guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Distribución física

Distribución física

La Distribución Física es la actividad de la empresa encargada de hacer posible el desplazamiento material de los productos a lo largo de los canales de distribución y, en última instancia, su entrega al consumidor final.

Marketing y Comercial

¿Qué es la distribución física?

La Distribución Física es la actividad de la empresa encargada de hacer posible el desplazamiento material de los productos a lo largo de los canales de distribución y, en última instancia, su entrega al consumidor final. Este concepto forma parte de dos procesos esenciales de la empresa; por un lado, la Distribución Comercial, y por otro, la Logística.

Como parte de la Distribución Comercial, la Distribución Física tiene el cometido de completar los flujos transaccionales o estrictamente comerciales que se producen en la misma (venta, información, financiación, riesgo) con los flujos materiales que hacen posible que lo que se comercialice se ponga físicamente a disposición de quien adquiera su propiedad en unas condiciones de servicio de tiempo, forma y lugar.

La Logística incluye la organización de todos los flujos materiales y de información que acontecen en la empresa desde sus proveedores hasta sus clientes. Esto es, gestiona el ciclo aprovisionamiento-producción-distribución de manera que en cada una de estas etapas que lo componen y que en su conjunto conforman "la cadena de suministro empresarial" hay una tarea logística con funciones específicas; pero estrechamente relacionadas con las de las etapas precedentes y siguientes. Por tanto, se puede hablar de una logística de aprovisionamiento, una logística de producción y una logística de distribución comprendidas en la logística empresarial o logística integral.

La distribución física se corresponde con la logística de distribución y lleva a cabo las actividades logísticas de la última parte de la cadena de suministro, que permiten poner a disposición de los clientes los productos necesitados según los parámetros de servicio pactados con ellos.

Los condicionantes de la distribución física motivan que se trate, en ocasiones, de un proceso de alta complejidad, por ejemplo, por las distancias entre los orígenes y los destinos (las producciones de textiles de China tienen que llegar rápido a Europa para que no les afecte el paso de la moda), las dificultades orográficas (zonas de difícil tránsito ralentizan el transporte por carretera), por las restricciones de tiempo derivadas del propio proceso de producción de la empresa (momento de producción u horarios de almacén) o del mismo cliente (horarios o ventanas de entrega y cantidades que deben componer cada entrega), por las características del producto a distribuir (si es un producto fresco o congelado requiere unas condiciones de almacenaje y transporte especiales, para que no se rompa la "cadena de frío" y esté en las condiciones idóneas para su venta al consumidor), o por las limitaciones de los medios de transporte (el transporte por carretera es el más flexible, porque es el único que permite dar un servicio puerta a puerta al cliente, ya que los demás –el ferroviario, marítimo o aéreo- van a depender siempre de una infraestructura de salida y llegada del transporte -estaciones, puertos y aeropuertos-).

¿Cómo se gestiona?

El ámbito de gestión de la logística de distribución engloba todas las actividades en las que se materializa el flujo de productos e información desde que se encuentran listos para su venta, por la finalización de su fabricación, hasta que se ponen a disposición del cliente. Para ello, se ocupa de gestionar: a) el transporte: acarreando la mercancía y entregándola el cliente, b) el almacenaje: guardando la mercancía y manipulándola para componer las unidades de carga en que ha de ser transportada, c) el stock: administrándolo para saber qué se ha de reponer (momento del pedido al proveedor, tipo de producto y cantidad a pedir) y, d) la información: procesándola según que venga del departamento comercial al concretarse en un pedido o del propio cliente por razón de una reclamación presentada. Todos estos ámbitos de gestión generarán unos costes por su desempeño que pueden venir expresados en euros por tonelada o metro cúbico transportado, por pallet almacenado, por pedido preparado o por el dinero invertido en el stock, entre otros. No obstante, la tendencia a la hora de interpretar los costes logísticos es hacia su conversión de costes fijos a costes variables, mediante el recurso a los especialistas denominados operadores logísticos.

La distribución física pasa a convertirse en uno de los atributos intangibles de los productos que pueden afectar positiva o negativamente a su percepción por el mercado (un producto con una buena relación calidad-precio puede perder esa ventaja si continuamente faltan existencias en los comercios donde se vende). De aquí que este ámbito de gestión tenga cada vez más importancia en las empresas al margen de su papel en la dirección de Marketing como integrante de una de las cuatro variables de acción comercial: la Distribución Comercial.

Así, no sólo es fuente de beneficios al actuar como instrumento incentivador de las ventas, sino que también es fuente de ahorro, ya que su eficiente gestión puede reducir sus costes (del stock, de transporte...), pero también los que se derivan de los pedidos que se cancelan por no cumplir con los plazos de entrega.

Hay una serie de elementos de servicio al cliente sobre los que gira la logística comercial y de los que dependerá el éxito de su prestación:

  • a) El tiempo de entrega: es el período de tiempo que transcurre desde que se realiza el pedido hasta que se le entrega al cliente. Éste debe saber con exactitud a partir de cuándo va a poder disponer de su mercancía.
  • b) Fiabilidad: el pedido se entrega correctamente, sin fallos y en plazo. Una medida habitual a la hora de determinar el nivel de servicio logístico es:

    Si hay un porcentaje de servicio del 90 por ciento significa que en 10 por ciento de las ocasiones no se han servido los pedidos demandados (cliente insatisfecho y posible pérdida de este).

  • c) Frecuencia: poco desfase entre una entrega y la siguiente, y además en cantidades pequeñas. Esto se demanda cada vez más ya que si se hace con garantías permite al cliente no realizar labores de almacenamiento.
  • d) Incidencias: capacidad a la hora de atender rápidamente las reclamaciones. Esto reduce significativamente los efectos de un deficiente servicio prestado (percepción de respuesta rápida ante un imprevisto).
  • e) Información: calidad en la documentación, para evitar no conformidades en las entregas y posibilidad de informar al cliente en todo momento del estado de su pedido.

Recuerde que...

  • La Logística incluye la organización de todos los flujos materiales y de información que acontecen en la empresa desde sus proveedores hasta sus clientes.
  • Los condicionantes de la distribución física motivan que se trate, en ocasiones, de un proceso de alta complejidad.
  • La distribución física pasa a convertirse en uno de los atributos intangibles de los productos que pueden afectar positiva o negativamente a su percepción por el mercado.
  • La logística comercial gira en torno al tiempo de entrea, fiabilidad, frecuencia, incidencias e información..
Subir