guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Unidad de cuenta

Unidad de cuenta

Unidad estándar que ofrece una forma sistemática de expresar los precios de los bienes y servicios que se intercambian en la economía.

Contabilidad y finanzas

Unidad de cuenta es una unidad estándar que ofrece una forma sistemática de expresar los precios de los bienes y servicios que se intercambian en la economía. Desde este punto de vista, cualquier activo para poder ser considerado dinero (y por tanto moneda), debe cumplir esta función, permitiendo expresar el valor de los bienes y servicios en sus propios términos. De esta forma el dinero, al cumplir la función de unidad de cuenta, simplifica y favorece las transacciones comerciales. En ausencia del mismo, los precios de los bienes se expresan en términos del resto de bienes, existiendo una gran cantidad de precios relativos dificultando el intercambio. El dinero, al servir como unidad de cuenta, permite que todos los precios queden expresados en función de él mismo. Por ejemplo, en una economía que en la que se producen tres bienes, cerdos, vacas y gallinas, si no existe una moneda que sirva como unidad de cuenta existirán múltiples precios relativos: el valor del cerdo expresado en términos de vacas, el valor de los cerdos con respecto al de las gallinas, y el de las gallinas con respecto al de las vacas. Si existiera una moneda que funcionara como unidad de cuenta, el valor de cada bien, cerdo, gallina y vaca, quedaría expresado en términos de la moneda, y de esta manera el valor de todos los bienes entre sí. Así, si un cerdo valiera 1 unidad monetaria, una vaca 2 unidades monetarias y una gallina media unidad monetaria, sabríamos que un cerdo vale dos gallinas o media vaca, y lo sabríamos porque la moneda relacionaría el valor entre sí de todos los bienes al servir como unidad de cuenta.

El dinero como unidad de cuenta no tiene por qué existir físicamente. En el caso español, durante siglos se empleó el maravedí como unidad de cuenta, sin que dicha moneda existiera físicamente. El primer maravedí se acuñó en el año 1252, durante el reinado de Alfonso X el Sabio, si bien muy temprano se convirtió en una moneda virtual, empleada únicamente como unidad de cuenta (en el siglo XIX se llegó a acuñar una moneda de 8 maravedíes, pero apenas se utilizó). Así, durante el reinado de los Reyes Católicos se utilizaban para el comercio ducados, reales y blancas. El valor de todas estas monedas que eran utilizadas en el día a día por los españoles se encontraba relacionado a través del maravedí, que de esta manera, sin existir físicamente, se utilizaba como una moneda de cuenta. Así, un ducado valía 375 maravedíes, un real 34 y la moneda de vellón o “blanca” equivalía a 2,5 maravedíes. La reforma monetaria del año 1848 hizo desaparecer el maravedí como unidad de cuenta, a favor del real. Esta reforma fracasó, y una nueva ley promulgada en el año 1864 establecía como moneda y unidad de cuenta en España el escudo o medio duro dividido en 10 reales. En 1868 una nueva reforma monetaria promovida por el ministro de Hacienda, Laureano Figuerola, volvió a cambiar la unidad de cuenta monetaria en España por la peseta dividida en 100 céntimos. En este caso la moneda unidad de cuenta sí que existía físicamente.

Recuerde que...

  • El dinero, al cumplir la función de unidad de cuenta, simplifica y favorece las transacciones comerciales.
  • En ausencia del dinero, los precios de los bienes se expresan en términos del resto de bienes, existiendo una gran cantidad de precios relativos dificultando el intercambio.
Subir