guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Desempleo keynesiano

Desempleo keynesiano

Cuando las empresas, aunque los salarios sean bajos, no contratan trabajadores si no hay demanda suficiente para su producción.

Contrato de trabajo

Concepto

Se dice que una economía presenta paro keynesiano cuando las empresas, aunque los salarios sean bajos, no contratan trabajadores si no hay demanda suficiente para su producción.

Este tipo de desempleo se corresponde con el enfoque teórico keynesiano del funcionamiento del mercado de trabajo, que se caracteriza porque viene determinado por el de bienes. Esto hace que la economía pueda estar en equilibrio con desempleo, ya que el desempleo aparece si hay rigidez en el salario nominal.

Como el desempleo, según este enfoque, viene dado por la escasez de demanda agregada, las medidas de política económica a emplear son políticas de demanda expansivas.

La teoria keynesiana

La teoría económica keynesiana aborda el análisis del mercado de trabajo de forma distinta al clásico, donde el equilibrio se alcanza por la intersección entre la demanda y oferta de trabajo que dependen de una misma variable.

Los salarios, entonces, no sirven para igualar oferta y demanda de trabajo, por lo que dejan de funcionar como mecanismo para eliminar el desempleo.

El enfoque keynesiano se apoya, básicamente, sobre supuestos como que la producción de bienes y servicios depende de la demanda agregada, de forma que si ésta es insuficiente, en el corto plazo puede haber equilibrio en este mercado y paro. Además no hay flexibilidad salarial que permita volver a la situación de pleno empleo inmediatamente.

Por tanto, dada la demanda de bienes, las empresas fijan su demanda de trabajo en función de la productividad del trabajo:

En este contexto, el volumen de empleo viene determinado por la demanda agregada (D) y no por los niveles salariales. El empleo se determina en el mercado de bienes.

Aunque a largo plazo, la economía tiende a situarse en su nivel de renta potencial, la vuelta al equilibrio puede producirse lentamente (rigidez de los precios y salarios nominales). Para evitar situaciones de escasez de demanda y eliminar el paro keynesiano pueden aplicarse políticas monetarias y fiscales expansivas (coyunturales). Si se contrae la demanda agregada, las empresas reducirán el ritmo de producción, lo que repercutirá negativamente en su demanda de trabajo (Gráfico 1). Considerando que la oferta de trabajo, a corto plazo, es constante, la reducción de la demanda genera desempleo. Los salarios, en lugar de descender hasta W1 se mantienen en W0.

Al contrario que la predicción neoclásica, este desempleo tiene carácter involuntario y no es consecuencia de que los salarios sean excesivamente elevados, sino que se puede considerar un desempleo coyuntural, dependiente de las fases del ciclo económico. Por este motivo, el desempleo keynesiano tiene su origen en una demanda agregada insuficiente, que hace que, al salario vigente, el empresario estaría dispuesto, en realidad, a contratar a más trabajadores, pero no lo hace porque no tiene demanda.

En definitiva, la principal aportación del modelo keynesiano al funcionamiento del mercado de trabajo es la posibilidad de que la economía se encuentre en equilibrio con desempleo.

Recuerde que...

  • La economía puede estar en equilibrio con desempleo, ya que el desempleo aparece si hay rigidez en el salario nominal.
  • Las medidas de política económica a emplear son políticas de demanda expansivas.
  • La producción de bienes y servicios depende de la demanda agregada, de forma que si ésta es insuficiente, en el corto plazo puede haber equilibrio en este mercado y paro.
  • • Para evitar escasez de demanda y eliminar el paro keynesiano pueden aplicarse políticas monetarias y fiscales expansivas.
  • El funcionamiento del mercado de trabajo es la posibilidad de que la economía se encuentre en equilibrio con desempleo.
Subir