guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Programa para la competitividad de la...

Programa para la competitividad de las empresas y de las pequeñas y medianas empresas (COSME)

Esta iniciativa europea se adoptó para alcanzar los objetivos planteados en la Estrategia de Lisboa destinados a impulsar el crecimiento y el empleo en Europa. Su marco de actuación se fijó entre 2007 y 2013 con el Programa marco para la innovación y la competitividad, periodo tras el cual fue sustituido por el Programa para la competitividad de las empresas y para las pequeñas y medianas empresas (COSME).

Contabilidad y finanzas

Antecedentes

Con la Decisión nº 1639/2006/CE, de 24 de octubre de 2006, el Parlamento Europeo, junto con el Consejo, aprobaban el Programa marco para la innovación y la competitividad, también conocido por sus siglas en inglés (CIP). Era una iniciativa europea que se adoptó con el objeto de responder a los objetivos planteados en la Estrategia de Lisboa renovada y con ello impulsar el crecimiento y el empleo en Europa.

Las acciones financiadas por el programa marco buscaban apoyar el desarrollo de la sociedad del conocimiento, así como un desarrollo sostenible basado en un modelo de crecimiento económico equilibrado e impulsando el uso de energías renovables, así como una mayor eficiencia energética.

Constaba de tres programas específicos que pretendían cubrir la diversidad de objetivos y garantizar la adecuada implementación del programa marco. Se debían tener en cuenta que tanto los intereses de las pequeñas y medianas empresas, como la innovación basada en criterios ecológicos, han sido y son prioridades transversales que engloban a todas las acciones enmarcadas en el programa:

Programa para la iniciativa empresarial y la innovación

Este programa ejecuta las acciones destinadas a promover la iniciativa empresarial, la competitividad industrial y la innovación. Estaba dirigido específicamente a las pequeñas y medianas empresas, facilitando el acceso a financiación y a inversiones en su fase inicial y de crecimiento.

Al mismo tiempo, se daban los recursos necesarios para que las PYME conozcan el funcionamiento del mercado interior y sus posibilidades, la legislación comunitaria que se les aplicaba y lo que era más relevante, la legislación futura para poder ir preparándose las exigencias de la misma.

Programa de apoyo a la política en materia de tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC)

Este programa específico pretendía fomentar la incorporación y la explotación de las ya imprescindibles tecnologías de la información y la comunicación en las empresas, tanto del ámbito del sector público como del privado, para poder generar un polo europeo innovador y competitivo mundialmente.

Programa “Energía Inteligente - Europa”

El objetivo de este programa se situaba dentro de la estrategia europea más amplia de alcanzar un modelo energético sostenible en Europa.

Concretamente, se fomentaba la mejora de la eficiencia energética, la adopción de fuentes de energía nuevas y renovables, la diversificación de las fuentes de energía y de carburantes, un incremento considerable del porcentaje de la energía renovable, la reducción del consumo energético final, etc.

Continuidad del programa

El 11 de diciembre de 2013, el Parlamento Europeo, junto con el Consejo aprobaron el Programa para la Competitividad de las Empresas y para las Pequeñas y Medianas Empresas (COSME) 2014-2020, que derogaba la Decisión nº 1639/2006/CE. Con ello, se quería dar protagonismo a las pequeñas empresas, que son una parte esencial de la creación de empleo en todo el territorio comunitario.

El marco plurianual de actuación se fijaba entre 2014 y 2020, con una financiación de 2300 millones de euros, destinados a impulsar el emprendimiento y permitir que las pequeñas y medianas empresas puedan desarrollar su actividad en un entorno cada vez más globalizado, donde la digitalización y la competitividad son rasgos esenciales que deben caracterizar a todas las empresas de la UE.

El Programa COSME se basa en cuatro pilares:

  • Mejorar el acceso a la financiación de todas aquellas empresas que necesiten fondos para mejorar su funcionamiento, o para su creación o ampliación. Las dos vías que pueden servir para tal fin son: el Mecanismo de Garantía de Préstamos y el Mecanismo de Capital para el Crecimiento.
  • Fomentar el emprendimiento a través del Plan de Acción sobre Emprendimiento 2020 que permite a todos aquellos que puedan estar interesados, ya sea mejorando la formación, con actividades de divulgación, tutoriales, asesoramiento a jóvenes, mujeres o personas de mayor edad, etc.
  • Mejorar la competitividad reduciendo las cargas administrativas y normativas innecesarias; apoyando proyectos con potencial de mercado o fomentando modelos empresariales más internacionalizados e integrados en las cadenas mundiales de valor.
  • Apoyar y asesorar a las pymes para poder beneficiarse de las mejores condiciones de actuación que implica el Mercado Interior Europeo.

Todo ello, debe perseguir que las pequeñas empresas sigan siendo el canal fundamental de creación de empleo en la UE y, por tanto, impulsoras del crecimiento económico de Europa, basándose en la experiencia adquirida por el Programa marco para la innovación y la competitividad, que estuvo vigente hasta la puesta en marcha de COSME. La vía que han buscado para poder garantizar dicho impulso, han sido dos instrumentos financieros: primero, el Fondo de Garantía de Préstamos, especialmente dirigido a los intermediarios necesarios para proporcionar más financiación a las Pymes; y, segundo, el Fondo de Capital para el Crecimiento, que proporciona capital riesgo a Pymes en expansión, especialmente a las que operan a nivel transfronterizo.

Mirando al futuro: el nuevo Programa del Mercado Único

Con el desarrollo del mercado interior europeo, y con el fin de evitar la multiplicidad de instrumentos y fondos que pueden llegar a solapar sus funciones, el marco financiero plurianual 2021-2027 ha incorporado el programa COSME dentro del Programa del Mercado Único.

El objetivo de la Comisión Europea es reforzar la competitividad de las empresas y de las pequeñas y medianas empresas, para impulsar su crecimiento y fomentar el aumento de su tamaño. Asimismo, se persigue proteger a los consumidores, especialmente en la era digital, en la que el número de transacciones electrónicas está creciendo a un ritmo acelerado.

Los otros aspectos que se quieren cubrir con el nuevo Programa del Mercado Único son: la protección de la salud pública y seguridad alimentaria; la aplicación efectiva de las normas de calidad, cuya vigencia esté actualizada y armonizada con los estándares del mercado europeo del siglo XXI; mejorar y potenciar la competencia leal en la era digital; así como el impulso de la transparencia a través de unas estadísticas más fiables, que permitan la toma de decisiones por parte de los agentes económicos con mayor seguridad y confianza.

Recuerde que...

  • El Programa marco para la innovación y la competitividad fue el primer paso para apoyar a las pequeñas y medianas empresas. Duró siete años, desde el 1 de enero de 2007 hasta el 31 de diciembre de 2013.
  • Dedicó sus fondo a tres programas específicos: Programa para la iniciativa empresarial y la innovación; Programa de apoyo a las TIC y Programa de energía inteligente.
  • Fue sustituido por el Programa para la competitividad de las empresas y para las pequeñas y medianas empresas, que actuó durante todo el periodo de 2014-2020.
  • Desde el periodo 2021-2027, el Programa del Mercado Único engloba las actuaciones en materia de competitividad empresarial, especialmente mirando a las necesidades que puedan tener para poder hacer frente a los retos de la era digital.
Subir