis56,26%37,23%
4Mapfre49,61%34,22%
5Banesto40,59%31,72%
6Cristalería46,04%30,86%
7Banco Popular32,35%29,19%
8Bankinter41,21%28,53%
9Asland51,70%29,37%
10Azucarera48,81%29,17%
11Telefónica35,51%28,44%
12Unión Fenosa42,37%28,34%
13Vallehermoso56,32%29,32%
14Dragados50,50%29,83%
15Endesa47,26%29,51%
16Cepsa44,20%29,45%
Fuente: Fernández e Yzaguirre (1996)

Como se puede comprobar, la reducción del riesgo global de las carteras formadas empieza a estabilizarse a partir de unos 10 valores, y prácticamente no cambia de 20 valores en adelante.

Directamente relacionada con la diversificación ingenua, se encuentra la denominada ley de la covarianza media, la cual establece que, siguiendo una diversificación ingenua solo se puede reducir el riesgo global de las carteras de valores hasta la covarianza media (media aritmética del conjunto de covarianzas de todos los pares de activos que se puedan formar en un mercado de valores). Es obvio que cualquier persona puede aplicar esta estrategia de diversificación tan sencilla, por lo que la reducción del riesgo más allá de la covarianza media justificaría la existencia de analistas financieros profesionales. Si se quiere reducir el riesgo global de las carteras por debajo del anterior límite, se deberá extraer mayor información sobre la estructura de las covarianzas de los distintos títulos que componen las carteras.

Diversificación internacional

Sin necesidad de recurrir a una diversificación financiera inteligente o no ingenua en sentido estricto, cualquier inversor puede obtener una mayor protección contra el riesgo global de las carteras recurriendo a una diversificación con carácter internacional. Lo anterior se debe al hecho de que el movimiento de las distintas economías no se encuentra siempre sincronizado, especialmente en la comparación vis a vis de los países desarrollados y los mercados emergentes. Así, por ejemplo, la crisis energética de la década de los setenta tuvo un efecto mucho más devastador en Europa y Japón, al carecer de recursos de petróleo, que en los Estados Unidos, que al menos parcialmente es autosuficiente en petróleo. Al mismo tiempo, la subida del precio del petróleo tuvo un efecto muy positivo en Indonesia, Venezuela y los países productores de petróleo de Oriente Próximo. De la misma manera, las subidas de los precios de los minerales y otras materias primas producen efectos positivos en los países ricos en recursos naturales y efectos negativos en muchos países manufactureros desarrollados.

En el siguiente gráfico podemos observar cómo se reduce el riesgo de las carteras a medida que se van introduciendo nuevos títulos en las mismas, pero estableciendo un análisis comparativo entre la inversión en un único mercado (en este caso, el estadounidense) y la inversión en diferentes mercados internacionales.

Claramente, la inversión en acciones internacionales (i.e. una diversificación internacional) consigue reducir de manera más relevante el riesgo de las carteras construidas. De hecho, una correcta diversificación nacional consigue reducir aproximadamente un 60 % del riesgo de las inversiones, mientras que con una diversificación internacional esa reducción puede situarse en el entorno del 80 %.

Recuerde que...

  • La diversificación no ingenua sostiene que cualquier inversor averso al riesgo perseguirá la máxima rentabilidad esperada para cualquier nivel de riesgo. En esta clase de diversificación se puede llegar incluso a eliminar el riesgo.
  • La diversificación ingenua es aquella que trata de reducir el riesgo de las carteras de valores, aumentando el número de títulos que integran las mismas, sin seguir ningún criterio de selección concreto.
  • Sin necesidad de recurrir a una diversificación financiera inteligente o no ingenua en sentido estricto, cualquier inversor puede obtener una mayor protección contra el riesgo global de las carteras recurriendo a una diversificación con carácter internacional.
Subir