guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Producto interior bruto (PIB)

Producto interior bruto (PIB)

Valor de mercado de todos los bienes y servicios finales producidos en el interior de un país durante un período de tiempo determinado.

Contabilidad y finanzas

Concepto

El PIB mide el valor monetario total de los bienes y servicios finales que se producen en un país durante un período determinado. Con mayor precisión, puede definirse el PIB como “el valor de mercado de todos los bienes y servicios finales producidos en el interior de un país durante un período de tiempo determinado”. Cada parte de la definición es importante y merece ser considerada detenidamente:

  • Es el valor de mercado, lo que quiere decir que cada uno de los componentes del PIB se valoran en función de los precios obtenidos en el mercado.
  • Se incluyen todos los bienes y servicios, lo que significa que se trata de una medida exhaustiva de la producción, incluyendo tanto los bienes tangibles (calzado, automóviles, etc.) como los servicios (educación, sanidad, etc.).
  • El deseado carácter exhaustivo y la valoración de todos los bienes y servicios a precios de mercado supone una dificultad importante, por la existencia de algunos servicios (como la utilización de la vivienda por sus propietarios) para los que no se dispone de un precio real. En esos casos, debe imputarse un precio estimado.
  • Se incluyen solo los bienes y servicios finales, pero no aquellos que se incorporan a otros productos en una fase posterior del proceso productivo. Por ejemplo, en el PIB se contabiliza el valor del pan, pero no la harina que se utiliza para fabricarlo, ya que se estaría dando lugar a una doble contabilización. Explicado de otra forma: solo se contabiliza el valor añadido de cada una de las fases de la producción. El valor del pan es la suma del valor de la harina más el valor que añade el panadero al transformarla en un nuevo bien de consumo final. La única —e importante— excepción es la adquisición de existencias por parte de las empresas, si estas no son incorporadas en el mismo período en un bien final. En este caso, el PIB se incrementa por la cuantía de estas existencias —que se consideran una inversión— y en el período posterior en que se incorporan a la producción el PIB se minora en su valor —se produce una inversión negativa en existencias—.
  • Los bienes y servicios que se incluyen en el PIB deben ser producidos en el período considerado. Es decir, no se computan dentro del PIB las transacciones de bienes producidos en períodos anteriores: sí forma parte del PIB un nuevo automóvil fabricado, pero no la venta de un automóvil de segunda mano del mismo modelo.
  • La expresión “interior” de la definición significa que el criterio para incluir los bienes y servicios es geográfico, y no la nacionalidad del propietario de los factores de producción. Por ejemplo, los servicios ofrecidos por un docente alemán en una universidad madrileña se incluyen en el PIB español, no en el alemán. Si el criterio que se utiliza es el de la nacionalidad, se habla del Producto Nacional Bruto.
  • La expresión "bruto" implica que en el PIB se incluyen también los bienes de capital que se producen para sustituir a aquella parte del stock de capital existente que se ha depreciado.
  • Finalmente, el PIB es una variable flujo, por lo que debe estar referida a un período de tiempo concreto, que normalmente es el año, aunque la contabilidad nacional también ofrece valores del PIB trimestral.

Puede decirse que el PIB es la variable principal de la contabilidad nacional de un país.

Enfoque del gasto y de la renta

El PIB puede contabilizarse de dos formas distintas, aunque completamente equivalentes. La primera es sumar las compras totales realizadas por todos los agentes económicos (la demanda agregada). Desde este punto de vista, el PIB es la suma del consumo, la inversión, las compras públicas y las exportaciones netas (exportaciones menos importaciones de bienes y servicios). La segunda es sumar todas las rentas que las empresas han de pagar a los distintos factores de producción por su participación: salarios, alquileres, intereses y beneficios, todos antes de impuestos.

PIB real y nominal

Atendiendo a su definición, el PIB puede variar por dos razones: el crecimiento del volumen de los bienes y servicios producidos (se fabrican más coches) y el aumento de los precios de mercado (los coches son más caros). Si el objetivo de una economía es lograr que sus miembros tengan acceso al mayor número posible de bienes y servicios, la medida relevante del crecimiento económico viene dada por la primera de las dos razones, que se denomina PIB real. Cuando se computa tanto el crecimiento del volumen producido como el crecimiento de los precios se habla del PIB nominal. La diferencia entre ambas variables se denomina deflactor implícito del PIB, y su crecimiento es una de las variables que suele utilizarse para medir la inflación, aunque la más utilizada es el crecimiento del Índice de Precios al Consumo (que no incluye todos los bienes y servicios que forman parte del PIB).

Comparaciones internacionales del PIB per cápita

Aunque suele reconocerse que el PIB per cápita no es una medida perfecta del nivel de bienestar que alcanza un país, sí es cierto que es la que se utiliza generalmente, y que además existe una correlación bastante alta —aunque no perfecta— entre el PIB per cápita de un país y otras medidas de desarrollo. Por ejemplo, la Naciones Unidas publican un Índice de Desarrollo Humano (IDH) formado por tres componentes: la esperanza de vida al nacer, los niveles de educación alcanzados por la población y la renta per cápita. Aunque hay países que resultan mejor o peor clasificados por el IDH que por el PIB, también puede afirmarse que un nivel elevado de PIB per cápita es una condición necesaria para llegar a obtener un nivel de desarrollo económico y humano también elevado.

Otra cuestión relevante es que las comparaciones internacionales deben hacerse en la misma moneda, y que para ello no pueden utilizarse directamente los tipos de cambio de mercado. La razón es que los niveles de precios son distintos en cada país, de forma que un dólar per cápita permite acceder a distintas cestas de bienes (poder adquisitivo real) en cada país. Para corregirlo, las instituciones internacionales calculan los valores del PIB teniendo en cuenta la “paridad del poder adquisitivo”; es decir, no miden directamente unidades nominales del PIB, sino su capacidad de compra.

Recuerde que...

  • El PIB es la variable principal de la contabilidad nacional de un país.
  • El PIB puede contabilizarse: sumando las compras totales realizadas por todos los agentes económicos y sumando todas las rentas que las empresas han de pagar.
  • PIB real: objetivo de una economía es lograr que sus miembros tengan acceso al mayor número posible de bienes y servicios.
  • PIB nominal: se computa tanto el crecimiento del volumen producido como el crecimiento de los precios.
  • PIB per cápita medida del nivel de bienestar que alcanza un país.
Subir