guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Equipments trust certificates

Equipment trust certificate

Es un tipo de titulización con peculiaridades propias, sobre todo en lo que respecta al tipo de colateral y a su estructura legal.

Contabilidad y finanzas

Concepto

Equipment trust certificate, también conocido por sus siglas ETC, es un tipo de titulización con peculiaridades propias, sobre todo en lo que respecta al tipo de colateral y a su estructura legal. En un ETC, el colateral, que suele ser bienes de capital, es adquirido por vehículos especiales —Special Purpose Vehicle— y financiado a través de la emisión de deuda. Normalmente, la emisión de deuda la realiza un vehículo especial distinto a los vehículos especiales propietarios del colateral.

Las empresas que financian sus activos operativos o bienes de capital mediante ETC, son beneficiarias del uso de esos activos, aunque no son propietarias de los mismos. A cambio del uso de los activos, las empresas realizan un contrato de alquiler o de leasing con el vehículo especial propietario de los bienes. Los pagos en concepto de alquiler o leasing, realizados por la compañía, son usados para pagar los intereses y el principal de la deuda asociada, así como para sufragar cualquier otro gasto relacionado con la operación. Una vez finalizada la operación, los bienes de capital pueden ser transferidos de nuevo a la compañía en cuestión.

Inicialmente, los ETC fueron instrumentos de financiación utilizados, principalmente, por compañías aéreas estadounidenses. En el año 1994, los ETC empezaron a incorporar varios tramos de bonos en una misma operación, dando lugar a los Enhanced Trust Certificates (los llamados EETC). Desde entonces, la estructura legal y financiera de los EETC ha sido usada, no solo por compañías aéreas, sino por otras empresas de transporte (navieras, flotas de coches, etc.). Las compañías estadounidenses fueron, hasta la crisis producida en el verano de 2007, las más activas en la utilización de estas estructuras, aunque las europeas también hicieron uso de las mismas. Desde la mencionada crisis, estas estructuras han desaparecido casi completamente del mercado.

Los ETC y los EETC pueden considerarse como estructuras híbridas, ya que contienen características tanto de la deuda corporativa como de una titulización. Para los inversores de la deuda emitida en un ETC o un EETC, el riesgo reside, por un lado, en la capacidad de pago de la compañía que opera los bienes, y por otro, en el valor de mercado de los activos que forman el colateral. El valor de los activos tiene gran importancia en caso de que la compañía no cumpla sus obligaciones, y por tanto, para hacer frente a la deuda contraída, el Special Purpose Vehicle, debe buscar la liquidación de los activos en el mercado.

Para las compañías en busca de financiación, el principal atractivo de un ETC o de un EETC reside en los siguientes factores:

  • 1) posibilidad de beneficiarse de ciertas ventajas fiscales y/o legales;
  • 2) menor coste de financiación debido a que la calificación de los bonos, gracias a que están respaldados por el colateral, es mejor que la calificación de la compañía en sí;
  • 3) diversificación de las fuentes de financiación clásicas (bono corporativo o deuda bancaria).

Recuerde que...

  • En un ETC, el colateral, que suele ser bienes de capital, es adquirido por vehículos especiales y financiado a través de la emisión de deuda.
  • Las empresas que financian sus activos operativos o bienes de capital mediante ETC, son beneficiarias del uso de esos activos, aunque no son propietarias de los mismos
  • En el año 1994, los ETC empezaron a incorporar varios tramos de bonos en una misma operación, dando lugar a los Enhanced Trust Certificates (los llamados EETC).
  • Los ETC y los EETC pueden considerarse como estructuras híbridas, ya que contienen características tanto de la deuda corporativa como de una titulización.
Subir