guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Planes de evacuación

Planes de evacuación

Prevención de riesgos laborales

Concepto

La evacuación es la acción de desocupar ordenadamente un lugar. Este desplazamiento es realizado por las personas para su protección cuando existen riesgo que hagan peligrar sus vidas de tal modo que se trasladan a otro lugar y evitar de este modo cualquier daño inminente. En este concepto también se incluye el desplazamiento de los bienes y documentos que se consideran no recuperables o de gran importancia.

La evacuación rápida y oportuna es una forma de evitar pérdidas entre las propiedades, bienes personales, nacionales y principalmente de vidas humanas, por lo que requiere que sea una actividad organizada de los que están directamente.

La prevención está prevista para reducir al mínimo las posibilidades de que se pueda producir un incidente. Por lo tanto es una técnica que actúa antes del inicio.

Antes de definir lo que es un plan de evacuación, hay que hablar sobre los planes de emergencia.

El plan de emergencia está constituido por el conjunto de medidas a adoptar en caso de incidente grave en un edificio público o centro de trabajo.

Los planes de emergencia se concretarán a cada una de las posibilidades de presentación de incidente grave en un centro de trabajo o edificio público, y, siendo éstas muy variadas (incendio, amenaza de artefacto explosivo, inundación, peligro de derrumbamiento, etc.) también serán muy diferentes aquéllos.

El plan de evacuación es, a su vez, una parte del plan de emergencia, y comprende también el conjunto de medidas destinadas a facilitar la salvación de personas y equipos ante ese incidente grave. El plan de evacuación describe la forma en que se debe actuar ante la ocurrencia de una emergencia interna en un establecimiento determinado. Debe ser más amplio en sus alcances, constituyendo lo que se conoce como un plan de contingencias, que incluye los aspectos preventivos, de protección y de actuación.

Se llama vía de evacuación a cualquier camino que conduzca, de forma continua, desde un punto del edificio a otro en el que no se manifiesten las consecuencias de la emergencia que ha desencadenado la evacuación.

Se contabilizará como tiempo de la evacuación el tiempo total necesario para desalojar el local desde que se produce la primera señal de alarma hasta que la última persona abandona el edificio.

Objetivos del plan de evacuación

Sus objetivos se basan en evitar la ocurrencia del siniestro a través de la prevención, prever que existan los medios necesarios para controlar un hipotético siniestro (en caso de que este llegara a ocurrir) y adoptar todas las medidas necesarias para contrarrestar la emergencia, resguardando la integridad física y la vida de los ocupantes del lugar, intentando controlar la emergencia y protegiendo las instalaciones y bienes materiales.

En resumen, los objetivos de un plan de evacuación son:

  • Prevenir la ocurrencia de un siniestro o emergencia interna.
  • Salvaguardar a los ocupantes.
  • Evacuar las instalaciones en caso de que fuera necesario.
  • Controlar la emergencia: Acción de extinción, contención de derrames, primeros auxilios, etc.
  • Evitar daños mayores, proteger los bienes materiales y las instalaciones.

Para lograr estos objetivos es necesario contar con los elementos técnicos, personal capacitado y entrenado para dar respuesta a la emergencia y un plan de organización interna de los recursos humanos al momento del siniestro.

Factores causantes de emergencias

Los factores que causan las emergencias pueden ser de diversos tipos:

  • Fallos humanos.
  • Fallos técnicos.
  • Defectos en el diseño de las instalaciones o vicios ocultos.
  • Catástrofes naturales.
  • Origen externo (siniestros en instalaciones contiguas, atentados, etc.).

Tipos de evacuación

Respecto a los planes de evacuación, en relación con su amplitud, podemos considerar los siguientes:

  • Evacuación parcial: Se llevará a cabo cuando por las características del incidente y condiciones del edificio, se puede llegar a reducir la evacuación a una zona determinada de este, con plena garantía de seguridad para el resto de la edificación.
  • Evacuación total: Si las características del incidente, así como las condiciones particulares del edificio, tanto por las materias que se alojan en él como por las características de las personas, en cuanto a número elevado o condiciones específicas, hagan que el incidente revista una complicación específica.

    Este tipo de evacuación debe estar asesorada por personal especializado.

