guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Declaración extemporánea

Declaración extemporánea

Autoliquidaciones complementarias, o declaraciones complementarias o sustitutivas, presentadas dentro de los plazos establecidos o con posterioridad a la finalización de los plazos establecidos al efecto, siempre y cuando no haya prescrito el derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria.

Manual de procedimiento de gestión y recaudación tributaria
Procedimiento: gestión, recaudación, inspección y revisión

Cuando el obligado tributario presenta autoliquidaciones complementarias, o declaraciones complementarias o sustitutivas, siempre dentro de los plazos establecidos a tal efecto o con posterioridad a la finalización de los plazos establecidos al efecto, siempre y cuando no haya prescrito el derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria, estamos ante las declaraciones extemporáneas.

El procedimiento es muy similar al de las declaraciones complementarias o sustitutivas; sin embargo, tienen una importante particularidad. En las declaraciones extemporáneas, el pago de los recargos sin requerimiento previo de la Administración es una obligación tributaria material o pecuniaria que debe cumplirse como consecuencia de la presentación de autoliquidaciones o declaraciones complementarias fuera de los plazos legalmente establecidos. Son exigibles con independencia, en el caso de las autoliquidaciones, de que se efectúe o no el ingreso de la deuda tributaria.

Si en el momento que se presenta la declaración extemporánea se presenta la solicitud de aplazamiento, fraccionamiento o compensación de la deuda tributaria, igualmente deberán satisfacerse los citados recargos (si bien, el obligado tributario no deberá pagar los recargos derivados del período ejecutivo).

La cuantía de estos recargos depende de dos elementos: la base sobre la que se aplican y su tipo. En concreto:

  • 1. La base estará formada por la cantidad a ingresar o importe derivado de la autoliquidación extemporánea.
  • 2. El tipo dependerá del plazo en el que sea presentada la declaración extemporánea:
    • a) Si se presenta dentro de los tres meses siguientes a la finalización del plazo establecido, el recargo será del 5 %, sin intereses de demora ni sanción.
    • b) Si se presenta entre los tres y seis meses siguientes a la finalización del plazo establecido, el recargo será del 10 %, sin intereses de demora ni sanción.
    • c) Si se presenta entre los seis y doce meses siguientes a la finalización del plazo establecido, el recargo será del 15 %, sin intereses de demora ni sanción.
    • d) Si se presenta transcurridos doce meses desde la finalización del plazo establecido, el recargo será del 20 %, sin sanción. En este caso, se exigirán intereses de demora por el periodo comprendido desde el día siguiente al término de los doce meses siguientes a la finalización del plazo establecido para la presentación de la autoliquidación.

Para incentivar el ingreso dentro del plazo, la Ley General Tributaria, en su artículo 62, establece que el importe de estos recargos se reduce en el 25 % cuando concurran los requisitos siguientes:

  • Ingreso total del importe de la declaración extemporánea.
  • Ingreso del recargo (5 %, 10 % o 15 %) con la reducción del 25 % en el plazo que se inicia con la notificación de la liquidación de dicho recargo.

También se aplica esta reducción si al tiempo de presentar la declaración extemporánea no se ha efectuado el ingreso de la deuda, pero se ha solicitado aplazamiento o fraccionamiento, exclusivamente si la garantía consiste en aval o seguro de caución.

Subir