guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Fondos Estructurales y de Inversión E...

Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (FEIE)

Los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (FEIE) son la herramienta fundamental de la Política Regional y de Cohesión de la UE para reducir las desigualdades regionales y potenciar la cohesión económica y social de los Estados miembros, teniendo en cuenta no solo la situación en la que se encuentran a nivel nacional, sino también las diferentes unidades territoriales estadísticas (NUTS) en las que se divide cada uno de ellos.

Contabilidad y finanzas

Concepto

Los fondos estructurales y de inversión son una serie de instrumentos financieros cuyo fin es el de contribuir a la cohesión económica y social, como uno de los objetivos prioritarios de la Unión Europea, cofinanciando aquellos proyectos nacionales que se consideran que pueden englobarse dentro de la Política Regional y de Cohesión desde hace varios años. Esta cohesión social, económica y territorial tiene toda su base jurídica en los artículos 174 a178 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

Para ello, centran su atención no solo en la situación en la que se encuentran los Estados miembros, sino muy especialmente las unidades territoriales (NUTS) que forman la UE y en las que se dividen cada uno de ellos. La “Nomenclatura Común de Unidades Territoriales Estadísticas” (NUTS) permite estudiar la cohesión económica y social en tres niveles diferentes: NUTS1, que son grandes regiones socioeconómicas cuya población oscila entre los 3 y los 7 millones de habitantes; NUTS2, regiones sobre las que normalmente se aplica la política regional, y cuya población está entre los 800.000 y los tres millones de habitantes; y NUTS3, pequeñas regiones que permiten el análisis de aspectos muy específicos y con una población entre los 150.000 y los 300.000 habitantes.

Los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (FEIE) persiguen impulsar el empleo, la competitividad de las pequeñas y medianas empresas en un entorno económicamente sostenible. Para que los fondos que obtiene la política regional y de cohesión se puedan distribuir eficientemente, se han establecido una serie de principios que todos los proyectos deben cumplir: principio de organización por objetivos y regiones; principio de colaboración entre la Comisión Europea, las autoridades nacionales y las autoridades regionales para la planificación, ejecución y seguimiento de la financiación dotada; principio de programación de las intervenciones y principio de adicionalidad de la contribución nacional y comunitaria.

A partir del Reglamento (UE) nº 1303/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de diciembre de 2013, son cinco los FEIE:

  • Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER),
  • Fondo Social Europeo (FSE),
  • Fondo de Cohesión (FC),
  • Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER),
  • Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (FEMP).

Junto a estos cinco, la Unión Europea ha habilitado otros Instrumentos: el Fondo de Solidaridad de la UE –que financia catástrofes naturales graves en algún Estado miembro, que supongan más del 0,6% de la renta nacional–, el Instrumento de Ayuda de Preadhesión (IAP) –como ayuda a la entrada de todos los países denominados como candidatos o candidatos potenciales–, y la Iniciativa de Empleo Juvenil (YEI) –para ayudar a los países en la lucha contra el desempleo de los más jóvenes, ya sea ayudando en la búsqueda de puestos de trabajo, o en la educación y capacitación de dicho colectivo y actúa en unión con el Fondo Social Europeo–.

¿Qué áreas son prioritarias para obtener la financiación?

El objetivo prioritario de los FEIE es reducir las desigualdades regionales, impulsar el crecimiento y la competitividad de las pequeñas y medianas empresas, potenciar el empleo y la inclusión social y todo ello bajo las premisas de una economía sostenible.

Para el correcto funcionamiento de la política regional y de cohesión, se han establecido once objetivos temáticos que deben ser financiados con los FEIE:

  • Investigación e Innovación
  • Tecnologías de la Información y la Comunicación
  • Competitividad de las pymes
  • Economía de bajas emisiones de carbono
  • Lucha contra el cambio climático
  • Medio ambiente y eficiencia de los recursos
  • Transporte sostenible
  • Empleo y movilidad
  • Inclusión social
  • Mejor educación y formación
  • Mejor administración pública

Para mejorar la eficiencia de los FEIE los once objetivos anteriores se agrupan en cuatro áreas temáticas prioritarias de actuación: primero, investigación e innovación; segundo, la agenda digital; tercero, mejorar la competitividad de las pymes; y, cuarto, apoyar toda esta transformación en una economía baja en emisiones de carbono.

¿Qué países pueden recibir los fondos?

Estos objetivos han sido distribuidos entre cada uno de los FEIE y todas las regiones europeas pueden ser elegibles, atendiendo a un criterio de clasificación: regiones más desarrolladas (con un PIB per cápita superior al 90% de la media comunitaria); regiones en transición (cuyo PIB per cápita se sitúa entre el 75% y el 90% de la media comunitaria); regiones menos desarrolladas (cuyo PIB per cápita es inferior al 75% de la media comunitaria). A estos tres grupos de regiones se añaden las clasificadas como regiones ultraperiféricas, que son las más lejanas de la UE (como las Islas Canarias, Reunión, Guadalupe o las Azores) y las regiones septentrionales escasamente pobladas, situadas en el norte de Finlandia y Suecia, y que reciben financiación del Fondo de Cohesión.

