guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Proceso productivo

Proceso productivo

Gestión eficaz de los procesos productivos
Gestión empresarial

Concepto

Por proceso productivo entendemos el conjunto o combinación de factores, tales como medios de producción, mano de obra, procedimientos y tecnología que va a utilizar la empresa para producir bienes o prestar servicios. La elección de un proceso productivo u otro estará siempre en función del tipo de producto que se quiera fabricar.

Se define programa productivo como el conjunto de los diferentes procesos o tecnologías de fabricación que son utilizados por la empresa, para alcanzar los niveles de producción necesarios para satisfacer la demanda de sus clientes. Por lo tanto, hace referencia al plan de producción que una organización ha establecido para un determinado período de tiempo. En dicho plan, además de detallarse los procesos que la empresa va a emplear, una vez que ha elegido entre todas las posibles combinaciones que configuran su matriz tecnológica, también se concreta la cantidad de producto obtenido por cada uno de ellos o, dicho de otra forma, el número de veces que ese proceso ha sido utilizado para alcanzar la cantidad de producto deseada. La empresa selecciona su programa productivo buscando la mejor combinación de los recursos disponibles. Por lo tanto, sigue un criterio de eficiencia, tanto desde el punto de vista técnico, como desde el punto de vista económico.

Tipologías de procesos productivos

Siguiendo a diversos autores podemos distinguir la siguiente tipología de procesos productivos:

  • Según la cantidad del factor trabajo.
  • En función de la gama de productos.
  • Según el origen de las órdenes de producción.
  • En función de la continuidad en la obtención del producto.

Según la cantidad del factor trabajo

La clasificación variará según utilicemos mayor o menor cantidad de mano de obra en comparación con el resto de factores elementales de producción (en este caso, equipos e instalaciones). Así podemos mencionar:

  • a) Procesos manuales. La fabricación se realiza por la mano de obra, sin que haya apenas utilización de maquinaria o herramientas.
  • b) Procesos mecánicos. Empleo en la fabricación tanto de personas como de medios técnicos.
  • c) Procesos automáticos. Prácticamente en su totalidad el trabajo es realizado por máquinas. La función del personal es meramente de control del funcionamiento de las mismas.

En función de la gama de productos

Distinguimos dos tipos:

  • a) Proceso simple: se fabrica un único producto de características técnicas similares.
  • b) Proceso múltiple: la empresa produce variedad de productos distintos y diferenciados entre sí.

Según el origen de las órdenes de producción

  • a) Procesos para el mercado o almacén: se fabrica de forma continua, con independencia de que el ritmo de demanda del producto coincide con el ritmo de fabricación, por lo que se utilizan los almacenes de la empresa a la espera de que esos productos sean vendidos.
  • b) Procesos por pedido: el proceso productivo no comienza hasta que el cliente no realiza el pedido en concreto. En este caso, al estar muy definida la fabricación y el plazo de tiempo de producción y de entrega, es innecesario el mantener almacenes de producto terminado.

En función de la continuidad en la obtención del producto

  • a) Procesos por proyecto: se trata de la fabricación de productos individualizados según las exigencias del cliente. Suele tratarse de proyectos de gran envergadura y de gran duración (construcción de buques, carreteras, etc.), para lo que se necesita personal altamente cualificado que sea capaz de enfrentarse a las distintas exigencias de los diversos clientes. En este caso, los costes fijos suelen ser relativamente bajos, debido entre otros motivos a que la maquinaria utilizada es de uso general para un gran número de productos, siendo los costes variables bastante elevados, lo que lleva a que el coste total así como el precio final del producto sean altos.
  • b) Procesos por lotes: en este tipo de fabricación el volumen de producción es relativamente alto y existe cierta estandarización en los productos, si bien con gran variedad de modelos, así como una producción periódica.

    Al tratarse de una producción con mayor número de operaciones en el proceso, los trabajadores no pueden estar especializados en todas las tareas. Asimismo, los equipos son más especializados y no de uso general, por lo que los costes fijos son más elevados, mientras que los costes variables van disminuyendo. La fabricación de los productos utiliza las mismas instalaciones, si bien no todos los lotes deben pasar por los mismos centros de trabajo.

    En el proceso por lotes podemos distinguir tres tipos:

    • Por talleres: también conocido como “Job-Shop” o producción intermitente. En este caso, los lotes son más o menos de tamaño reducido, con gran variedad de productos y poco estandarizados, puesto que se adaptan a las necesidades de los clientes y, además, se suelen realizar bajo pedido. Es por ello que los costes fijos son bajos mientras que los costes variables son elevados.
    • En batch: similar al proceso por talleres, con la diferencia de que los lotes son mayores y el surtido de productos es menor.
    • En línea: en la literatura podemos encontrarlo como producción en serie o en masa. Se utiliza para fabricar un gran número de productos de reducida gama, es decir, en este caso se trabaja para el mercado, de forma que la producción se va almacenando en espera de ser vendida. Todos los productos pasan por los mismos centros de trabajo de forma constante. La cualificación necesaria del personal es baja, siendo el grado de mecanización muy elevado. Al tratase de maquinaria muy especializada los costes fijos son muy elevados, siendo los variables relativamente bajos dada la gran cantidad de productos que se fabrican. La especialización de estos equipos hace que se trate de una producción poco flexible dado que sería necesario modificar o cambiar los equipos a la hora de fabricar productos diferentes.
  • c) Proceso continuo: se trata del proceso más rígido de producción por lo que se conoce como producción rígida. Suele utilizarse para fabricar un solo producto o con pocas variedades, que se vende en grandes cantidades y en numerosos mercados, por lo que se trabaja para el mercado y no por pedido. En este proceso, el producto va pasando por diferentes tareas de forma continua, sin que se produzca parón en la producción, esto es, la maquinaria está continuamente en funcionamiento en la mayoría de los casos dado que se pueden producir daños en la misma al interrumpirlo, así como porque el coste de iniciación de la actividad y el tiempo de puesta en marcha son muy elevados. Ahora bien, existen casos en los que sí se puede interrumpir la producción sin que resulte problemático para la empresa. Este proceso supone una inversión inicial alta, que se ve compensada con los elevados índices de producción. Asimismo, se requiere un gran número de máquinas pero un menor número de trabajadores.

    Un proceso continuo debe cumplir los siguientes requisitos para que funcione correctamente:

    • La demanda debe ser lo más uniforme posible.
    • El producto, servicio o trabajo ha de estar estandarizado.
    • Los materiales deben ajustarse a las especificaciones y ser entregados a tiempo.
    • Todas las operaciones referentes a la realización de un trabajo han de ser detalladas y definidas.
    • La ejecución de las tareas debe ajustarse a las especificaciones y estándares de calidad.
    • El mantenimiento debe ser preventivo.
    • Todas las etapas deben estar equilibradas.

De forma resumida, en el siguiente cuadro podemos observar las características de estos tres tipos de procesos.

Recuerde que...

  • La elección de un proceso productivo u otro estará siempre en función del tipo de producto que se quiera fabricar.
  • Según la cantidad del factor trabajo distinguimos: procesos manuales, procesos mecánicos o procesos automáticos.
  • En función de la gama de productos: proceso simple o proceso múltiple.
  • Ssegún el origen de las órdenes de producción: procesos para el mercado o almacén y procesos por pedido.
  • En función de la continuidad en la obtención del producto: procesos por proyecto, procesos por lotes y proceso continuo.
Subir