guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Desinflación

Desinflación

Consiste en someter a la economía, durante un determinado período de tiempo, a un proceso de enfriamiento mediante la aplicación de una política de demanda contractiva con el objeto de doblegar las presiones inflacionistas.

Contabilidad y finanzas

Concepto

El proceso de desinflación consiste en someter a la economía, durante un determinado período de tiempo, a un proceso de enfriamiento mediante la aplicación de una política de demanda contractiva con el objeto de doblegar las presiones inflacionistas.

Una cuestión de enorme interés en política económica está relacionada con que una vez que ciertos factores han provocado elevaciones en los precios y se han generado expectativas inflacionistas, su reducción puede implicar elevados costes en términos de producción y empleo, como pone de manifiesto la propia experiencia europea o la desinflación llevada a cabo en Estados Unidos en la primera mitad de los años 80. Es decir, que una vez provocado el incremento de la inflación, la política económica, y la política monetaria en particular, se enfrenta a la necesidad de comparar los costes derivados de la desinflación, con los beneficios esperados a largo plazo de la menor tasa de inflación. Tobin (1987), por ejemplo, expresó esta idea afirmando que “la cuestión central es si la inversión social en suficiente desempleo durante suficiente tiempo para reducir la inflación se compensa posteriormente con las ventajas reales de una inflación permanentemente más baja”.

Fundamentos teóricos de la estrategia de la desinflación: la ratio de sacrificio

El análisis de cómo puede reducirse la inflación mediante políticas restrictivas y qué costes implica en términos de paro es lo que se conoce como estrategia de desinflación. Para algunos autores, el alto desempleo en la UE y en España se puede deber a este tipo de políticas aplicadas por las autoridades tras los shocks energéticos de los años 70.

Esta estrategia consiste en someter a la economía, durante un determinado período de tiempo, a un proceso de enfriamiento mediante la aplicación de una política monetaria contractiva, con el objeto de reducir las presiones inflacionistas. El fundamento teórico de la estrategia parte de una curva de Phillips ampliada con expectativas de inflación, de manera que el banco central sube los tipos de interés, contrae la demanda agregada y reduce la producción y el empleo durante un tiempo. Por tanto, reducir la tasa de inflación tiene un coste en términos de producción y empleo (gráfico 1).

Este sacrificio depende de varios factores entre los que destacan:

  • La pendiente de la Curva de Phillips a corto plazo. Si esta es muy plana (mercados con precios y salarios poco sensibles a la renta y el empleo) el coste será muy elevado, y si es muy rígida el coste será pequeño.
  • La rapidez con la que la Curva de Phillips se desplaza hacia abajo (credibilidad del nuevo objetivo de inflación y traslación a las expectativas).
  • El coste de la desinflación de los años 80 fue mayor en Europa por estos dos factores.

Como a largo plazo las expectativas se ajustan a la baja y la economía vuelve a la Curva de Phillips a largo plazo, la tasa de paro retorna a la NAIRU.

Para medir los costes de los procesos de desinflación se ha propuesto el concepto de índice o ratio de sacrificio, que viene explicado porque la trayectoria de la economía desde el punto E0 hasta En se corresponde con una Curva de Phillips vertical a largo plazo (sobre el nivel de la NAIRU), pero con pendiente negativa a corto plazo (una curva para cada tasa de inflación esperada). Por tanto, aunque a largo plazo se vuelve a la tasa natural, sí hay costes en términos de empleo y pérdida de producción (gráfico 2).

La Ratio de sacrificio mide este coste y se define como el cociente entre las desviaciones acumuladas de la tasa de paro efectiva respecto a la natural, durante los n períodos que dura la estrategia, y la reducción de la tasa de inflación entre el período final y el inicial.

