guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Demanda monetaria

Demanda monetaria

La demanda de dinero se refiere a la proporción de riqueza que los individuos desean mantener en forma de activos líquidos.

Contabilidad y finanzas

Concepto

De una forma sencilla, puede definirse el dinero como aquellos activos financieros que pueden utilizarse directamente para adquirir bienes y servicios. Incluyen el efectivo, los depósitos contra los que pueden girarse cheques y, en general, aquellos activos con un alto grado de liquidez.

En cada momento del tiempo, los agentes económicos disponen de una riqueza que han ido acumulando en el pasado, a través de sus decisiones de ahorro, y que pueden materializar en activos de distinto tipo. Para simplificar, consideraremos dos tipos de activos: el dinero (activos líquidos) y los bonos (activos no líquidos). La demanda de dinero se refiere a la proporción de riqueza que los individuos desean mantener en forma de activos líquidos.

Determinantes de la demanda de dinero

En el caso más sencillo, la decisión que debe tomar el agente económico es qué parte de la riqueza mantiene en forma de dinero y qué parte en forma de bonos. Entre estos dos activos hay dos diferencias fundamentales que van a influir en su decisión: la liquidez (característica del dinero, pero que no tienen los bonos) y la rentabilidad (los bonos ofrecen al que los posee un tipo de interés nominal, que en el caso del dinero es igual a cero). Si los bonos pudieran cambiarse inmediatamente y sin coste alguno por dinero cada vez que fuese a hacer una transacción, este agente tendría toda su riqueza en bonos, para no tener que renunciar a esta rentabilidad, que es el coste de oportunidad del dinero. Pero en la realidad esto no es así, por lo que deberá tener al menos una parte de la riqueza en dinero para poder hacer frente a los desembolsos que se derivan de sus compras.

Por tanto, parece claro que hay dos variables que determinan principalmente la demanda de dinero de este agente (dada su riqueza):

  • Nivel de transacciones: el dinero debe permitir cubrir el gasto que se realiza en las transacciones habituales sin necesidad de tener que cambiar bonos por dinero frecuentemente, ya que esto tiene un coste. El nivel de transacciones depende a su vez, directamente, de la renta real y del nivel de precios.
  • Tipo de interés nominal de los bonos. La rentabilidad real de los bonos es igual a la diferencia entre su tipo de interés nominal y la tasa de inflación. Por su parte, el dinero tiene un tipo de interés real negativo igual a la tasa de inflación (se deprecia la riqueza por mantenerla en forma de dinero). El coste de oportunidad de tener dinero es, por tanto, igual al tipo de interés nominal (la diferencia entre los tipos de interés reales de ambos activos). Cuanto más alto sea este tipo de interés, más se estará dispuesto a incurrir en los costes y las molestias de cambiar bonos por dinero para pagar las transacciones que se realicen

Formalmente, la función de demanda de dinero (Md) podría expresarse mediante la siguiente ecuación:

Md/P = kY = hi

La cantidad demandada de dinero aumentará proporcionalmente al nivel de precios (P). También se incrementa cuando crece la renta (Y) de acuerdo con la constante k. Por su parte, la constante h mide cuánto se reduce la demanda de dinero por cada punto en que se eleva el tipo de interés nominal (i).

Un concepto asociado a la función de demanda de dinero es el de velocidad de circulación del dinero, o número de veces que el dinero cambia de manos (al intervenir en una transacción) durante un período determinado. La velocidad es, por tanto, igual al cociente entre la renta nominal y la demanda de dinero, por lo que puede aproximarse —dado el tipo de interés— por la inversa de k. Una característica de la demanda de dinero es que en la mayoría de países desarrollados la velocidad de circulación del dinero se ha duplicado en los últimos cuarenta años (lo que equivale a una reducción de la demanda de dinero) conforme aumentaba la cultura financiera de la población y se producían procesos crecientes de innovación financiera (por ejemplo, el uso de tarjetas de crédito).

Recuerde que...

  • Existen dos tipos de activos: el dinero (activos líquidos) y los bonos (activos no líquidos).
  • Entre estos dos activos hay dos diferencias fundamentales que van a influir en su decisión: la liquidez (característica del dinero, pero que no tienen los bonos) y la rentabilidad (los bonos ofrecen al que los posee un tipo de interés nominal, que en el caso del dinero es igual a cero).
  • Un concepto asociado a la función de demanda de dinero es el de velocidad de circulación del dinero o número de veces que el dinero cambia de manos (al intervenir en una transacción) durante un período determinado.
  • Hay dos variables que determinan principalmente la demanda de dinero del agente económico (dada su riqueza): el nivel de transacciones y el tipo de interés nominal de los bonos.
Subir