guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Productividad parcial

Productividad parcial

Gestión empresarial

Concepto

La productividad, como medida de eficiencia técnica, se calcula como la relación por cociente entre el nivel de producción alcanzado en un período y los factores consumidos para conseguirlo. Como consecuencia de lo anterior, se denomina productividad parcial cuando se estudia la relación aislada entre el producto y cada uno de los factores, permaneciendo el resto constantes (cláusula ceteris paribus). A la empresa le interesa que el resultado de esta razón sea lo mayor posible.

Como factores elementales de todo proceso productivo podemos distinguir la mano de obra directa (vinculada a la producción), los equipos y medios técnicos (maquinaria e instalaciones) y los materiales empleados (materias primas, productos semielaborados, productos elaborados y materiales auxiliares). En los siguientes apartados se analiza la productividad de cada uno de estos factores.

Productividad del factor trabajo

Entre los aspectos que inciden en la productividad de la mano de obra podemos distinguir los siguientes:

  • Características personales de los trabajadores: como pueden ser las habilidades, la educación, el nivel de formación, la experiencia, etc. Actualmente, ya no se busca únicamente a aquellos candidatos con un mayor cociente intelectual, sino que las empresas prefieren otros que poseen destrezas y competencias emocionales como la automotivación, la iniciativa, la flexibilidad, la empatía, la capacidad de trabajo en equipo, etc.
  • Grado de motivación: que es el factor más complejo a la hora de conseguir mejoras de productividad, ya que se denomina como el impulso y el esfuerzo por satisfacer un deseo o el alcance de una meta por parte del trabajador. Una vez que se ha conseguido, surge la pretensión de cubrir una nueva necesidad. Hay numerosos estudios relacionados con la motivación, siendo uno de los más conocidos el de Abraham Maslow de 1943, el cual establece una jerarquía funcional de necesidades a cubrir, cuyo orden sería el siguiente: fisiológicas, de seguridad, sociales, de estima y autorrealización. La empresa debe conocer las necesidades de sus empleados para poder motivarlos y conseguir reducciones de absentismo laboral, incrementos de la productividad, mejoras de calidad y un mayor compromiso de los empleados.
  • Entorno físico: supone que el puesto de trabajo esté dotado con la tecnología adecuada, con unos procedimientos de trabajo bien definidos, con unas condiciones de temperatura, ruido, iluminación y humedad acordes con las condiciones de dicho puesto.
  • Calidad del producto: cuánto mayor sea esta, mayor será la productividad. Por ello, es necesario disminuir el volumen de productos con defectos, el desperdicio de material, etc.

El cálculo de la productividad de la mano de obra, relacionada directamente con la producción, puede estudiarse a través de las siguientes expresiones matemáticas:

Teniendo en cuenta únicamente a los trabajadores que se emplean para la fabricación del producto.

En este caso se entiende que las horas hombre u horas brutas son las que están estipuladas en la jornada laboral del contrato del trabajador, más las horas extraordinarias que este realiza.

Se considera que las horas netas son las que realmente se han trabajado, por lo que del total de horas brutas se restan, las que se pierden por fallos de planificación, cortes de suministros de energía, desastres naturales, tiempos de descanso de los trabajadores, huelgas, etc.

Imaginemos que una pequeña empresa se dedica a la elaboración de jarras y vasos de cristal. Los datos proporcionados por la dirección de operaciones se encuentran disponibles en la siguiente tabla:

Tabla 1: Datos relativos a la producción y a la mano de obra directa
DATOSJARRASVASOS
Fabricación (u.f.)7.20014.400
Número de trabajadores1218
Número de horas brutas20.00030.000
Número de horas perdidas100200
Fuente: Elaboración propia

Si procedemos al cálculo de las diferentes productividades parciales, obtenemos los siguientes resultados:

  • En función del número de trabajadores:

  • En función del número de horas hombre u horas brutas:

  • En función del número de horas netas o de fabricación:

Productividad de los equipos y medios técnicos

Al igual que en el caso anterior de la mano de obra directa, podemos distinguir las siguientes productividades relacionadas con las instalaciones y los equipos técnicos:

Siguiendo el ejemplo anterior, la información relativa a los equipos se detalla en la tabla 2:

Tabla 2: Datos relativos a la producción y a los equipos técnicos
DATOSJARRASVASOS
Fabricación (u.f.)7.20014.400
Número de equipos1824
Número de horas máquina brutas36.00054.000
Número de horas máquina perdidas120360
Fuente: Elaboración propia

Si se realiza el cálculo de productividades de los medios de producción se obtienen los siguientes resultados:

  • En función del número de equipos:

  • En función del número de horas máquina brutas:

  • En función del número de horas máquina netas:

Paradoja de la productividad

Es un fenómeno que se produjo en la década de los ochenta, basado en la relación entre los posibles aumentos de productividad y el uso de las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (las TIC). Concretamente, el estudio se centró en las grandes inversiones que las empresas estadounidenses habían acometido en este tipo de tecnologías, sin alcanzar grandes incrementos de productividad hasta años más tarde.

La consecuencia de ello, tal y como señala Rifkin, se debía a que las estructuras organizativas de dichas empresas, anticuadas y muy burocratizadas, impedían alcanzar los esperados ahorros de mano de obra y de tiempo por el uso de estas nuevas tecnologías. Además, hay que tener en cuenta que los aumentos de productividad, sobre todo en el sector servicios, no dependen solo de los equipos utilizados, sino de los empleados que los manejan.

Dans ofrece tres aspectos para explicar esta paradoja:

  • Dificultad de medida de los resultados: los incrementos de productividad pueden ser sutiles e intangibles, tales como el incremento de la calidad, el servicio al cliente, la velocidad de respuesta, etc.
  • Las medias de productividad de las organizaciones, que formaban parte del estudio, no mostraban qué empresas habían obtenido mejoras frente a las que habían retrocedido.
  • Siempre es necesario un período de adaptación para modificar los métodos productivos, formar a los trabajadores, corregir los defectos, etc.

Productividad de las materias primas y materiales de producción

Al hablar de los materiales de producción, tal y como se ha mencionado con anterioridad, podemos distinguir las materias primas, los productos semielaborados, los productos elaborados y los materiales auxiliares. En este caso, podremos calcular tantas productividades parciales como diversidad de materiales existan en la empresa y las diferentes unidades de medida de los mismos.

Matemáticamente, el cálculo de la productividad de los materiales se realiza aplicando la siguiente fórmula:

Los datos relativos a los materiales de producción consumidos por la empresa que hemos tomado como ejemplo aparecen en la siguiente tabla:

Tabla 3: Datos relativos a la producción y a los materiales
DATOSJARRASVASOS
Fabricación (u.f.)7.20014.400
Materiales (u.f.)2.4003.200
Fuente: Elaboración propia

A continuación se procede al cálculo de la productividad de este factor:

Recuerde que...

  • Factores elementales de todo proceso productivo: la mano de obra directa, los equipos y medios técnicos y los materiales empleados.
  • Aspectos que inciden en la productividad de la mano de obra: características personales de los trabajadores, grado de motivación, entorno físico y calidad del producto.
  • Existen distintas productividades relacionadas con las instalaciones y los equipos técnicos: productividad de los equipos, producitivdad de las horas máquina brutas y productividad de las horas máquinas netas.
  • Se pueden calcular tantas productividades parciales como diversidad de materiales existan en la empresa y las diferentes unidades de medida de los mismos.
  • Hay que tener en cuenta que los aumentos de productividad, sobre todo en el sector servicios, no dependen solo de los equipos utilizados, sino de los empleados que los manejan.
Subir