La ratio de sacrificio varía entre los distintos países y es importante saber cómo puede reducirse, ya que una misma política monetaria restrictiva para disminuir la inflación dará lugar a costes menores en términos de renta y empleo. Concretamente, los dos factores más importantes son: la credibilidad del banco central y la flexibilidad de los mercados de bienes y de trabajo.

Evolución de la inflación y el paro en la Unión Europea

Desde los años 70, el desempleo en la Unión Europea ha experimentado una tendencia creciente, hasta situarse por encima de la tasa de paro en EEUU. En relación con la inflación, esta evolución puede dividirse en varias fases (gráfico 3).

En los años 70 aumentaron simultáneamente el paro y la inflación. Esto indica que se produjeron perturbaciones de oferta: mayores incrementos salariales, menor crecimiento de la productividad, elevación de precios del petróleo. En los años 80 siguió aumentando el paro, pero la inflación se redujo. Política monetaria restrictiva antiinflacionista. A finales de los 80 la recuperación de la economía volvió a dar lugar a una aceleración de la inflación, a pesar de que la tasa de paro se mantenía en un nivel elevado. Esto sugiere que la NAIRU se había elevado. ¿Puede deberse a un proceso de histéresis? Durante los años 90 se han producido nuevamente incrementos de la tasa de paro y reducciones de la tasa de inflación. Política de desinflación coincidiendo con el proceso de convergencia nominal. En los últimos años, y hasta 2007 y 2008 en muchos países, se ha reducido la tasa de paro sin que se hayan registrado elevaciones de la tasa de inflación, salvo las registradas por los precios de la energía. La NAIRU se ha reducido tras las reformas estructurales aplicadas por la mayoría de países europeos. Aún así, sin embargo, en España y la UE se ha producido un incremento de la tasa de paro de equilibrio, que es claramente mayor a la de EEUU. Si nos preguntamos a qué se debe esta diferencia, encontramos dos teorías (que pueden ser complementarias): a) Euroesclerosis, que implica que las instituciones del mercado de trabajo son más rígidas en Europa y b) la Histéresis en el desempleo, que se produce cuando la tasa de paro natural depende positivamente de la tasa de paro efectiva.

En definitiva, la forma más adecuada de aplicar la política de desinflación no es aplicar exclusivamente una política monetaria restrictiva de forma aislada, sino que debería acompañarse de otro tipo de medidas, entre las que destacamos:

  • Para facilitar un rápido ajuste a la baja de las expectativas inflacionistas, aumentar la reputación de las autoridades monetarias mediante las reformas institucionales que antes mencionábamos, o a través del establecimiento de un ancla nominal estricta, como puede ser la adopción de un compromiso cambiario estricto. También deberían adaptarse el resto de políticas económicas para hacerlas consistentes con la orientación antiinflacionaria de la política monetaria, por ejemplo evitando que una política presupuestaria desequilibrada ponga en peligro la sostenibilidad de la deuda, o financiando el déficit de forma adecuada.
  • Para modificar el comportamiento de los agentes en la formación de precios y salarios, pueden adoptarse dos tipos de medidas, que serían la puesta en práctica de una política de rentas, y la adopción de reformas estructurales que aumentasen la competencia de los mercados de trabajo y de bienes y servicios. La primera de estas alternativas es especialmente recomendada por aquellos autores que consideran que la inflación es fundamentalmente el reflejo de un conflicto por la distribución de la renta, y se recomendaría especialmente en aquellas economías en las que las instituciones de negociación salarial tienen un carácter centralizado y existen instituciones sociales suficientemente representativas.

Para evitar la actuación de los mecanismos de persistencia, medidas activas de empleo que impidan que se produzcan los efectos negativos que el paro de larga duración tiene sobre la empleabilidad de los trabajadores afectados por esta situación.

Recuerde que...

  • Ratio de sacrificio: cociente entre las desviaciones acumuladas de la tasa de paro efectiva respecto a la natural, durante los períodos que dura la estrategia, y la reducción de la tasa de inflación entre el período final y el inicial.
Subir