Todas las regiones pueden obtener financiación del FEDER y del FSE; sin embargo, el Fondo de Cohesión sólo puede destinar sus fondos a las regiones menos desarrolladas. Asimismo, la distribución de los recursos destinados a la política regional centra sus objetivos en la inversión en empleo y crecimiento, para que cada una de las regiones sea más competitiva y sostenible; y a la cooperación en tres niveles: transfronterizo, transnacional e interregional, lo que impulsará la convergencia de todas las regiones de la UE.

¿Para qué son cada uno de los instrumentos de los FEIE?

El modelo de gestión de los FEIE ha diferenciado los objetivos que deben perseguir cada uno de ellos, de tal forma que todos comparten un mismo marco jurídico, aunque también tienen una reglamentación específica, lo que va a permitir que se pueda atender a las especificidades de cada uno pero sin que se aparten de la norma común a todos ellos.

El Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), aprobado en 1975, inicialmente como apoyo a las políticas regionales de los Estados miembros. Actualmente se dirige a las regiones en declive industrial y con un menor nivel de desarrollo. Su plan prioritario de actuación se concentra en las cuatro áreas temáticas prioritarias: innovación; pymes, Europa digital y Europa verde. Financia a todas las regiones de la UE: las más desarrolladas deben destinar al menos el 80% de sus fondos a dos de estas áreas temáticas; las economías en transición el límite está en el 60% y las menos desarrolladas está en el 50%. Al mismo tiempo, el objetivo de conseguir un espacio europeo bajo en emisiones también va a obligar que parte de estos fondos se destines a proyectos con esta prioridad, en concreto un 20%; 15% y 12%, respectivamente, para cada una de estas regiones.

El Fondo Social Europeo (FSE), fue creado en 1960, y es responsable de las inversiones destinadas a la capacitación del capital humano, el empleo y la integración social. Es el fondo centrado en la ciudadanía europea para hacer de ella un factor de producción innovador, competitivo, emprendedor, tanto dentro del territorio comunitario como fuera de nuestras fronteras, y ya sea del ámbito público, como del privado. Así, en el corto plazo, persigue la reducción del desempleo que puede ser ocasionada por crisis económicas o el declive sectorial en determinadas regiones y la inclusión social de los colectivos más desfavorecidos. Sin embargo, en el largo plazo, tiene su objetivo puesto en la ayuda a los trabajadores afectados por la transformación productiva, para poder integrarlos en los nuevos modelos de producción globalizados.

El Fondo de Cohesión (FC) fue creado en 1994 y destinado a los países cuya renta nacional bruta per cápita es inferior al 90% de la media comunitaria, para financiar proyectos medioambientales –proyectos relacionados con la eficiencia energética, el uso de energías renovables y la implantación de economías bajas en emisiones de carbono– y las redes transeuropeas de transporte.

El Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) sustituyó desde 2013 a la sección «Orientación» del Fondo Europeo de Orientación y Garantía Agrícola, para centrar su apoyo en el desarrollo rural y la transformación estructural del sector primario europeo. Con ello se persigue que la producción de este sector sea más competitiva y respetuosa con el medio ambiente. Su modelo de gestión está abarcado por la política agrícola común y la política regional y de cohesión.

El Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) surge en 2013 para sustituir al Instrumento Financiero de Orientación de la Pesca. Tiene cuatro objetivos prioritarios: la transformación y modernización del sector pesquero europeo; la ayuda a las zonas costeras a diversificar sus economías; la creación de empleos que mejoren la calidad de vida de dichas zonas y facilitar el acceso a la financiación.

¿De dónde se obtienen los fondos?

La financiación de los FEIE proviene del Presupuesto comunitario, que progresivamente, desde que en 1988 se pusiera en marcha la política regional, ha ido obteniendo un mayor volumen de financiación. El sistema de dotación de fondos permite que la mayor parte de la cuantía vaya destinada a las regiones menos desarrolladas, lo que impulsa la convergencia entre las más y menos ricas. A su vez, es el FEDER el que obtiene el mayor volumen de financiación, junto con el FEADER, con el objetivo de que las zonas rurales y en declive puedan reconvertir sus sistemas de producción hacia aquellos modelos más viables y competitivos de un mundo cada vez más globalizado.

La modernización de la economía europea y su integración en un mundo globalizado está obligando a que se destine una creciente cantidad de euros del presupuesto comunitario a las iniciativas dirigidas a crear una “Europa más verde”, la “Europa digital y mejor conectada”, una “Europa más inteligente”, una “Europa más social” y una Europa más de sus ciudadanos.

Recuerde que...

  • Los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (FEIE) son instrumentos financieros que contribuyen a la cohesión económica, social y territorial de las regiones de la UE.
  • Son cinco: Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), Fondo Social Europeo (FSE), Fondo de Cohesión (FC), Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader) y Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP).
  • Actúan sobre cuatro grandes áreas temáticas: investigación e innovación, agenda digital, competitividad de las empresas, y economía baja en emisiones de carbono y cambio climático.
  • Todas las regiones pueden recibir los fondos en función de su clasificación: regiones más desarrolladas, regiones en transición, regiones menos desarrolladas, regiones ultraperiféricas y regiones septentrionales escasamente pobladas.
  • El presupuesto comunitario cada vez destina más financiación a los FEIE para conseguir los objetivos marcados.
Subir