guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Día laborable

Día laborable

Seguridad Social

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua define el día laborable como el día que se puede laborar o trabajar. El ordinario, por contraposición al de fiesta.

La legislación española establece la jornada de trabajo, que en algunos convenios se refiere a días laborables, en el artículo 34 del Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores (en el artículo 37, cuando trata el descanso semanal, fiestas y permisos trabajo, se hace referencia a estos días laborables).

El día laborable tiene una duración pactada en el convenio colectivo o en el contrato de trabajo, y es el resultado de la división de las cuarenta horas semanales de trabajo efectivo de promedio en cómputo anual, que puede tener una distribución irregular de la jornada a lo largo del año, siempre que se respete el descanso diario previsto en la ley, que es de doce horas entre el fin de una jornada y el comienzo de la siguiente.

El número de horas ordinarias de trabajo de una jornada no puede superar las nueve horas diarias, salvo que por convenio colectivo o por acuerdo entre la empresa y los representantes de los trabajadores se establezca una distribución del tiempo de trabajo diario distinto, respetando en todo caso el descanso entre jornadas. Si los trabajadores son menores de dieciocho años, no pueden realizar jornadas de más de ocho horas diarias de trabajo efectivo.

Como norma general comprende de lunes a viernes, aunque tanto comercios, servicios y algunas industrias vienen también funcionando sábados y domingos o los días pactados en el Convenio.

El artículo 37.1 del Estatuto de los Trabajadores establece que los trabajadores tiene derecho a disfrutar de un descanso mínimo semanal, acumulable por periodos de hasta catorce días, de día y medio ininterrumpido y que suele comprender la tarde del sábado o la mañana del lunes más el día completo del domingo. Para los menores de dieciocho años, el descanso semanal es de dos días completos.

Del calendario natural son días laborales todos aquellos que no están señalados expresamente, en el ámbito estatal, autonómico o local, como no laborables, por ser considerados como fiestas nacionales, autonómicas o de la localidad donde radica el centro de trabajo (artículo 37.2 del Estatuto de los Trabajadores). No se puede, sin embargo, obviar la realidad de puestos de trabajo que no pueden disfrutar de estas fechas señaladas por realizar un trabajo especial, como pueden ser el trabajo a turnos, las guardias médicas, los trabajos nocturnos (artículo 36 del Estatuto de los Trabajadores) y otros trabajos concretos.

El trabajador, previo aviso y justificación, puede ausentarse del trabajo con derecho a remuneración si se encuentra en alguno de los siguientes estados: quince días naturales en caso de matrimonio; dos días por nacimiento de hijo y fallecimiento, accidente o enfermedad grave, hospitalización o intervención quirúrgica de familiares hasta segundo grado de consanguinidad o afinidad; un día por traslado de domicilio habitual; el tiempo indispensable para el cumplimiento de un deber inexcusable de carácter público y personal, para realizar funciones sindicales y de representación del personal o para realizar exámenes prenatales, técnicas de preparación del parto, así como para exámenes académicos.

Subir