guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Psicología económica

Psicología económica

Estudio del comportamiento económico de individuos y grupos o como una búsqueda para comprender la experiencia humana y el comportamiento humano en contextos económicos.

Contabilidad y finanzas

Orígenes

La psicología económica reciente tiene sus orígenes en la llamada Escuela Psicológica Austríaca o Escuela Marginalista, desarrollada por los académicos Karl Menger, Böhn-Bawerk, Von Wieser, Sax, entre otros. Específicamente con la publicación de la obra de Karl Menger, Foundations of the National Economy (1871), se activa una iniciativa que pretendía crear una psicología económica basada en el concepto de utilidad marginal, planteada como un cálculo sistemático con dos variables: el placer y el dolor. Desde este planteamiento se podía entonces, proporcionar argumentos desde una perspectiva moral, dado que el placer era considerado como la mayor motivación humana, y por tanto también daría origen al comportamiento económico.

Antecedentes

Pero al margen de sus orígenes, la psicología económica surge, no como la crítica al no uso de técnicas psicológicas en los desarrollos económicos, sino como una crítica al tipo de psicología utilizada por los economistas, cuando consideraban las observaciones psicológicas implícitas a la teoría económica.

Un ejemplo de esta situación puede ser encontrada en Consumer image over the centuries. Glimpses from the history of economic psychology, donde se expone como Jeremy Bentham desarrolla el concepto de amor propio que había sido anteriormente discutido entre otros por Smith, pero concentrando ahora en el tema de la utilidad y en las maneras de maximizarlas. Él llegó incluso a crear una fórmula que permitiría calcular esta maximización, una vez que, para él, el individuo estaría, permanentemente, persiguiendo la utilidad, por medio de un proceso hedonista de buscar y encontrar el placer y evitar el dolor. De la misma forma, también los gobiernos debían, usar ese concepto de maximización de utilidad para las naciones.

Luego John Stuart Mill desarrolló de este abordaje su concepto del hombre económico y W. Stanley Jevons (1871) derivó la teoría de utilidad marginal de ella, añadiéndole cálculos matemáticos. Jevons encontró soporte en la creencia de Mill de que la economía debería sostenerse sobre una “ley psicológica obvia”, que podría ser descrita como la preferencia universal por ganancias mayores, en oposición a ganancias menores. Jevons añadió matemática deductiva a este objetivo de establecer algunas suposiciones básicas, que deberían ser, más tarde, probadas estadísticamente como hipótesis.

No obstante, el nacimiento de la psicología económica como disciplina, se sitúa en el año 1902, con la publicación del libro La psychologie economique, de Gabriel Tarde. Este libro era el compendio, en dos volúmenes, del curso que el autor ofrecía en el College de France y básicamente en él exploraba los procesos subjetivos subyacentes a los fenómenos económicos. Dichos procesos eran identificados por Tarde como la verdadera explicación a los fenómenos económicos y él usaba tres mecanismos psicológicos básicos para presentar ésta consideración: imitación, en el caso de la moda y actividades de transformación; repetición, para producción; e innovación, para propiedad y asociación.

Otras referencias a la psicología en la economía, pueden ser señaladas desde 1776 cuando Adam Smith describe su “Homo Economicus” y prosiguiendo hasta Carl Menger en 1871 con su enfoque sobre las variables subjetivas del comportamiento económico.

Asimismo se señala que Gabriel Tarde, el primer autor en adoptar la noción de psicología económica, criticó el hecho de que la economía no estuviese fundamentada en el concepto de la interacción social y sí en la premisa de la búsqueda individual de los propios intereses como verdadera motivación económica, obviando de esta forma los elementos sociales inherentes al individuo.

