guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Suspensión cautelar de cotización

Suspensión cautelar de cotización

Supensión, por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, de la negociación en el mercado de un determinado valor, con el objetivo, de que no se compren o vendan acciones a un precio que no se corresponda con la valoración objetiva de las mismas.

Contabilidad y finanzas

Concepto

Cuando se dan circunstancias que sean susceptibles de condicionar la necesaria transparencia de las cotizaciones de los valores cotizados en bolsa, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) puede suspender la negociación en el mercado de un determinado valor, hasta que la información que ha ocasionado la suspensión sea conocida y pueda ser valorada por los accionistas de la sociedad afectada y por los terceros que pudieran estar interesados en participar en dicha sociedad adquiriendo acciones.

El objetivo, obviamente, es que no se compren o vendan acciones a un precio que no se corresponda con la valoración objetiva de las mismas, puesto que la información que ha provocado la suspensión puede suponer un incremento o decremento sustanciales de la citada suspensión.

Características

Desgraciadamente, en muchos casos, esta suspensión se produce porque ya se ha detectado una compra o una venta masiva de valores, que ha conllevado un alza o una baja inusual de la cotización, y la CNMV se ve obligada a suspender cautelarmente y pedir aclaraciones e información complementaria a la entidad cotizada, manteniendo suspendida la cotización hasta que esa información se hace pública, o bien se desmiente que pueda existir alguna circunstancia que altere la cotización.

En muchos casos, estamos hablando de simples rumores infundados que son vertidos a la opinión pública por sujetos o entidades interesadas en que la cotización de las acciones se mueva en un determinado sentido. Lógicamente, la CNMV está obligada a abrir un expediente informativo que puede pasar a ser sancionatorio en el caso en que se compruebe que se ha producido una situación irregular.

Con la suspensión de cotización, accionistas y terceros se ven privados de poder comprar o vender las acciones en el mercado, aunque pueden hacerlo fuera de mercado, siempre que lo hagan a través de un miembro del mercado. La suspensión no suele prolongarse mucho en el tiempo; normalmente, suelen ser unas horas, o un día o dos, aunque hay casos en los que la situación es más compleja y se tarda más tiempo, por ejemplo, cuando se presenta una oferta pública de adquisición de acciones (OPA), momento en el que la CNMV está obligada a suspender la cotización de la sociedad afectada hasta que se publique el folleto explicativo de la oferta. Asimismo, en el caso de que se establezca un procedimiento concursal sobre la entidad cotizada, la suspensión será indefinida hasta que se resuelva el procedimiento, lo cual puede durar años, y acabar con la exclusión de cotización de la entidad, en el supuesto de que haya que disolverla.

Además de la CNMV, la Sociedad Rectora de una Bolsa de Valores puede suspender la cotización de una sociedad en caso de urgencia, ante noticias o incidencias en el desarrollo de una sesión bursátil que puedan afectar de forma atípica a la contratación de este valor. Evidentemente, se trata de una situación no habitual, y debe estar muy justificada.

Recuerde que...

  • Cuando se dan circunstancias que sean susceptibles de condicionar la necesaria transparencia de las cotizaciones de los valores cotizados en bolsa, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) puede suspender la negociación en el mercado de un determinado valor.
  • Se suspende la negociación hasta que la información que la ha ocasionado sea conocida y pueda ser valorada por los accionistas de la sociedad afectada y por los terceros que pudieran estar interesados en la adquisición de acciones.
  • También la Sociedad Rectora de una Bolsa de Valores puede suspender la cotización de una sociedad en caso de urgencia, ante noticias o incidencias en el desarrollo de una sesión bursátil que puedan afectar de forma atípica a la contratación de este valor.
  • Con la suspensión de cotización, accionistas y terceros se ven privados de poder comprar o vender las acciones en el mercado, aunque pueden hacerlo fuera de este, siempre que lo hagan a través de un miembro del mercado.
  • La suspensión no suele prolongarse mucho en el tiempo. Normalmente, unas horas o un día o dos, aunque hay casos en los que la situación es más compleja y se tarda más tiempo.
Subir