guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo ...

Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER)

Es uno de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (FEIE) destinado a financiar la política europea de desarrollo rural. Su ámbito de actuación son todas las regiones de los Estados miembros. Por lo tanto, es el principal instrumento de financiación de la Política Agraria Común (PAC) de la Unión Europea junto con el Fondo Europeo de Garantía Agrícola (FEAG).

Derecho Internacional y Comunitario

Concepto

El Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural, también conocido por sus siglas en español FEADER, es uno de los instrumentos de financiación de la Política Agrícola Común (PAC), relativo al desarrollo rural. Específicamente, el el Reglamento (UE) nº 1305/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de diciembre de 2013, relativo a la ayuda al desarrollo rural a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader) y por el que se deroga el Reglamento (CE) nº 1698/2005 del Consejo, que instituye el FEADER, establece que dicho fondo financia, en gestión compartida entre los Estados miembros y la Comisión, la contribución financiera de la Comunidad, en favor de los programas de desarrollo rural, realizados de conformidad con la legislación comunitaria.

El FEADER contribuye a la Estrategia Europa 2020 fomentando un desarrollo rural sostenible en toda la Unión como complemento de los demás instrumentos de la PAC, la política de cohesión y la política pesquera común.

¿Qué objetivos persigue?

El FEADER contribuye al desarrollo de un sector agrícola más equilibrado, más respetuoso con el clima, más resistente a los cambios climáticos, más innovador y más competitivo. Además debe contribuir también al desarrollo de los territorios rurales. Sus objetivos son:

  • a) Fomentar la competitividad de la agricultura.
  • b) Garantizar la gestión sostenible de los recursos naturales y la acción por el clima.
  • c) Lograr un desarrollo territorial equilibrado de las economías y comunidades rurales incluyendo la creación y conservación del empleo.

Los fondos que obtiene el FEADER, se destinan a 6 prioridades:

  • Promover la transferencia de conocimientos y la innovación en materia agraria, en silvicultura y en zonas rurales.
  • Mejorar la viabilidad y competitividad de la agricultura, las tecnologías agrarias y la gestión sostenible de los bosques.
  • Promover la organización de la cadena alimentaria, el bienestar de los animales y la gestión de los riesgos en agricultura.
  • Promover la eficiencia de los recursos y apoyar el desarrollo de una economía baja en emisiones para todos los sectores.
  • Restaurar y conservar el ecosistema en relación con la agricultura y la silvicultura.
  • Fomentar la inclusión social, reducir la pobreza y el desarrollo económico de las zonas rurales.

Estas seis prioridades en materia agraria deben ir encaminadas a alcanzar los objetivos trasversales que tiene la UE en materia de innovación, medio ambiente y lucha contra el cambio climático.

¿Cómo ayuda el FEADER al desarrollo rural?

El FEADER financia proyectos concretos que han diseñado cada uno de los países y que han orientado sus objetivos a las características propias de su entorno. Estos proyectos son conocidos como los Programas de Desarrollo Rural (PDR). Los Programas de Desarrollo Rural pueden tener carácter nacional o regional, y deben seguir al menos cuatro de las seis prioridades a las que destina sus fondos el FEADER. Son, por tanto, las autoridades nacionales o regionales las que toman qué decisiones se llevan a cabo y es la Comisión Europea la encargada de aprobar y supervisar los PDR presentados.

Dichas prioridades se concretan en ámbitos de interés específico –“ámbitos de interés” (AI)– que consisten en puntos de intervención, para los que los PDR establecen objetivos cuantitativos seleccionados y detallan las medidas que se han de llevar a cabo para poder alcanzarlos.

A la hora de diseñar cada PDR, se debe tener en cuenta que, al menos, el 30% de la financiación debe ir dirigida a acciones contra el cambio climático y mejoras del medioambiente, y, al menos el 5%, a medidas basadas en el método LEADER (acrónimo de la frase francesa «Liaison Entre Actions de Développement de l’Économie Rurale», es decir, “Relaciones entre Actividades de Desarrollo de la Economía Rural”).

El método LEADER consiste en un mecanismo de actuación local basado en siete características:

  • - Enfoque ascendente, es decir, se parte de las zonas rurales, que son las que mejor conocen las necesidades y rasgos de su entorno, como punto de organización de las decisiones sobre la estrategia local a seguir.
  • - Enfoque basado en la zona, de forma que aúna tres aspectos: la zona, la asociación y la estrategia de desarrollo local (EDL) para el éxito del programa.
  • - Asociación local, que actúa a través de los “grupos de acción local” (GAL) para impulsar los proyectos de desarrollo local.
  • - Enfoque integrado y multisectorial para poder aprovechar todas las relaciones que surgen y existen entre todos los participantes de las acciones de desarrollo en cada zona.
  • - Trabajo en red, a través de los GAL, que permite conectar a todos los integrantes de la cadena de desarrollo local, promoviendo la cooperación entre ellos, e intentando evitar el aislamiento de alguno de ellos.
  • - Innovación, como eje primordial para buscar soluciones y actividades nuevas a problemas de las zonas rurales.
  • - Cooperación interterritorial e internacional, de forma que acciones que pueden tener características comunes en otras zonas, puedan interconectar experiencias y beneficios y extrapolarlos de unos territorios a otros a lo largo de todo el espacio europeo, comunitario o extracomunitario.

El éxito del método LEADER ha hecho que se vaya actualizando a lo largo de los años y ha permitido que se aplicase también a otros fondos estructurales y de inversión europeos como el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP), el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y el Fondo Social Europeo (FSE), aunque la aplicación de este enfoque LEADER solo es obligatoria para el FEADER. Actualmente, el término engloba aspectos más amplios, por lo que se ha pasado a denominar desarrollo local participativo (CLLC).

¿Cómo conectar las zonas rurales para potenciar su desarrollo?

La Unión Europea persigue que todos los Estados miembros y cada uno de sus territorios a nivel local ayuden al crecimiento mutuo y común. Es, por tanto, importante que crear una red europea de desarrollo rural (REDR) que sirva como centro de intercambio de información sobre la aplicación de las políticas, proyectos e iniciativas de desarrollo rural.

Para su buen funcionamiento sirven como pilares el punto de contacto de la REDR y el servicio de asistencia europea para la evaluación del desarrollo rural.

En este sentido, es también de gran ayuda la actuación de las zonas rurales en materia de desarrollo e innovación en su entorno, por lo que se creó la Asociación Europea para la Innovación en materia de Productividad y Sostenibilidad Agrarias (AEI-AGRI), que acerca a los investigadores a todos los que necesitan de su aportación al medio rural para mejorar la productividad de todas sus actividades y así acelerar y potenciar la transformación de aquellas que puedan estar quedándose obsoletas o que no encuentren un mercado donde poder desarrollar su producción.

Recuerde que...

  • El FEADER contribuye a la promoción de un desarrollo rural sostenible en toda la Comunidad, como complemento de las políticas de apoyo al mercado y a los ingresos aplicadas en el marco de la política agrícola común, la política de cohesión y la política pesquera común.
  • El FEADER toma como punto de apoyo el método LEADER renovado y el actual “desarrollo local participativo” (CLLC).
  • Uno de los aspectos que más debe potenciar en la actualidad es el desarrollo rural y la mejora de las acciones que conducen a una mejora de las innovaciones tecnológicas en este campo.
Subir