guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Rentabilidad nominal

RENTABILIDAD NOMINAL

Contabilidad y finanzas

I. CONCEPTO

La inflación se concreta en la elevación de los precios durante un período de referencia y se traduce en la desvalorización o pérdida de poder adquisitivo. Por ello, es preciso distinguir entre la rentabilidad real (la que realmente se obtiene descontando el efecto de la inflación; es decir, la rentabilidad obtenida como resultado de una operación) y la rentabilidad nominal (la que aparentemente se obtiene teniendo en cuenta el efecto de la inflación).

Desde otro punto de vista se puede afirmar que:

  • - El tipo de interés nominal permite saber cuál será el valor futuro de una unidad monetaria transcurrido un tiempo, que generalmente se considera anual.
  • - El tipo de interés real mide el rendimiento de un capital prestado, en términos de la cantidad de bienes y servicios que se pueden adquirir (poder adquisitivo), en vez de considerarlo en términos monetarios.

Es importante insistir en que la inflación Influye en el tipo de interés final, pero no tiene relación directa con el precio del dinero (en sentido estricto). Si hay inflación, los inversores exigirán un mayor tipo de interés tratando de evitar que cuando reciban su capital original éste se vea afectado por la pérdida de poder adquisitivo que supone la existencia de inflación.

En otras palabras, la inflación contribuye a elevar el tipo de interés final que realmente observa el inversor.

  • - Tipo de Interés Nominal: Sólo tiene en cuenta el efecto del tiempo.
  • - Tipo de Interés Real: Además, el efecto del tiempo incorpora el efecto de la inflación, es decir, ofrece el resultado en términos de poder adquisitivo. Por ello, el nominal es mayor que el real.

Así, por ejemplo, si un capital se invierte al 10% anual, dentro de un año se habrá incrementado en 10 euros más, por lo que el capital resultante será de 110 euros; pero ese rendimiento nominal o monetario del 10% no asegura la capacidad de compra de dicho importe, pues puede ocurrir que con los 110 euros obtenidos transcurrido un año, no fuese posible comprar los mismos bienes y servicios que con los 100 euros originales.

La fórmula para convertir las tasas nominales en reales y viceversa, siendo conocida o estimada la tasa de inflación anual, es la siguiente:

(1+ In) = (1+ Ir) (1 + g)

siendo:

In= Interés nominal

Ir = Interés real

g = Tasa de inflación

Así, por ejemplo, si en un país el tipo de interés nominal fuese del 10%, y durante el mismo periodo anual la inflación fuese del 7%; 100 euros se convertirían nominalmente en 110, ahora bien, debido a la inflación, los bienes que se compraban por 100 euros, ahora se comprarían por 107 euros. Así, la rentabilidad real, medida en términos de poder adquisitivo, será sólo del 2,8%; es decir, que el tipo de interés real ha sido del 2,8%, pues:

(1 + 0,1) = (1 + Ir) x (1 + 0,07), luego Ir = 2,8%

II. CÁLCULO DE TASAS NOMINALES Y REALES

Ejemplo: Se solicita un préstamo con un tipo de interés anual del 5%. La tasa anual de inflación esperada para ese año es el 3%. ¿Cuál es la tasa real de la operación?

(1 + iN) = (1 + iR) x (1 + g)

(1 + 0,05) = (1 + iR) x (1 + 0,03)

Por tanto iR = 1,94%

Ejemplo: entre los años 2003 y 2007 (aproximadamente), se comentaba que los intereses reales eran negativos, debido a que el tipo de interés nominal era menor que la tasa de inflación. Así, por ejemplo, si se solicitaban préstamos que incluyendo el diferencial de Euribor se quedaban en torno al 2,5% y la tasa de inflación era el 3%, el resultado era:

(1 + iN) = (1 + iR) x (1 + g)

(1 + 0,025) = (1 + iR) x (1 + 0,03)

Por tanto iR = - 0,48%

Ejemplo: Se invierte en un depósito a plazo a un año que liquida al vencimiento un 7%. La tasa de inflación anual soportada ha resultado ser el 3%. ¿Cuál es la tasa real de rentabilidad que obtiene el inversor al vencimiento?

(1 + iN) = (1 + iR) x (1 + g)

(1 + 0,07) = (1 + iR) x (1 + 0,03)

Por tanto iR = 3,88%. Nótese que no es 4% como se indica muchas veces mediante cálculo aproximado.

III. EJEMPLO DE VALORACIÓN DE UNA INVERSIÓN SOMETIDA A TASA DE INFLACIÓN

Una inversión presenta la siguiente dimensión financiera (expresado en euros): -100/40/75/20. El inversor que se plantea la realización de esta inversión exige una rentabilidad mínima a todos sus proyectos del 15%. ¿Sería viable el proyecto para este inversor?

Para averiguarlo se actualizan las citadas cantidades:

¿Cambiaría su decisión si la tasa de inflación anual fuese del 4%?

Como puede comprobarse, al incorporar el efecto de la inflación en la inversión analizada, el proyecto deja de ser interesante para el inversor, ya que el valor obtenido es negativo. Por tanto la incorporación de la inflación afecta de forma negativa a la valoración de la inversión.

Subir