Esta distancia entre la psicología y el objetivo de los economistas, de hacer de la economía una ciencia exacta, que produjese leyes de validez general, está justificada, según George Katona por las siguientes consideraciones:

  • En primer lugar “Se creía que la conducta humana era más compleja y quizás diferente de la que implicaban los cálculos racionalistas-hedonísticos...”
  • En segundo lugar “...la joven psicología se separaba por si misma de las ciencias sociales. En los laboratorios experimentales, se polarizaba la atención hacia los procesos fisiológicos o lo que puede llamarse simple comportamiento... Además de los experimentos de laboratorio con unos cuantos seres humanos y con ratas, los psicólogos y los psiquiatras se han orientado al estudio de la conducta anormal”.
  • Y en tercer lugar... “Mucho antes de que la preponderancia de la conducta y el psicoanálisis en las escuelas de psicología dificultase el intercambio entre la psicología y las ciencias económicas, era una creencia muy extendida, entre los científicos sociales que los factores psicológicos eran indeterminados y no susceptibles de medición”.

    Más allá de las razones por las que la economía y la psicología se encontraban distanciadas, la perspectiva interdisciplinar adoptada al tratar los procesos económicos como manifestaciones de la conducta humana enriquece tanto a la economía como a la psicología.

Concepto

En este orden de ideas ya podemos aproximarnos al concepto de psicología económica, definida como el estudio del comportamiento económico de individuos y grupos o como una búsqueda para comprender la experiencia humana y el comportamiento humano en contextos económicos, que responde a la necesidad de ampliar la explicación de los fenómenos económicos desde una perspectiva que tuviese en cuenta las condiciones del ser humano como motor de estos fenómenos.

Esto significa que para comprender la complejidad de procesos que intervienen en el comportamiento económico, es necesario considerar que este no tiene lugar en el vacío o separado de otros aspectos del comportamiento humano, sino que involucra a la persona en su totalidad, con su historia, características personales, sociales y culturales y al contexto general en que ocurre el comportamiento.

Propósitos

Es así como entonces se pueden distinguir los siguientes propósitos en la investigación en psicología económica:

  • Proporcionar descripciones confiables de la conducta de los actores económicos y el proceso de toma de decisiones, suministrando modelos económicos descriptivos, en vez de normativos, como hace la economía.
  • Elaborar modelos de comprensión de la racionalidad económica y las formas cómo los individuos y colectivos comprenden el mundo de la economía y el impacto de los procesos económicos en la conducta social.
  • Elaborar modelos sobre los procesos de socialización y alfabetización económica.

Categorías

En cuanto a las categorías en las que se desarrolla la psicología económica, se destacan: teoría e historia (por ejemplo, cuadros de referencia teóricos, vida y obra de científicos); elección y teoría de decisión (por ejemplo, decisión bajo riesgo, comportamiento de elección, formación de preferencia; cooperación y teoría del juego; socialización (por ejemplo, socialización económica); empresa (comportamiento de empresa y empresario); mercado de trabajo (oferta de trabajo, experiencias de trabajo, renta y salario, desempleo); mercado (por ejemplo, competición de precios); actitudes y comportamiento financiero; comportamiento financiero doméstico (por ejemplo, ahorro, crédito y préstamo); inversión y mercado accionario; dinero, moneda e inflación; impuestos (actitudes frente a impuestos); gobierno y política económica (por ejemplo, seguridad, crecimiento y prosperidad); psicología del consumidor (comportamiento del consumidor, expectativas del consumidor, marketing y publicidad, actitudes del consumidor); psicología ambiental.

Recuerde que...

  • Explicación de los fenómenos económicos desde una perspectiva que tuviese en cuenta las condiciones del ser humano como motor de estos fenómenos.
  • Proporciona descripciones confiables de la conducta de los actores económicos y el proceso de toma de decisiones, suministrando modelos económicos descriptivos.
  • Elabora modelos de comprensión de la racionalidad económica y las formas cómo los individuos y colectivos comprenden el mundo de la economía y el impacto de los procesos económicos en la conducta social.
  • Elabora modelos sobre los procesos de socialización y alfabetización económica.
  • Categorías: teoría e historia, elección y teoría de decisión, cooperación y teoría del juego, socialización, mercado de trabajo, psicología ambiental….
Subir