Elementos para la evacuación

En aquellos servicios a prestar en edificios donde trabajen o resida un gran número de personas se produce un riesgo añadido: La necesidad de procurar su desalojo cuando, por cualquier causa de emergencia, es preciso promover la salida de las personas a un lugar seguro en el menor tiempo posible.

Para que esta salida se lleve a cabo en las mejores condiciones posibles, atendiendo a la seguridad de las personas, es preciso contar con los siguientes elementos:

  • Tener previsto un plan de evacuación específico para el edificio, de acuerdo con su naturaleza y características.
  • Disponer del elemento humano suficiente con conocimientos teóricos y prácticos que permita materializar el plan de evacuación previsto.

Objetivo de la evacuación

El objetivo de toda evacuación consiste en permitir el desplazamiento de los ocupantes hasta un lugar suficientemente seguro en un tiempo conveniente y dentro de un marco de condiciones mínimas de seguridad hasta el desplazamiento.

Para cumplir este objetivo, hay que contar también con los siguientes conceptos:

  • Desplazamiento: Coincide con la idea de masas en movimiento.
  • Lugar suficientemente seguro: Generalmente suele coincidir con una zona externa al edificio, pero que puede ser también una zona de seguridad interna o aquella en donde puede efectuarse una evacuación aérea o por medio de algún otro elemento específico.
  • Tiempo conveniente: Todo plan de desplazamiento de personas debe responder a la condición fundamental de urgencia. Una evacuación que no contemple esta necesidad de apremio no responde a sus objetivos últimos.
  • Condiciones mínimas de seguridad: Condiciones que debe reunir el desplazamiento. El plan debe de ser suficientemente flexible, con la elasticidad necesaria que permita elegir distintos itinerarios según el riesgo que comporte utilizar unos u otros.

    Si en el edificio existe un plan de evacuación adecuado y recursos personales y materiales suficientes, puede realizarse la evacuación de acuerdo con el objetivo analizado.

Normativa

El artículo 20 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales establece que el empresario, teniendo en cuenta el tamaño y la actividad de la empresa, así como la posible presencia de personas ajenas a la misma, deberá analizar las posibles situaciones de emergencia y adoptar las medidas necesarias en materia de primeros auxilios, lucha contra incendios y evacuación de los trabajadores, designando para ello al personal encargado de poner en práctica estas medidas y comprobando periódicamente, en su caso, su correcto funcionamiento.

Dicho personal deberá poseer la formación necesaria, ser suficiente en número y disponer del material adecuado.

En la preparación para emergencias es necesaria la evacuación del personal a lugares seguros como una de las medidas que debe de ser contemplada.

Aspectos a tener en cuenta en los planes de evacuación

La evacuación, que será realizada bajo la dirección del jefe de sector correspondiente, tiene sus principales inconvenientes en los impedimentos físicos, de diseño, y condiciones del edificio o locales. Algunas cuestiones que hay que recordar para evitar lamentables repercusiones son:

  • Procurar que existan en cada área de trabajo dos salidas, como mínimo, en direcciones opuestas y a una distancia máxima de 45 metros.
  • El acceso a las salidas deberá estar libre de obstáculos.
  • Los pasillos que den acceso a las salidas, que estarán también libres de obstáculos, serán de anchura suficiente (1 a 1,20 metros).
  • Las escaleras se mantendrán siempre libres de objetos y obstáculos.
  • Ningún puesto de trabajo debería de estar a más de 25 metros de una escalera o puesto de acceso a las vías de evacuación principales.
  • Las puertas de salida, escaleras, escaleras de emergencia y puertas de emergencia deben de estar claramente señalizadas.
  • Las señales deberán permanecer iluminadas durante la emergencia.
  • Las puertas exteriores y las que haya en el recorrido de evacuación deberán abrirse en el sentido de la salida.
  • Las escaleras de emergencia deben ser estancas al humo.
  • Tiene que existir alumbrado y señalización de emergencia en las salidas, corredores, pasillos y escaleras de las vías de evacuación.

Aspectos que hay que tener en cuenta por los equipos de evacuación:

  • Cada equipo, con su respectivo jefe, deberá disponer de dos posibles itinerarios, el normal y el alternativo.
  • Todos deberán conocer previamente el punto de reunión.
  • S procederá al recuento del personal de cada equipo.
  • El jefe de evacuación de cada equipo emitirá la pertinente información al centro de coordinación de la evacuación.
Subir