guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Ratio de sacrificio

Ratio de sacrificio

Mide el coste que debe experimentar una economía para lograr una reducción de su tasa de inflación mediante la aplicación de políticas de demanda restrictivas.

Contabilidad y finanzas

Concepto

La ratio de sacrificio mide el coste en términos reales —ya sea como pérdida de producción o como aumento de la tasa de paro— que debe experimentar una economía para lograr una reducción de su tasa de inflación mediante la aplicación de políticas de demanda restrictivas, por ejemplo a través de la elevación durante algunos períodos del tipo de interés que fija el banco central. En concreto, la ratio de sacrificio mide el tamaño de este sacrificio en relación con la reducción lograda en la inflación: es la pérdida real por cada punto de inflación reducido.

El cálculo de esta ratio suele hacerse a partir del supuesto de que estos costes tienen una duración temporal limitada, ya que al final del proceso la economía puede volver a su nivel de renta de equilibrio (llamada renta potencial) o a la misma tasa de paro en que se encontraba inicialmente (la tasa natural o tasa de paro no aceleradora de la inflación, NAIRU en sus siglas inglesas).

Como a corto plazo sí existe una relación inversa entre inflación y desempleo (la Curva de Phillips tiene pendiente negativa) para bajar la inflación deberá incurrirse durante algunos períodos en una tasa de paro más alta que la NAIRU. Pero como a largo plazo la Curva de Phillips es vertical, la economía se estabilizará sobre la misma tasa de paro que al principio. Por tanto, el sacrificio en que hay que incurrir es la diferencia transitoria entre la tasa de paro registrada mientras dura el proceso de reducción de inflación y la NAIRU. La ratio de sacrificio (RS) es el cociente entre este aumento del paro (U) y la reducción de la inflación (SÍMBOLO). Si el proceso de reducción de la inflación dura n períodos, sería:

RS = [(U0 - NAIRU) + (U1 - NAIRU) + ... + (Un - NAIRU)] / (л0 - л n)

Esta relación también suele expresarse en términos de la producción perdida. Al elevarse la tasa de paro, hay menos personas empleadas, y por tanto la producción (Y) es inferior a la que se hubiera obtenido si la economía hubiera estado en la NAIRU todo el tiempo. Este nivel de renta se denomina “renta potencial” (YPOT) y la ratio de sacrificio es el cociente entre la producción perdida en relación a este valor y la reducción en la tasa de inflación:

RS = [(Y0 - YPOT) + (Y1 - YPOT) + ... + (Yn - YPOT)] / (л 0 - л n)

Cómo se reduce la inflación y por qué hay que incurrir en un sacrificio

La Figura 1 ilustra el proceso de reducción de la inflación y el sacrificio en que se incurre. En ella se representa la Curva de Phillips a largo plazo (vertical sobre la NAIRU) y un conjunto de Curvas de Phillips a corto plazo (una para cada valor esperado de la inflación).

La economía se encuentra inicialmente con una tasa de inflación estabilizada en el 4 %, que coincide con la esperada. La tasa de paro es la de equilibrio. Sin embargo, el banco central considera excesiva esta tasa de inflación, y decide elevar el tipo de interés para reducirla hasta el 2 %. Como consecuencia, la tasa de paro se incrementa, y la economía se desplaza a lo largo de la Curva de Phillips a corto plazo.

Sin embargo, no será necesario seguir aumentando el paro para que la inflación siga reduciéndose: bastará con mantener una tasa de paro alta, superior a la NAIRU, aunque no necesariamente creciente. La razón es que los agentes ajustarán sus expectativas de inflación (que se está reduciendo) y esto se trasladará a menores aumentos salariales y de precios. La Curva de Phillips se desplaza hacia abajo.

Cuando la economía alcance la tasa de inflación que el banco central se ha fijado como objetivo (el 2 %) podrá volver a situar el tipo de interés en su valor inicial, y la tasa de paro podrá volver a su valor inicial (por eso se dice que la Curva de Phillips es vertical).

Ahora bien, esto no significa que el proceso de reducción de la inflación no haya tenido costes, que se mide en realidad por la distancia horizontal entre el valor de la tasa de paro de cada período y la NAIRU. Y no será realmente un coste transitorio, ya que toda la renta que se ha dejado de generar no se recuperará en el futuro (salvo que la menor inflación tenga efectos muy positivos sobre la tasa de crecimiento; pero esto es improbable cuando las tasas de inflación ya son reducidas como en este caso, situación en la que además la ratio de sacrificio suele ser mayor).

