guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Empleo a tiempo parcial

Empleo a tiempo parcial

Trabajo que se efectúa de forma regular y voluntaria durante una jornada inferior a la normal.

Laboral, Seguridad Social y RRHH

Concepto

Se entiende por trabajo a tiempo parcial el trabajo que se efectúa de forma regular y voluntaria durante una jornada inferior a la normal. Debe ser un solo y único trabajo.

Concretamente, el artículo 12 del Estatuto de los Trabajadores de 1995 dice “el contrato de trabajo se entenderá celebrado a tiempo parcial cuando se haya acordado la prestación de servicios durante un número de horas al día, a la semana, al mes o al año, inferior a la jornada de trabajo de un trabajador a tiempo completo comparable”. El contrato a tiempo parcial podrá concertarse por tiempo indefinido o por duración determinada en los supuestos en los que legalmente se permita esta modalidad de contratación.

En las últimas décadas, la participación del empleo a tiempo parcial sobre el empleo total ha aumentado en la mayoría de los países industrializados. Sin embargo, se observan diferencias significativas entre los distintos países. Esta modalidad contractual se encuentra más extendida en los países del norte de Europa.

¿Qué efectos tiene?

El trabajo a tiempo parcial no debe concebirse como una medida de reducción de la jornada de trabajo, sino como una flexibilización del número de horas que el trabajador dedica a sus tareas laborales, y que complemente al contrato indefinido. De esta forma, la introducción de este tipo de empleo trae consigo efectos positivos como el que puede resultar de interés para determinados grupos de trabajadores, que antes se encontraban al margen de la población activa y que ahora se muestran dispuestos a buscar trabajo con jornada reducida (mujeres y estudiantes, por ejemplo). Además, este tipo de trabajo a tiempo parcial también puede resultar muy interesante para los empresarios, dado que les permite ajustar el empleo a las necesidades de producción sin tener que despedir de forma muy costosa. Los empresarios también encuentran en este tipo de trabajadores que son más adaptables, menos exigentes, y con frecuencia peor remunerados que los trabajadores a tiempo completo. Concretamente, si se compara con el personal que trabaja a tiempo completo, se ve que los trabajadores a tiempo parcial pueden estar expuestos a salarios inferiores por hora, sufren la imposibilidad de acceder a ciertos beneficios sociales y las expectativas profesionales son más restringidas.

No obstante, este tipo de trabajo también plantea una serie de inconvenientes o efectos negativos que han de tenerse en cuenta, como el hecho de que sea empleo poco estable, que se centra en trabajadores de menor cualificación, mujeres y jóvenes y que no es una modalidad contractual que sea aplicable a todos los puestos de trabajo.

¿Qué medidas puede fomentar este empleo?

A pesar de las ventajas e inconvenientes que se acaban de exponer, el trabajo a tiempo parcial ha aumentado espontáneamente en los últimos años en numerosos países, debido al impulso que muchos Gobiernos han querido darle a través de diversas medidas para fomentar estos empleos, como:

  • - Fomentar estos contratos en las Administraciones públicas.
  • - Fomentar la jubilación progresiva mediante el paso previo a estos empleos y que la jornada se reduzca con la edad.
  • - Estimular estos contratos entre los jóvenes y grupos más desfavorecidos en el mercado de trabajo.

Algunos Gobiernos han introducido medidas para fomentar el empleo a tiempo parcial, al ofrecer a las empresas incentivos financieros y fiscales con el objeto de compensar los costes asociados a los derechos de acceso a los beneficios sociales para los trabajadores a tiempo parcial conforme a los derechos de los trabajadores a tiempo completo. En general, el trabajo a tiempo parcial parece ofrecer la posibilidad de un mejor equilibrio entre la vida laboral y las responsabilidades familiares y se adapta mejor a los trabajadores que prefieren menos horas de trabajo y más tiempo para su vida privada.

Además, puede resultar interesante para los Gobiernos, aunque no se haya concebido para esto, fomentar el empleo a tiempo parcial como un medio de redistribución del tiempo de trabajo en los países con una tasa alta de desempleo y así contribuir a disminuir el índice de desempleo inducido por las delicadas políticas, sin que sea necesario aumentar el número total de horas trabajadas.

Los estudios muestran que un porcentaje más alto de mujeres que de hombres trabaja a tiempo parcial en la práctica totalidad de los países para los que existen datos disponibles.

Recuerde que...

  • Se entiende por trabajo a tiempo parcial el trabajo que se efectúa de forma regular y voluntaria durante una jornada inferior a la normal. Debe ser un solo y único trabajo.
  • El trabajo a tiempo parcial no debe concebirse como una medida de reducción de la jornada de trabajo, sino como una flexibilización del número de horas que el trabajador dedica a sus tareas laborales, y que complemente al contrato indefinido
  • Podrá concertarse por tiempo indefinido o por duración determinada en los supuestos en los que legalmente se permita esta modalidad de contratación.
  • Medidas para fomentar este empleo: contratos en las Administraciones públicas, jubilación progresiva y reducción de jornada con la edad, así como contratos entre los jóvenes y grupos más desfavorecidos.
Subir