En la Figura 2 se recogen los costes en términos de producción perdida, medidos por el output gap (diferencia porcentual entre el PIB y el PIB potencial), que es negativo durante todo el proceso.

Factores que influyen en la ratio de sacrificio

La Ratio de Sacrificio difiere entre países y en diferentes situaciones, y los factores que más influyen en su valor son la credibilidad de las autoridades monetarias y la flexibilidad de los mercados de bienes y de trabajo:

  • Por credibilidad nos referimos a la confianza que los agentes económicos depositan en los anuncios del banco central, y particularmente en los objetivos que anuncia para su política monetaria, que normalmente se expresan en términos de la tasa de inflación. Si estos objetivos son creíbles, el banco central puede guiar más fácilmente las expectativas de inflación. En este caso, el efecto que esto tendría sería una reducción más rápida de estas expectativas (desde el 4 % inicial al 2 % final) y esto permitiría que la Curva de Phillips a acorto plazo se desplazase más rápidamente hacia abajo. Por ejemplo, porque las negociaciones salariales incorporan peticiones más moderadas, acordes con la menor tasa de inflación esperada, y la inflación se reduciría con un aumento más pequeño del paro (la ratio de sacrificio sería menor). Este caso se recoge en la Figura 3.
  • La flexibilidad de los mercados tiene que ver con la rapidez en que los precios y los salarios se ajustan a la reducción de la demanda que se produce como consecuencia de la subida de tipos de interés que está practicando el banco central. Si al aumentar el paro el crecimiento de los salarios se modera rápidamente, y la competencia fuerza a las empresas a moderar sus márgenes de beneficios al reducirse sus ventas, la inflación se reducirá también antes y con menos costes reales (la Curva de Phillips es más vertical).

¿Pueden ser permanentes los costes?

El razonamiento anterior está basado en el supuesto de que la renta potencial y la tasa de paro de equilibrio (la NAIRU) están determinados por factores de oferta que no se ven influidos por la política de demanda. Por eso, al final la economía puede volver al mismo punto de equilibrio, y el sacrificio es finito. Sin embargo, esto podría no ser así, como de hecho ponen de manifiesto los largos periodos de desempleo elevado que han seguido a las políticas de reducción de la inflación aplicadas en algunos países europeos desde los años ochenta —por ejemplo, España—. Puede ocurrir que la tasa de crecimiento del capital se vea afectada negativamente por un período de menor crecimiento económico (lo cual afecta negativamente a la capacidad productiva instalada) o que se limiten los procesos de innovación y crecimiento de la productividad. En ambos casos, el crecimiento potencial futuro será más bajo, y también la renta que es posible producir a largo plazo. También puede ser que en el mercado de trabajo se produzca un fenómeno de histéresis (la tasa de paro de equilibrio se eleva cuando se eleva la propia tasa de paro); por ejemplo, porque el paro prolongado acaba excluyendo del mercado de trabajo a algunas personas que, por perder su cualificación y la posibilidad de reciclarse en el trabajo, se convierten en desempleados estructurales. Cuando esto ocurre, la economía no vuelve a su equilibrio inicial, y la ratio de sacrificio minusvalora los costes de la reducción de la inflación. Como alternativa, las autoridades deberían evitar la aparición de periodos prolongados de desempleo y tratar de reducir la inflación por otras vías, como las políticas de rentas y estructurales.

Recuerde que...

  • Mide el tamaño del sacrificio en relación con la reducción lograda en la inflación: es la pérdida real por cada punto de inflación reducido.
  • La Ratio de Sacrificio difiere entre países y en diferentes situaciones.
  • Los factores que más influyen en su valor son la credibilidad de las autoridades monetarias y la flexibilidad de los mercados de bienes y de trabajo.
  • Credibilidad: confianza que los agentes económicos depositan en los anuncios del banco central, y en los objetivos que anuncia para su política monetaria.
  • Flexibilidad de los mercados: rapidez con que los precios y los salarios se ajustan a la reducción de la demanda producida como consecuencia de la subida de tipos de interés del banco central.
Subir